Pasar al contenido principal

Una provincia china ofrece 130 euros por identificar a personas que hayan visitado recientemente Wuhan y otra amenaza con la pena de muerte por propagar deliberadamente el coronavirus

Las autoridades desinfectan regularmente los espacios públicos.
Las autoridades desinfectan regularmente los espacios públicos. Getty
  • Las autoridades chinas están adoptando medidas cada vez más extremas para contener la propagación del coronavirus de Wuhan.
  • Incluso se ofrecen 1.000 yuanes (130 euros) por cada persona de Wuhan que sea identificada por los ciudadanos en otras provincias, según ha publicado el New York Times.
  • La provincia de Heilongjiang está amenazando con la pena de muerte a cualquier persona que sea sorprendida propagando el coronvairus, según el South China Morning Post.
  • En el este de la provincia de Jiangsu la policía parece estar utilizando postes de metal para bloquear la puerta de una familia que acababa de regresar de Wuhan.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

China lucha para contener la propagación del coronavirus de Wuhan con medidas cada vez más estrictas sobre la población que, según publican diversos medios, incluyen el pago de una recompensa de 1.000 yuanes (unos 130 euros al cambio) por notificar la presencia de personas que hayan llegado de Wuhan a otras provincias, e incluso la pena de muerte para quienes sean sorprendidos propagando el virus de forma deliberada.

Desde el estallido del brote del coronavirus en la provincia de Hubei, a finales de diciembre, las autoridades de todo el país han puesto en práctica controles estrictos que incluyen puntos de control para tomar la temperatura de los ciudadanos en cabinas de peaje, hoteles, tiendas de alimentación o estaciones de tren.

Varias ciudades, incluyendo Wuhan, han sido aisladas del resto del país. Las autoridades piden a cualquier persona que haya visitado la región de Hubei que se imponga una cuarentena de 14 días para evitar más contagios.

Sin embargo, las autoridades de todo el país están tomando medidas cada vez más "autoritarias" en los últimos días con el objetivo de impedir que siga aumentando el número de infectados.

Según publica el New York Times, una región dentro de la provincia septentrional de Hubei al parecer está ofreciendo recompensas de hasta 1.000 yenes (unos 130 euros al cambio) por notificar la presencia de cualquier persona que haya estado recientemente en Wuhan.

Médicos en Wuhan, China, durante el brote de coronavirus que ha llevado a la ciudad a una situación crítica.
Médicos en Wuhan, China, durante el brote de coronavirus que ha llevado a la ciudad a una situación crítica. THE CENTRAL HOSPITAL OF WUHAN VIA WEIBO /via REUTERS

En otras áreas, los ciudadanos están siendo aislados en sus propias casas por las autoridades. En la provincia de Jiangsu, al este del país, la policía al parecer ha utilizado barras de metal para bloquear la puerta de una familia que acababa de volver de Wuhan, asegura el diario estadounidense.

Para comer, la familia tiene que depender de sus vecinos que dejan caer comida sobre su balcón trasero, según explica el NYT a partir de la información de medios locales.

Los tribunales de diferentes provincias de China también han publicado en las últimas jornadas nuevas directrices sobre la aplicación de las leyes con el objetivo de contener el brote.

La provincia de Heilongjiang parece haber tomado el camino más extremo al anunciar que cualquiera que propague el coronavirus de forma deliberada para causar un problema de salud pública se puede enfrentar a la pena de muerte, según ha publicado el South China Morning Post.

Leer más: China termina en sólo 10 días el hospital de Wuhan: así es por dentro el hospital para los pacientes del coronavirus

En la ciudad de Tianjin, una importante población portuaria situada en el noreste de China, una mujer fue detenida este martes después de haber "ocultado deliberadamente" haber mantenido contacto con alguien de la zona afectada por el coronavirus, según el Straits Times.

La mujer de 36 años quedó bajo custodia policial por "detención administrativa", aunque no se han divulgado más detalles sobre qué hizo exactamente ni sobre cuándo será liberada.

En el momento de escribir estas líneas el coronavirus de Wuhan se ha cobrado 425 víctimas mortales en toda China, con dos muertes más fuera del país: una en Filipinas y otra, confirmada en las últimas horas, en Hong Kong.

La provincia de Hubei, epicentro del brote, ha anunciado este martes que las muertes por el coronavirus habían crecido hasta las 414 después de confirmar 64 fallecidos en las últimas horas.

Más información sobre el coronavirus de Wuhan en Business Insider

Y además