Pasar al contenido principal

Cómo saber si puedes tener síndrome del colon irritable y cómo se diagnostica

Adding more fiber to your diet can help deal with IBS symptoms.
Moyo Studio/Getty Images

  • Es posible que tengas el síndrome del intestino irritable (SII) —también conocido como colon irritable— si tienes síntomas como dolor abdominal, hinchazón y gases, calambres, diarrea o estreñimiento.
  • Un médico puede evaluar tus síntomas y realizarte un análisis de sangre y heces para confirmar el diagnóstico.
  • El colon irritable generalmente está causado por una infección intestinal, un crecimiento excesivo de bacterias en el intestino o una afección de salud mental como ansiedad o depresión.
  • Este artículo ha sido revisado por Rudolph Bedford, gastroenterólogo del Providence Saint John's Health Center en Santa Mónica, California.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El síndrome del intestino irritable, o colon irritable, es una afección que ataca al intestino grueso y puede causar malestar abdominal, estreñimiento y diarrea.  Esto es lo que necesitas saber sobre el SII y cómo se trata.

Leer más: Bill Gates dice que una "innovadora" dieta basada en los microbios que viven en tu intestino podría ayudar a resolver el problema alimentario del mundo

¿Qué es el SII?

El SII es un trastorno gastrointestinal que afecta principalmente al intestino grueso, también conocido como colon. Mientras que otras afecciones gastrointestinales pueden causar daño visible a los intestinos, el colon irritable no lo hace. Se considera un trastorno cerebro-intestinal, en el que el cerebro y el intestino no funcionan juntos de manera óptima, lo que puede resultar en una mayor sensibilidad.

Aunque no pone en peligro la vida, puede ser duradero y los síntomas pueden afectar a nuestra calidad de vida si no se controlan.

Existen 3 subconjuntos principales de SII, según sus síntomas principales:

  • Colon irritable con diarrea: la diarrea y las heces blandas son más predominantes que el estreñimiento.
  • Colon irritable con estreñimiento: el estreñimiento es más predominante que la diarrea.
  • Colon irritable mixto: experimenta una combinación de estreñimiento y diarrea y ambos pueden alternarse con frecuencia.

Síntomas de colon irritable

El colon irritable produce una variedad de síntomas gastrointestinales. Según James Buxbaum, gastroenterólogo de la Keck Medicine de la Universidad del Sur de California, estos síntomas incluyen:

  • Dolor abdominal
  • Hinchazón y gases
  • Calambres
  • Diarrea
  • Estreñimiento

Si bien la mayoría de las personas experimentan uno o más de estos síntomas de vez en cuando, eso no significa que tengan colon irritable.

"Aunque los síntomas como el estreñimiento y la diarrea son casi universales, solo el 10-20% de los pacientes presentan una persistencia y gravedad para cumplir con el diagnóstico del síndrome del intestino irritable", dice Buxbaum.

Según él, un diagnóstico de colon irritable requiere estos 2:

  • 3 meses de síntomas de malestar abdominal.
  • Un cambio en la frecuencia o forma de las heces en los 6 meses anteriores.

Diagnóstico de colon irritable

El colon irritable se diagnostica generalmente por el médico teniendo en cuenta tu historial, preguntando sobre tus síntomas y realizando algunas pruebas. Gran parte de las pruebas se realizarán para descartar algo más grave, como la EII (enfermedad inflamatoria intestinal).

El médico te preguntará acerca de tus síntomas, la gravedad y la frecuencia de los mismos, así como algunas preguntas más específicas. Por ejemplo, Buxbaum dice que una señal puede ser el hecho de tener estos síntomas solo durante el día, que es más típico del SII que de la EII. Padeciendo esta última, alguien podría despertarse en medio de la noche y tener diarrea. Algunas otras señales de que es EII en lugar de SII son:

  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Sangre en las heces

Tu médico también puede realizar algún análisis de sangre y heces para detectar marcadores inflamatorios. Si estas pruebas resultan normales, Buxbaum dice que es alentador que un paciente esté experimentando colon irritable y no eii. Además, en casos delicados y dependiendo de la edad, se puede realizar una colonoscopia.

El diagnóstico requiere 3 meses de síntomas de malestar abdominal con un cambio en la frecuencia o forma de las heces a partir de los 6 meses anteriores.

Causas del colon irritable

Los expertos no están seguros de qué causa el colon irritable, pero existen algunos factores que pueden aumentar el riesgo de una persona, entre ellos:

  • Infección intestinal. Contraer una infección en el intestino como E. Coli, por ejemplo, según Buxbaum, debido a una desregulación del sistema inmunológico intestinal, implicaría que el colon irritable apareciera poco después.
  • El crecimiento excesivo de bacterias como SIBO (crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado) puede causar colon irritable. "Probablemente causa una desregulación del sistema inmunológico intestinal. Además, la producción de gas relacionada con estas bacterias puede percibirse como una hinchazón intensa para las personas con hipersensibilidad visceral [mayor sensibilidad al dolor en los órganos]", explica Buxbaum.
  • Condición de salud mental como ansiedad, depresión o antecedentes de trauma. Buxbaum dice que estas afecciones están asociadas con hipersensibilidad visceral, razón por la cual las personas que las padecen pueden tener más probabilidades de desarrollar colon irritable. Se cree que la hipersensibilidad visceral juega un papel importante.
  • Predisposición genética. Si tu familia tiene antecedentes de colon irritable, es más probable que lo contraigas.

Tratamiento del colon irritable

Una vez que tu médico haya descartado otras afecciones gastrointestinales, como la EII, puedes comenzar tu camino hacia la recuperación del síndrome del intestino irritable. Hay varios tratamientos disponibles para ayudar a las personas con colon irritable a vivir más cómodamente al reducir los brotes y los síntomas. Aquí hay diferentes tratamientos, tanto recetados como de venta libre.

Medicamentos recetados:

  • Antiespasmódicos: un antiespasmódico es un medicamento contra los espasmos que puede relajar los músculos del tracto digestivo y aliviar los calambres que causa el colon irritable. Buxbaum dice que 2 de los antiespasmódicos más comúnmente recetados para el colon irritable son Bentyl y Levsin.
  • Medicamentos para el estreñimiento: hay algunos medicamentos que pueden ayudar a que haya más líquido en el intestino, según Buxbaum, que pueden ayudar a aliviar el estreñimiento en las personas con colon irritable con estreñimiento. Amitiza y Linzess son 2 opciones de prescripción populares en esta categoría.
  • Antidepresivos: en los casos de colon irritable donde hay un componente de ansiedad y el estrés es un desencadenante importante de los episodios, se pueden recetar antidepresivos, según Buxbaum. Los antidepresivos no son solo para la depresión, se usan comúnmente para tratar la ansiedad. Controlar la ansiedad puede ser clave para controlar los síntomas del síndrome del intestino irritable.

Cambios en la dieta y el estilo de vida

Muchas personas pueden ayudar a controlar sus síntomas mediante un cambio en la dieta.

  • Añadir fibra: Buxbaum explica que, el aumento de la ingesta de fibra es especialmente importante para las personas que tienen estreñimiento. Dice que la fibra puede aumentar el volumen de las heces y mejorar la frecuencia con la que defecamos. Si tienes para comer fibra, puedes probar un suplemento como Metamucil.
  • Evitar los alimentos que pueden desencadenar los síntomas del colon irritable: la dieta juega un papel muy importante en el SII y evitar los alimentos y bebidas que se sabe que provocan gases e hinchazón, así como los alimentos que pueden causar diarrea o estreñimiento. Buxbaum recomienda evitar:
    • Productos lácteos que incluyan lactosa
    • Ciertas frutas como manzanas, mangos, peras y duraznos
    • Ciertas verduras como coles de Bruselas, brócoli, espárragos y coliflor
    • Alimentos ricos en galactooligosacáridos (GOS) como productos de soja y legumbres
    • Edulcorantes artificiales
    • Alcohol 
    • Cafeína
    • Bebidas con gas

Además de todos estos consejos, Buxbaum añade que es importante contar con un médico en quien confíes y que sepa escuchar.

Y además