Pasar al contenido principal

Por qué Vox ha roto sus negociaciones con el PP y ha decidido pasar a la oposición en los ayuntamientos

Iván Espinosa de los Monteros, en un acto de campaña de Vox.
Iván Espinosa de los Monteros, en un acto de campaña de Vox. Flickr/Vox
  • Vox ha anunciado este martes que rompe sus negociaciones con el PP en los ayuntamientos y pasará a la oposición, después de proclamar que renuncia a negociar con Ayuso en la Comunidad de Madrid.
  • Martínez-Almeida logró gobernar el Ayuntamiento tras firmar un gobierno de coalición con Ciudadanos. Contaron con los votos a favor de los concejales de Vox porque, según estos últimos, el PP les prometió que ostentarían puestos en la Junta de Gobierno Local.
  • Descubre otras historias en Business Insider España.


La Dirección de Vox ha anunciado este martes su ruptura oficial con el PP en los ayuntamientos aclarando que ya renuncia a cargos en ejecutivos municipales y que pasará automáticamente a la oposición en los consistorios.

Con respecto a las negociaciones para formar gobiernos autonómicos, Vox ha delegado la decisión en cada agrupación territorial, aunque ha remarcado que la prioridad es cumplir el programa.

El portavoz del partido ultra en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha comunicado esta decisión en una rueda de prensa tras acabar el Comité Nacional de la formación. De los Monteros ha manifestado que están molestos por el "incumplimiento" de PP y Ciudadanos en los acuerdos que pretendían echar a la izquierda en los ayuntamientos.

En el acuerdo entre las tres formaciones, que De los Monteros ha hecho público, estaba estipulado que el PP nombraría "a personas indicadas por Vox en cada ayuntamiento en distintas concejalías de Gobierno".

Ruptura también en la Comunidad de Madrid

Vox también ha anunciado que rompe sus negociaciones con el PP para la Comunidad de Madrid en la mañana de este martes. Así, la investidura de la popular Isabel Díaz Ayuso se ve comprometida. Los de Santiago Abascal decidieron este lunes levantarse de las negociaciones al entender que no se había cumplido el acuerdo por el que José Luis Martínez-Almeida se hizo con la Alcaldía de la capital.

En una reunión de su ejecutiva este lunes, Vox, cuya estructura en la región de Madrid preside Rocío Monasterio, ha decidido romper definitivamente sus relaciones con el PP. Así, la investidura de Díaz Ayuso como presidenta de la comunidad autónoma vuelve a estar en el aire y abre distintos escenarios.

Presidencia para el PSOE o repetición electoral

Al ser un parlamento autonómico y no un pleno municipal, el hecho de que no se desbloquee la investidura de la candidata Díaz Ayuso no implica que directamente el socialista Ángel Gabilondo consiga la presidencia. El Estatuto de Autonomía de Madrid detalla que en caso de que se bloquee la investidura a la Presidencia, se realizará una convocatoria de nuevas elecciones.

En cualquier caso, que Gabilondo consiga la presidencia podría ocurrir siempre y cuando el socialista sume más votos que el bloque de las derechas, contando con los apoyos de Más Madrid y Unidas Podemos. Sin embargo, será imprescindible que Vox se abstenga y en la votación solo se registre la necesidad de una mayoría simple —y no una absoluta, con la que no cuenta el bloque de izquierdas—.

Leer más: Vox asegura que entrará en el gobierno de la Comunidad de Madrid y el PP dice que sus acuerdos no están cerrados

Por qué Vox ha roto negociaciones con el PP

"No podemos seguir así". Es la máxima que Vox ha trasladado a los primeros medios de comunicación que han revelado esta información —Okdiario o El Confidencial—. Este "no podemos seguir así" se refiere a la falta de compromiso de los populares, que, según entienden desde Vox, no ha cumplido su palabra ni su acuerdo por el que José Luis Martínez-Almeida consiguió la Alcaldía de la capital.

Los populares conquistaron la alcaldía en el Ayuntamiento de Madrid y conforman un gobierno de coalición con Ciudadanos. Begoña Villacís es, de hecho, la vicealcaldesa. Sin embargo, Vox no ha conseguido "concejalías de gobierno". Los de Santiago Abascal han defendido con determinación durante semanas que esta condición estaba expresamente rubricada en el acuerdo.

Leer más: Así crece el bipartidismo en España, según las últimas encuestas electorales publicadas este lunes

Ciudadanos, por su parte, rechaza esta idea. En varias ocasiones, Villacís ha exigido que el PP y Vox hagan público el acuerdo por el que estos últimos decidieron apoyar a Martínez-Almeida in extremis: ambas fuerzas alcanzaron este acuerdo a altas horas de la madrugada el día antes de que tuviese lugar la sesión de constitución del pleno local.

El PP ofreció a Vox la presidencia de algunos distritos de la ciudad. Aunque son cargos que ostentan responsabilidades ejecutivas, los ediles de Vox que dirijan algunas barriadas de la ciudad no tienen derecho a sentarse en la Junta de Gobierno Local. Javier Ortega Smith, un alto dirigente de Vox, ha defendido en reiteradas ocasiones que ese no era el acuerdo inicial.

Aunque estaba por ver en qué desembocaría todo esto, la principal novedad que arroja este martes es esa: Vox rechaza seguir negociando la investidura de Díaz Ayuso con el PP y complica la situación para que los populares mantengan el poder en la región. Todo, en un escenario en el que Ciudadanos sigue inmerso en una grave crisis interna con altos cargos de su ejecutiva nacional están anunciando su dimisión.

Y además