Los españoles pagan más con tarjeta desde el inicio de la pandemia, pero el volumen de gasto es el más bajo en décadas

Cajero automático
Reuters
  • El pago con tarjeta se ha disparado desde el inicio de la pandemia, con un 4,4% más de operaciones en 2020, pero el volumen de gasto cae a 31 euros por operación en el primer trimestre de 2021, según datos del Banco de España recogidos por Cinco Días.
  • El uso de efectivo se reduce, con un 30% menos de operaciones en cajeros automáticos y un 18,4% menos de dinero en metálico retirado, mientras que el parque de cajeros se ha reducido un 21% entre 2008 y marzo de este año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El coronavirus, además de cambiar costumbres higiénicas, espacios de trabajo o posibilidades de movimiento, también ha afectado directamente al bolsillo de los españoles o, más concretamente, a la forma en la que gastan su dinero. Así, al inicio de la pandemia, muchos establecimientos favorecieron el pago con tarjeta y la operativa contactless para evitar posibles focos de contagio con el intercambio de billetes y monedas.

15 meses después, es posible comprobar cómo ese cambio de hábitos, sumado al fuerte despegue del comercio electrónico, que ha multiplicado por 5 su volumen de ventas a lo largo de 2020, ha impactado directamente en los formatos de pago, en los que la tarjeta y los pagos digitalizados han desplazado de forma decisiva al efectivo, una evolución que podría asentarse definitivamente al mismo tiempo que se limita el uso de dinero en metálico como vía para reducir el fraude.

Para corroborar esa tendencia, las últimas cifras de pagos y uso de tarjetas y cajeros bancarios del Banco de España confirman que los españoles cada vez pagan más a menudo con tarjeta, aunque su gasto se ha reducido por primera vez en 9 años y hasta niveles históricos, mientras que se acercan cada vez menos al cajero automático y para retirar un volumen menor de efectivo, un fenómeno que coindice con la paulatina desaparición de esos servicios, según Cinco Días.

Así, en 2020 se realizaron 4.700 millones de operaciones de pago con tarjeta, casi 5 veces más que hace 18 años, aunque solo ha aumentado un 4,4% respecto a 2019, lo que supone su menor subida desde 2013 tras varios años consecutivos creciendo a ritmo de más de un 10% interanual, según el diario financiero del Grupo Prisa, que destaca que en el primer trimestre se han registrado unas 1.260 millones de transacciones con tarjeta, un 15% más que en 2020.

No obstante, el crecimiento de las operaciones se corresponde con una bajada en el importe total que se ha pagado con tarjeta, que ha caído un 0,5% respecto a 2019 y se ha quedado en 160.500 millones de euros, casi 4 veces más que en 2002, aunque el nuevo año da a entender un posible mayor retroceso en 2021, con apenas 39.000 millones de euros destinados a operaciones de pago con tarjeta entre enero y marzo de este año.

La pandemia está provocando un "cambio permanente" en los hábitos de pago de los europeos, según datos de Visa: las tarjetas de débito y los pagos digitales acorralan al dinero físico

En lo que respecta al importe medio por operación de pago con tarjeta bancaria, ha pasado de 36 euros en 2019 a 34 euros en 2020, cifras que están muy alejadas de los niveles por encima de los 50 euros por transacción que se registraban antes de la anterior crisis financiera y de los 47 euros por operación que suponía el importe medio hace 18 años, según Cinco Días, que destaca que en el primer trimestre de 2021 se ha registrado el mínimo histórico de 31 euros por operación.

En cuanto al uso de efectivo, los datos del Banco de España reflejan una caída en uno de sus principales factores de uso, los cajeros automáticos, que registraron un 31,25% menos de operaciones en 2020 respecto al año anterior y un 18,36% menos de volumen de efectivo retirado que en 2019, hasta 102.200 millones de euros, lo que provocó que el importe medio por operación aumentase a 164 euros, 26 euros más que en el periodo previo.

Este fenómeno se puede atribuir a las medidas de restricción de movilidad durante la pandemia, aunque también a la progresiva desaparición de los cajeros automáticos, que se han reducido un 21% desde los 61.700 que había en 2008 a los 48.700 que se contabilizaron en marzo de 2021, en una tendencia que se suma a los cierres de oficinas y recortes de plantilla en la banca, que han reducido la red bancaria a su mínimo en 45 años.

LEER TAMBIÉN: La pandemia da alas al comercio online en España: es el país donde crece a mayor velocidad y el número de transacciones marcaron récord durante los meses del confinamiento

LEER TAMBIÉN: El dinero en efectivo podría estar propagando el coronavirus, según la OMS

LEER TAMBIÉN: Así puede afectarte la nueva ley contra el fraude fiscal: límites al pago en efectivo, controles a las criptomonedas, inspecciones y nuevos requisitos para sicavs

VER AHORA: Qué es Twitch y por qué está tan de moda