Una silla de ruedas controlada con la mente: 3 personas tetrapléjicas aprenden a moverse gracias a la combinación de inteligencia artificial y humana

Silla de ruedas controlada con la mente

Universidad de Texas

  • Tres personas con discapacidad motora por tetraplejia han logrado controlar una silla de ruedas inteligente con el cerebro y mediante un equipamiento no invasivo.
  • "Demostramos que las personas que serán los usuarios finales de este tipo de dispositivos son capaces de navegar en un entorno natural con la ayuda de una interfaz cerebro-máquina", asegura uno de los autores.

Un equipo internacional de investigadores ha dado un paso importante hacia la creación y venta de sillas de ruedas controladas por la mente, lo que ayudaría a desplazarse a personas con limitación de movimientos.

El estudio —publicado en iScience y en el que han participado autores de universidades de Alemania, Reino Unido, Italia, Suiza y EEUU— recoge cómo 3 personas con discapacidad motora por tetraplejia han logrado controlar una silla de ruedas inteligente con el cerebro para moverse.

Con distinto grado de rendimiento, los participantes lo han conseguido tras un entrenamiento de meses y 3 sesiones a la semana (tenían que controlar una retroalimentación visual que imitaba un volante que giraba a la izquierda o a la derecha) y gracias a un equipamiento no invasivo (sin implantes) de interfaz cerebro-máquina.

Estas startups se están adelantando a Elon Musk en la carrera por dejarte fusionar la mente con tu ordenador

Para ello, los 3 sujetos llevaban una gorra con electrodos que registraban la actividad eléctrica del cerebro, mientras un amplificador mandaba estas señales a un ordenador, que las 'traducía' en forma de movimiento. Así, esto podría suponer un indicio de la viabilidad comercial de sillas de ruedas inteligentes manejadas por la mente para personas con funciones motoras limitadas.

"Demostramos que las personas que serán los usuarios finales de este tipo de dispositivos son capaces de navegar en un entorno natural con la ayuda de una interfaz cerebro-máquina", asegura José del R. Millán, director de la investigación, recoge la Universidad de Texas (EEUU).

Como contextualiza la institución, el cerebro de una persona con lesiones importantes que acaban en parálisis no es capaz de dar órdenes al cuerpo para que se mueva, pero sigue activo. El papel de esta interfaz es mediar entre ambos para captar y facilitar ese movimiento.

¿Respetan los robots el derecho a la huelga? No te van a reemplazar, pero los robots podrían empeorar mucho tu trabajo

robot trabajadores

"Hasta donde sabemos, este es el único informe de una silla de ruedas impulsada por ICM (interfaz cerebro-máquina) que al mismo tiempo incluye a varios usuarios finales con discapacidades motoras graves; evalúa la dinámica de aprendizaje a lo largo de varios meses; emplea un ICM de ritmo propio, independiente de los estímulos externos, y lo evalúa en un escenario casi ecológico, fuera de un entorno controlado de laboratorio", describen los autores en el estudio.

"Demostramos que 3 usuarios tetrapléjicos con lesión medular pudieron ser entrenados para manejar una silla de ruedas no invasiva, controlada por el pensamiento y ejecutar tareas de navegación complejas", y que "es posible un control continuo y hábil de los robots a través de canales de control de bajo grado de libertad, discretos e inciertos", mediante la "combinación de inteligencia humana y artificial", añaden.

Los autores, que admiten algunas limitaciones en la investigación y la necesidad de más estudios, concluyen finalmente: "Esto representa un avance crítico hacia el uso doméstico y clínico de la tecnología de movilidad asistida controlada por el cerebro".

Otros artículos interesantes:

Del cerebro a la pantalla: un implante neuronal convierte a un hombre con parálisis en el mecanógrafo mental más rápido del mundo

Las interfaces cerebro-ordenador pasarán de la ciencia-ficción a una realidad de consumo en 2030

Estas startups se están adelantando a Elon Musk en la carrera por dejarte fusionar la mente con tu ordenador

Te recomendamos