Pasar al contenido principal

Qué es una ola de calor y por qué se forma este fenómeno

Ola de calor
Reuters

Cada vez que llega el verano se hace habitual hablar de las olas de calor. Durante esta época del año las temperaturas son muy elevadas, a veces el termómetro marca números tan altos que ciertas actividades se hacen complicadas e incluso peligrosas, sobre todo si las practicas al aire libre.

Pero esto no significa que siempre que suba la temperatura se deba a una ola de calor. De hecho, estos fenómenos son muy específicos y se producen en ocasiones concretas por determinados factores.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) se considera ola de calor a "un episodio de al menos 3 días consecutivos, en que como mínimo el 10% de las estaciones consideradas registran máximas por encima del percentil del 95% de su serie de temperaturas máximas diarias de los meses de julio y agosto del período 1971-2000".

Es decir, no sólo es suficiente con que la temperatura sea elevada, sino que se deben dar unas temperaturas concretas durante al menos 3 días seguidos, y que sean más altas de lo normal en verano en esa zona en concreto.

Leer más: La OMS advierte de que la pandemia es una ola continua y no será estacional

Para estimar lo que es una ola de calor, la Aemet establece una temperatura umbral a cada una de las estaciones meteorológicas que tiene repartidas en España. A partir de esto se buscan y se analizan los episodios que son susceptibles de ser considerados como ola de calor, y que se dividen en 3 etapas:

  1. Se obtienen los episodios cálidos de cada una de las estaciones seleccionadas. Estos fenómenos se tienen que dar al menos durante 3 días consecutivos en una zona concreta, y su temperatura máxima debe alcanzar o superar la temperatura umbral
  2. En esta segunda etapa se determinan los llamados días cálidos, aquellos en los que al menos el 10% de las estaciones analizadas se encuentran en la primera etapa.
  3. Por último se localiza la ola de calor, que son todos los episodios de 3 o más días cálidos consecutivos.

Si alguno de estos 3 criterios se incumplen no se puede hablar de ola de calor, y se tratará tan solo de las habituales temperaturas elevadas del verano.

Cómo se forma una ola de calor y hasta qué punto puede afectar el cambio climático

Según el servicio estatal de meteorología de Estados Unidos una ola de calor se forma cuando una masa de aire cálido que viene de otro continente se posa sobre una región durante varios días consecutivos, o incluso durante algunas semanas, haciendo que las temperaturas se eleven hasta alcanzar máximos poco habituales.

Las corrientes en chorro son también básicas para comprender cómo se puede generar una ola de calor actualmente, y por qué serán agresivas con el paso del tiempo.

Estas bandas delgadas de viento se mueven por encima de la atmósfera y soplan de este a oeste, aunque en ocasiones lo hacen de norte a sur. Además, su comportamiento cambia cuando entran en contacto con los gases de efecto invernadero.

Leer más: La hipnotizante animación de un científico que muestra cómo todo el sistema solar orbita alrededor de un centro invisible... y no es el Sol

Según un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos), los científicos han observado que el rápido calentamiento del Ártico, la contaminación y el cambio climático han terminado por afectar a la corriente en chorro, y que esto tiene incidencias en el clima, concretamente haciendo aumentar las temperaturas y generando nuevas olas de calor.

Por lo tanto, si no se reducen las emisiones contaminantes las olas de calor serán cada vez más difíciles de soportar, ya que producirán temperaturas más elevadas. De hecho, los científicos señalan que si las emisiones no se han reducido a la mitad en el año 2030 las consecuencias pueden ser catastróficas.

Por último, no está de más recordar las recomendaciones sanitarias para protegerte en una ola de calor. El Ministerio de Sanidad aconseja beber mucha agua sin esperar a tener sed, permanecer en lugares frescos y evitar las comidas copiosas y las actividades en el exterior.

Y además