Los posibles beneficios para tu cuerpo que tiene comer cebollas de manera frecuente

cortar cebolla, cocinar
  • Aunque tengan mal olor y hagan llorar no deberías excluir de tu dieta las cebollas.
  • Estos alimentos están cargados de antioxidantes y vitaminas por lo que comerlos de manera frecuente puede ayudarte a tener una vida más saludable.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Comer todos los días cebolla quizá no suene muy apetecible. Lo primero que seguramente te venga a la cabeza cuando pienses en este alimento sea en su mal olor.

Pero más allá, de ese pequeño inconveniente, o de que pueda hacerte llorar al cortarla,comer cebolla de manera frecuente tendrá bastantes beneficios para tu cuerpo.

Pertenencen al géneo Allium, junto al ajo, la chalota, o los puerros. Todos ellos se caracterizan por ser plantas bulbosas y por tener una serie de propiedades para el organismo que ha hecho que en la medicina tradicional sean considerados alimentos medicinales.

Las cebollas son buenas fuentes de vitamina C, vitamina B6, potasio y ácido fólico. También en azufre, antioxidantes y ciertos fotoquímicos, lo que ha llevado a algunas investigaciones a sugerir que estos alimentos puedan tener propiedades antibacterianas, antivirales y antiinflamatorias.

Esto sumado a que es un elemento más que habitual de las cocinas españolas, con el que dar sabor a los platos, hace que no haya motivos para no comer de manera frecuente cebollas.

Bueno sí, hay uno. Este alimento es uno de los considerados FODMAP, el acrónimo en inglés de una serie de carbohidratos que generan efectos asociados al colon irritable. Por lo que si padeces esta afección incluir la cebolla en tu dieta puede no ser lo más recomendable. Mejor, antes consulta aun médico.

Hecha esta advertencia, aquí todos los beneficios para tu cuerpo que tendrá comer cebolla de manera habitual.

Mejoran tu flora intestinal

El truco definitivo para cortar una cebolla sin llorar, según Lidl

Los vegetales allium ayudarán a tu salud intestinal, pues contienen prebióticos, es decir, compuestos que alimentan a los microorganismos en los alimentos fermentados. 

Una revisión de estudios de 2018 encontró que la fibra prebiótica, como la de la cebolla o el ajo, puede ser incluso mejor para el intestino que la obtenida de frutas, verduras y cereales integrales. ? Prebióticos refiere a que contienen compuestos que pueden ayudar a los microorgansmos presentes en los probióticos?-

El análisis mostró que, en comparación con otros tipos de fibra, el consumo de fibras prebióticas resultó en niveles más altos de "bacterias buenas" Bifidobacterium y Lactobacillus en el intestino. Estas ayudan, por ejemplo, a que el sistema digestivo funcione de manera eficaz.

Podrían cuidar tu salud cardiovascular

Cebollas

Las cebollas contienen grandes cantidades de alicina y quercitina, sustancias que también tendrían un papel importante en la salud cardiovascular".

La quercetina es un antioxidante con un potente efecto antiinflamatorio, que podría ser efectivo a la hora de reducir el riesgo de hipertensión.

Un pequeño estudio sobre 70 personas con sobrepeso y presión arterial alta encontró que cierta dosis extracto de cebolla rico en quercetina redujo significativamente la presión arterial sistólica en comparación con un placebo (7 Fuente de confianza).

Otro pequeño estudio centrado en 54 mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP) determinó que un consumo frecuente de cebollas rojas crudas (unos 40 o 50 gramos diarios para aquellas que tenían sobrepeso) durante 8 semanas redujo tanto los niveles de colesterol total y de colesterol "malo"  en comparación con un grupo de control.

No obstante una revisión centrada en experimentos en humanos informó resultados contradictorios sobre los beneficios de las cebollas en la salud cardiovascular.

Son buena fuente de antioxidantes 

Cebollas

Las cebollas son una fuente destacada de flavonoides, unos compuestos con propiedades antioxidantes en tu cuerpo. 

No solo combaten los efectos de los radicales libres en tu cuerpo, además algunas investigaciones han vinculado estos compuestos con un menor riesgo de enfermedades neurodegenerativas e incluso de cáncer.

Las cebollas incorporan también cantidades destacas de vitamina C, otro potente antioxidante que preserva del estrés oxidativo.

Pueden reducir el riesgo de cáncer

Una mujer es atendida por una médico.

Comer alimentos del género Allium, como las cebollas, podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer gástrico, según apunta una revisión de estudios.

De acuerdo a esta, aquellas personas que consumían cantidades más altas de estos vegetales tenían un 22% menos de probabilidades de padecer la enfermedad.

Otra revisión de estudios de 2014 sugirió que "la ingesta alta de vegetales allium totales puede estar asociada con una reducción del riesgo de pólipos colorrectales", los cuales en algunas ocasiones pueden volverse cancerosos.

Aunque si bien las evidencias científicas muestren cómo ciertos compuestos de los alimentos puedan tener efectos beneficiosos para la salud, es importante entender que en general estos componentes no actúan en el organismo de manera aislada. La clave es más bien asegurarse de consumir una amplia variedad de alimentos, sobre todo vegetales, para obtener la gama completa de sustancias que protegen la salud.

Otros artículos interesantes:

Esto es lo que las frutas y verduras harán por tu salud en función de su color

¿Es posible adelgazar solo tomando más cafeína? Todo lo que debes saber sobre la llamada dieta del café

Síntomas que indican que tienes una deficiencia de folato y cómo tratarlo eficazmente

Te recomendamos