Pasar al contenido principal

BadPower, un peligroso malware, se sale de la norma y ataca los cargadores rápidos de los móvil haciendo estallar su batería

Cargador móvil

Getty Images

  • BadPower es capaz de modificar el firmware de algunos cargadores rápidos y terminar con la vida de cualquier smartphone conectado.
  • El malware funciona de la siguiente manera: corrompe el cargador y detiene el chip de su firmware sobrecargando el teléfono con más voltios de los que puede aceptar.
  • El problema afecta a 18 tipos de cargadores de los cuales 11 podrían corromperse usando terminales u otros dispositivos que admiten carga rápida.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La carga rápida es uno de los elementos más útiles que tienen actualmente los dispositivos inteligentes. Poder cargar el smartphone del 0 al 100 en menos de 1 horaes uno de esos avances tecnológicos más interesantes de los últimos años y cada día que pasa, ese tiempo se reduce todavía más

Sin embargo, tal y como ha descubierto Xuanwu Lab de Tencent, información de la que se hace eco Android Authority ,existe una vulnerabilidad denominada BadPower capaz de modificar el firmware de algunos cargadores rápidos y terminar con la vida de cualquier smartphone conectado

El malware funciona de la siguiente manera: corrompe el cargador y detiene el chip de su firmware sobrecargando el teléfono con más voltios de los que puede aceptar. Si por ejemplo un cargador es capaz de transmitir 20 voltios y el dispositivo solo soporta 5 voltios, lo sobrecarga y puede causar que explote en llamas. 

Leer más: Una peligrosa mafia de 'ransomware' se está ensañando con usuarios particulares: libera un 'antídoto' que en realidad es un programa que encripta de nuevo todos los archivos

Varios investigadores de Tencent han puesto a prueba un dispositivo especial que hacía las veces de teléfono móvil para determinar la gravedad del problema y han encontrado que al menos 18 de los 35 cargadores que pusieron a prueba podrían ser vulnerables a BadPower. 

El problema se agrava cuando explican que de esos 18, 11 podrían corromperse usando terminales u otros dispositivos que admiten carga rápida. Eso sí, no dieron detalle sobre las empresas de esos cargadores afectados. 

Para controlar el problema, sugieren que las compañías deberían incluir fusibles adicionales para permitir una carga rápida de bajo voltaje y para el usuario que utiliza el dispositivo limitarse a utilizar el cargador específico que viene con el terminal y no utilizar ningún otro y tratar de proteger el dispositivo cómo sea para evitar ser una víctima del ataque. 

Y además