Elon Musk pregona un futuro prometedor para Optimus, el robot humanoide de Tesla, pero varios expertos lo cuestionan

Optimus, el robot humanoide de Tesla.
Optimus, el robot humanoide de Tesla.

Tesla

Cuando Elon Musk presentó un prototipo del robot Optimus de Tesla, prometió que el humanoide cambiaría algún día la forma de vivir y trabajar de la gente, pero algunos expertos son menos optimistas.

El investigador de IA Filip Piekniewski cuenta a Business Insider que el robot ?no se distingue de otros proyectos similares?, después de tuitear que el Día de la IA de Tesla del mes pasado era "deleznable al siguiente nivel? y una "estafa total y absoluta?

Por su parte, Melonee Wise, vicepresidenta de Automatización Robótica en Zebra Technologies, asegura que el dispositivo parecía "muy por detrás" de otras empresas tecnológicas, incluyendo Boston Dynamics.

"No hay nada particularmente sorprendente en ello y cualquier empresa con suficiente presupuesto podría montar una demostración similar en unos meses", opina Piekniewski.

Piekniewski apunta que el robot no "se ajusta a las afirmaciones de Elon Musk" acerca de que revolucionará el entorno laboral. Musk ha dicho que los robots podrían llegar a sustituir a los trabajadores de las fábricas e incluso podrían servir de cuidadores.

Los robots de reparto autónomos ya están en las calles: ¿estamos preparados para vivir juntos?

Pero Piekniewski pone en duda esas afirmaciones. "Los robots no tienen nada ni remotamente parecido a un cerebro", dice. "Sí, puedes conseguir que realicen tareas sencillas y que muestren niveles superficiales de conciencia de la situación, pero basta con que un solo detalle se salga de lo esperado para que el robot caiga rápidamente en una serie de errores que suelen acabar en un desastre irrecuperable".

Davide Scaramuzza, director del Grupo de Robótica y Percepción de la Universidad de Zúrich, añade que la demostración del robot fue "mejor de lo esperado", pero solo porque el año pasado Tesla reveló sus planes para un robot humanoide y sacó un hombre disfrazado de robot. 

Este año, en el segundo Día de la Inteligencia Artificial de Tesla, un prototipo del robot Optimus subió lentamente al escenario y saludó al público. Musk dijo que era la primera vez que el bot caminaba "sin ningún apoyo". El multimillonario también presentó otro prototipo que parecía más cercano a la producción, pero que tuvo que ser llevado en silla de ruedas al escenario por varios trabajadores.

el robot humanoide de Tesla, sujeto por varios empleados.

"El robot puede hacer en realidad mucho más de lo que os hemos mostrado, solo que no queríamos que se cayera de bruces", dijo Musk a los espectadores. Prometió que el robot costará algún día menos de 20.000 dólares y dijo que el fabricante de automóviles espera empezar a recibir pedidos de él en los próximos tres o cinco años, ambos planes, según los expertos, son factibles, pero dependiendo de las expectativas que se tengan del robot.

"Construir un robot para ser utilizado en el mundo real es mucho más difícil de lo que la mayoría puede pensar", asegura Dennis Hong, profesor de ingeniería y robótica de la Universidad de California en Los Ángeles. "No creo que vayamos a tener pronto robots mayordomos humanoides que puedan lavar los platos, sacar la basura y hacer la compra. Pero empezando por algo mucho más sencillo, soy cautelosamente optimista".

El último avance en IA: crean un robot que tiene "conciencia tridimensional" de sí mismo

Un vídeo de demostración en el evento también mostró al robot recogiendo y transportando cajas en la fábrica de Tesla en Fremont, California, así como regando plantas.

Christian Hubicki, profesor de robótica de la Universidad del Estado de Florida, y Scaramuzza, profesor de la Universidad de Zúrich, afirman a Business Insider que la demostración en vivo parecía muy guionizada y controlada. Cynthia Yeung, jefa de producto de Plus One Robotics, asegura que el robot estaba preprogramado para ejecutar la rutina o era teleoperado.

"Si los objetos se movieran un centímetro, el robot ya no sería capaz de agarrarlos", explica Scaramuzza, que cree que Tesla está a más de una década de distancia de un robot que pueda rendir mejor que un trabajador humano. 

Según varios expertos, el robot Optimus destaca en un aspecto: sus manos

Animesh Garg, profesor de robótica de la Universidad de Toronto, califica las manos del robot de "impresionantes". Hubicki señaló que la mayor destreza de las manos del robot podría dar al robot humanoide una ventaja sobre otros robots como el Atlas de Boston Dynamics a la hora de agarrar "objetos más pequeños y complejos".

Por su parte, Jonathan Aitken, profesor de robótica de la Universidad de Sheffield, califica a Tesla de "bien situada" para utilizar su tecnología de navegación de autoconducción completa para avanzar en la robótica.

Otros artículos interesantes:

Elon Musk se perfila como el mayor perdedor en la compra de Twitter

Elon Musk nunca admite una derrota, pero el CEO de Tesla y SpaceX acaba de hacerlo en su encarnizada batalla contra Twitter

Elon Musk dice que la compra de Twitter acelerará la creación de X, su discutida "app para todo"

Te recomendamos