Los patinetes eléctricos con control remoto podrían solucionar el problema del (mal) aparcamiento en las aceras

Spin S

Spin

  • La empresa de patinetes Spin va a probar una tecnología que permite aparcar y redistribuir los patinetes por control remoto, a kilómetros de distancia. Empezará a hacerlo en Idaho, Estados Unidos.
  • La idea abre un universo de posibilidades para las compañías del sector, que han sido criticadas porque sus vehículos obstaculizaban aceras, pero que ahora también podrían acercarlos a zonas con mayor demanda.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los patinetes eléctricos compartidos provocaron repulsión entre muchos a su llegada a Madrid porque proliferaron en mitad de las aceras e impedían el paso de los peatones, algo que sigue ocurriendo, aunque en menor medida dado que ha caído el número de estos vehículos en las calles de la capital. Pero se trata de un problema que podría solucionarse si las empresas los aparcasen bien... por ejemplo, por control remoto.

Es la propuesta que ha anunciado la marca Spin, ahora perteneciente a Ford, en el evento Micromobility World. Spin ha contado que sus nuevos patinetes de 3 ruedas están equipados con un software de reposicionamiento que permitirá que los empleados de la empresa muevan los vehículos a miles de kilómetros de distancia, por ejemplo de en medio de una acera a un lugar de aparcamiento apropiado.

Las empresas del sector de los patinetes y motos eléctricas ya tenían la posibilidad de reubicarlos, pero solo de forma física, con las furgonetas que usan para recargar las baterías de las flotas y revisar que están en buen estado o recogerlos para repararlos, entre otros. Reaparcarlos no es algo que hayan hecho, o al menos no lo han comunicado, hasta ahora, mayormente por el coste que ello supone.

Aun así, estas compañías siempre han sabido dónde estaban aparcados sus vehículos, e incluso si estaban caídos en el suelo, porque era la única manera de mantenerlos en el radar y controlar su localización. En parte, para actuar ante robos, pero también para regular que los usuarios aparcaban donde debían, especialmente en las ciudades con regulación al respecto. 

Por eso el invento de Spin puede ser muy útil para la compañía, especialmente en términos de reputación y a la hora de llegar a acuerdos con ciudades, porque unos patinetes que nunca está mal aparcados son un reclamo que muchas administraciones estarían interesadas en escuchar.

Además, permitirá a la empresa reubicar flotas a zonas de mayor demanda e incluso acercarlas a las puertas de los usuarios como si de un taxi se tratase. Puedes ver un vídeo de cómo se aparcan solos en TechCrunch. Por ahora la empresa solo lo probará en una pequeña flota de 300 dispositivos en Boise (Idaho, Estados Unidos), y los reposicionará en distancias cortas, de aproximadamente unos dos bloques, aunque la idea es desplazarlos hasta dos millas, según ha explicado el CBO de Spin, Ben Bear, a Business Insider.

Las empresas de sharing no pagan por el uso que hacen del espacio público: la tasa de Barcelona abre el camino para que los ayuntamientos recauden millones de euros cada año

El vehículo ha sido fabricado por Segway, que ha explicado que cuenta con cámaras frontales y traseras. "Así habrá menos 'basura-patinetes' en las calles", ha dicho la misma Segway. Este software, que es de la empresa Tortoise, ayudará a Spin a cumplir mejor con la normativa relativa a los aparcamientos y a quitar los que bloqueen aceras, rampas o plazas de aparcamiento, por ejemplo.

En teoría la mejora también ayudará a Spin a conseguir mejores cifras, según su directivo. Las empresas de patinetes eléctricos compartidos luchan aún por conseguir la rentabilidad. "Ser capaces de reposicionar los patinetes a zonas con mayor demanda podemos aumentar el uso que se hace de ellos, lo que mejorará los ingresos por dispositivo. Eso, en el lado de la demanda", ha apuntado Bear.

"En el de los costes, podremos reposicionar y reaparcar los patinetes sin mandar a personal. Podremos hacerlo en remoto, lo que reduce los costes". Y no enviar a trabajadores también implica menos emisiones de carbono, otro punto a favor del argumentario de las compañías del sector.

"Si ese patinete de Spin consigue que lo usen un 25% más al día que uno de la flota normal, van a cambiar la flota tan pronto como les sea posible", ha dicho el jefe de Tortoise Dmitry Shevelenko. Pero aunque no lo consigan mejorar sus ingresos, el invento sí podría allanar el terreno a las empresas ante las autoridades locales que siguen reticentes, incluso prohibiendo, la llegada de estos vehículos.

Lo que aún está por ver es cómo encaja con la legislación actual de los diferentes países que patinetes sin conductor puedan moverse por las calles e incluso interactuar con el tráfico. Ahora mismo ese es el principal problema al que se enfrentan los coches autónomos, porque las empresas están muy cerca de conseguir la tecnología que les permitiría operar, pero las leyes van muy por detrás.

Spin no ha hablado de traer estos patinetes a España por el momento, aunque la marca está en el país, esperando a desplegar en alguna ciudad. Por ahora se presentó al concurso de Sevilla, pero ganaron la sueca Voi y la española Reby. Sí ha dicho que quiere desplegar estos patinetes que se operan en remoto en ciudades de Estados Unidos y en Europa en 2021.

La empresa responsable del software, Tortoise, ya ha probado este año el control remoto con vehículos de micromovilidad: se trata de un piloto en Georgia que permite a usuarios utilizar una app para alquilar un patinete eléctrico. Cuando lo hacen, un empleado de Tortoise a cientos de miles de kilómetros lleva por control remoto el vehículo al usuario, que, al terminar de usarlo, deja que se vaya solo a un parking seguro.

LEER TAMBIÉN: Bolt, el Uber europeo que ya vale alrededor de 3.500 millones de euros, se lanza a las franquicias para llegar a más países: "Es una gran oportunidad para emprendedores locales"

LEER TAMBIÉN: Uber compra la empresa de reparto de bebidas alcohólicas Drizly por 1.100 millones de dólares

LEER TAMBIÉN: La pandemia transforma la movilidad en las ciudades: los usuarios de bicicletas, motos y patinetes aumentaron un 7% en España frente a la caída del coche y el transporte público

VER AHORA: Tiempo para el 'rally' de Navidad en bolsa: los expertos dudan de si las alzas de noviembre pueden dificultar las subidas de final de año en los índices