Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando comes tofu, una de las fuentes más preciadas de proteína vegetal

Tofu

Getty Images

  • La leyenda dice que el tofu fue descubierto en la época de la dinastía de Han, en el 160 a.C, al cuajar la leche de soja por casualidad con un alga en la búsqueda de una píldora para alcanzar la inmortalidad. 
  • Lo que se sabe que es cierto es que esta proteína vegetal es fantástica para mejorar el bienestar y reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, obesidad o diabetes.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El tofu es uno de los alimentos más consumidos en Japón y China, pero con el paso de los años ha ganado importancia también en los países occidentales. Se emplea en múltiples de platos para sustituir a la carne gracias a su alto contenido en proteínas, pero ofrece numerosos beneficios extra para la salud. 

Tal y como explican desde Healthline, el tofu se elabora con leche de soja coagulada mediante un proceso similar al de la elaboración de queso. Las semillas de soja se secan y se prensan en un bloque mediante el uso de coagulantes como el sulfato de calcio o el cloruro de magnesio. 

Existen diversos tipos de tofu como el firme, más utilizado en preparaciones saladas y el silken, comúnmente destinado a postres. 

Este alimento económico y versátil destaca por ser esencial dentro de las dietas veganas y vegetarianas, así como entre aquellas personas que quieren reducir el consumo de proteína de origen animal. 

Pero no solo es una excelente fuente proteica, sino que sus beneficios se cuentan a patadas.

He aquí algunas de las consecuencias de comer tofu con frecuencia.

Pocas calorías pero muchos nutrientes

En comparación con su escasa proporción de calorías, el tofu es rico en nutrientes: tiene todos los aminoácidos esenciales, fibra y numerosos minerales como manganeso, calcio, selenio, fósforo, magnesio, hierro o zinc. 

El tofu también proporciona pequeñas cantidades de tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B-6, colina, manganeso y selenio, y también tiene un alto contenido de grasas poliinsaturadas saludables, especialmente ácido alfa-linolénico omega-3.

Además de saludable y rico en nutrientes, el tofu es un alimento indicado para el control del peso, ya que su alta proporción en proteínas sacia, tal y como detallan varios dietistas a Popsugar.

Reduce el colesterol malo

Tofu

Sherman Kwan/Unsplash

Las isoflavonas pertenecientes a la soja contribuyen a reducir los niveles de colesterol malo y ayudan a disminuir los marcadores de riesgo asociados a las enfermedades cardiovasculares, según Medical News Today. 

La FDA ha establecido 25 gramos al día de proteína de soja como la ingesta mínima necesaria para afectar los niveles de colesterol.

Previene la presión arterial alta

Así lo concluye un estudio de 2018 en The Journal of Scientific & Technical Research. Gracias a las isoflavonas es posible mejorar la elasticidad de las arterias y derivar el correcto flujo de sangre al corazón. 

Además, al sustituir otras fuentes de proteína animal como la carne roja también merma el peligro de padecer problemas como la aterosclerosis e hipertensión arterial. 

Por su parte, la Escuela de Salud Pública de Harvard descubrió que incluso pequeñas cantidades de carne roja pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular. 

Propiedades antioxidantes contra el cáncer

Diversos estudios apuntan a las propiedades antioxidantes de la genisteína, otra isoflavona predominante en la soja. Estas podrían inhibir el crecimiento de células cancerosas. 

A la espera de que se hagan más estudios sobre su funcionamiento, biodisponibilidad y uso terapéutico, los indicios apuntan a que podría ser clave para abordar el cáncer de mama. 

Un estudio de 2017 de 6.235 mujeres con cáncer de mama reveló que una dieta rica en isoflavonas en realidad redujo la mortalidad por todas las causas en un 21%. 

Otros estudios recogidos por Healthline vinculan el tofu a un menor riesgo de cáncer de estómago en hombres (un 61% más bajo) y mujeres (59%). 

Otra revisión reciente de varios estudios en 633,476 personas relacionó una mayor ingesta de soja con un 7% menos de riesgo de cánceres del sistema digestivo. 

Un par de revisiones destacaron respectivamente que aquellos hombres que consumían cantidades más altas de soja, especialmente tofu, tenían un riesgo entre un 32% y un 51% menor de cáncer de próstata.

Tofu

Yu Jinyang/Unsplash

Mejora la salud de personas con enfermedad renal crónica

La proteína de soja puede mejorar la función renal y aportar beneficios a aquellas personas que se someten a diálisis o trasplante de riñón.

En este sentido, un metaanálisis de 9 ensayos mostró un efecto positivo de la soja en algunos biomarcadores de personas con enfermedad renal crónica.

El tofu también podría prevenir el daño hepático causado por los radicales libres responsables del envejecimiento: un estudio en ratas ha sugerido que cualquier tipo de tofu que haya sido cuajado con varios coagulantes puede contribuir a este beneficio.

Baja el riesgo de osteoporosis y atenúa los efectos de la menopausia

Las isoflavonas de la soja pueden ayudar a reducir la pérdida ósea y aumentar la densidad mineral de los huesos, especialmente después de la menopausia, momento en el que este fenómeno se vuelve común.

Pero además el tofu brinda alivio a otros síntomas de la menopausia, como los sofocos, gracias a su contenido en fitoestrógenos. 

Tofu

hanul choi/Pixabay 

Gran aporte de hierro y calcio en dietas vegetarianas

La soja y el tofu son excelentes fuentes de hierro de origen vegetal, clave para el buen funcionamiento del hígado, el bazo o los músculos. Consumirlo con regularidad previene anemia, debilidad muscular, agotamiento, deterioro cognitivo y riesgo de infecciones.

Concretamente, el tofu aporta 5,4 mg de hierro por cada 100 gramos. Otras fantásticas fuentes de hierro de origen vegetal son los garbanzos, las lentejas, las espinacas, los pistachos, el brócoli, el chocolate negro o las patatas asadas.

Otras de las propiedades del tofu avaladas por la ciencia involucran la mejora de la memoria y la función cerebral, una mayor elasticidad de la piel y los efectos positivos para las personas con diabetes tipo 2. 

Otros artículos interesantes:

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si comes cada día un puñado de anacardos, uno de los frutos secos más baratos del supermercado

13 trucos para conservar cada tipo de queso adecuadamente sin que se estropee

9 beneficios de comer sandía que quizás no conocías