¿Es peor dormir menos horas o dormir más de forma interrumpida?

dormir mal, cansancio
  • El descanso es uno de los factores que más peso tiene en la salud de las personas.
  • Pero qué es peor dormir poco o tener un sueño con varios despertares durante la noche.

Hay que tomarse más en serio lo de dormir de lo que se hace. No solo porque una mala noche pone de terrible humor a cualquiera, sino porque a la larga los problemas de sueño se han relacionado con muchas y graves afecciones de salud.

Pero a la hora de conseguir un buen sueño ¿es igual de válido dormir muchas horas aunque no sean del tirón que pocas pero seguidas? O visto desde el otro lado, ¿es peor dormir menos horas o dormir de forma interrumpida?

Por normal general se recomienda obtener cada día entre 7 y 8 horas de sueño diario. Lo contrario hace contraer una deuda del sueño. La cual es acumulativa. Qué quiere decir que cada vez que te quitas horas de sueño por salir, ver series o mirar el móvil más de la cuenta esa deuda crece. Algo que, por cierto reconoce hacer el 61%de los jóvenes españoles.

Por ejemplo, si duermes 6 horas cuando deberías dormir 8, tendrás una deuda de sueño de 2 horas ese día. Si lo haces todos los días, llegarás al final de la semana con una deuda de 14 horas. Lo primero que notarás es una enorme falta de energía y concentración. A largo plazo podría tener consecuencias en la salud.

Pero otras personas no se quitan horas de sueño por trabajo u ocio, se meten a la cama con la intención de dormir pero no logran hacerlo. Su noche transcurre entre despertares continuos. Pueden que al final estén en la cama incluso más de 8 horas, pero su sueño ha sido interrumpido.

El concepto "calidad del sueño"

Hasta hace un tiempo al hablar de higiene del sueño se ponía el acento en la cantidad. Es decir, en recomendar las clásicas 8 horas diarias. 

Hoy no solo se sabe que la necesidad de sueño varía entre personas. Los investigadores cada vez tienen más claro que lo que importa es cómo te sientes al despertar. Si sientes que necesitas dormir más o has tenido un sueño reparador. 

Esto ha dado lugar al concepto de calidad del sueño. Es decir que no dormir lo suficiente es solo la mitad del problema, como recalcó recientemente un panel de la Fundación Estadounidense del Sueño, que contó con varios investigadores de Harvard. Una investigación de 2023 coincide tras concluir que: "La regularidad del sueño es un factor predictivo del riesgo de mortalidad más potente que la duración del sueño".

“El requerimiento de horas de sueño es variable. La mayoría necesitamos entre siete y ocho horas, pero no todos", apunta en elDiario.es Elena Urrestarazu, vicepresidenta de la Sociedad Española de Sueño. "En el sueño normal también se incluyen uno o dos despertares y, al final, ese sueño es reparador”.

Cuándo es un problema

Tu sueño se divide en distintas etapas. Una vez que te quedas dormido, tu cuerpo pasa por 3 fases de sueño de movimiento ocular no rápido (NREM, por sus siglas en inglés) seguidas de una etapa de sueño de movimiento ocular rápido (REM). Por lo general, toma entre 90 y 120 minutos pasar por las 4 fases, tras lo cual el ciclo comienza nuevamente. 

Durante el sueño profundo (NREM) se reparan músculos y tejidos, se estimula el crecimiento, se consolida la memoria y se eliminan las toxinas del cerebro. En la fase REM se consolida la memoria y los recuerdos.

Cuando experimentas un sueño interrumpido, cada despertar rompe con estos ciclos, que vuelven a empezar al volverte a dormir. Con ello el que más pierdes es la fase REM. Sin suficiente REM, tu rendimiento cognitivo y bienestar emocional se ven afectados. 

Investigadores del Hospital universitario Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland, Estados Unidos, sugieren que despertarse varias veces durante la noche es más perjudicial para los estados de ánimo positivos que conseguir dormir el mismo poco tiempo pero sin interrupción. Otro estudio concluyó que las personas que experimentan más interrupciones en el sueño entre los 30 y los 40 años tienen más probabilidades de tener problemas de memoria y pensamiento una década después.

El sueño ininterrumpido está vinculado a mayor probabilidad de problemas de salud mental como la depresión. Por su parte los estudios proponen que la pérdida de sueño (menos de 7 horas por noche) puede tener efectos en los sistemas cardiovascular, endocrino, inmunológico y nervioso. Tanto calidad como cantidad han sido vinculadas a mayor riesgo coronario, diabetes o índice de masa corporal elevado.

Según la doctora Urrestarazu, lo importante es el cómputo total de horas de sueño profundo. “En el caso del insomnio, en el que puede haber múltiples despertares, se considera que es más grave cuando la duración objetiva es de menos de 6 horas, y más si es menos de 5 horas”, resume.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.