Pasar al contenido principal

El plan de estímulo de 750.000 millones de euros de la Unión Europea contra el coronavirus es "demasiado pequeño y llega demasiado tarde", dicen los analistas

La bandera de la Unión Europea.
Thierry Monasse via Getty
  • La Unión Europea repartirá un paquete de recuperación de 750.000 millones de euros a la vez que el bloque intenta salir de su peor crisis económica en las últimas décadas.
  • El fondo de la UE espera financiar este plan de rescate a través de préstamos y bonos del Estado a largo plazo en los mercados financieros de todo el mundo.
  • Algunos analistas del Bank of America creen que, aunque las base de la idea sea la correcta, el monto es "demasiado pequeño y llega demasiado tarde" para las necesidades económicas de sus 27 países.
  • Los analistas de Goldman Sachs elogiaron el plan como más "ambicioso" que la propuesta franco-alemana, valorada en 500.000 millones de euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Unión Europea propuso esta semana un paquete de recuperación valorado en 750.000 millones de euros para revivir la economía de sus 27 miembros tras la devastación a causa de la pandemia.

El proceso oficial de negociaciones se iniciará con discusiones informales entre los gobiernos europeos, seguidas de la primera discusión formal en el Eurogrupo el 11 de junio. Una vez que todos los líderes de la UE lleguen a un acuerdo, la aprobación formal del Parlamento Europeo podrá dar lugar a una ratificación final por parte de los 27 parlamentos nacionales.

Se espera que el desembolso de fondos comience desde enero de 2021 y dure hasta finales de diciembre de 2024, financiado principalmente mediante la emisión de bonos con vencimientos entre 3 y 30 años.

El estímulo es, con mucho, el mayor paquete de inyección fiscal de la historia de Europa, que supera con creces las medidas adoptadas durante la crisis financiera y después de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de todo puede ser demasiado poco y llegar demasiado tarde, según algunos analistas.

 

Leer más: Terrazas abiertas al 75%, consumo dentro de los bares y congresos de 80 personas: las nuevas reglas de la fase 3

"Demasiado pequeño y llega demasiado tarde"

Varios analistas del Bank of America creen que el estímulo económico es "demasiado pequeño y llega demasiado tarde" para satisfacer las necesidades económicas urgentes, pero resaltan que el "poder simbólico del paquete probablemente sea incluso más importante que la economía".

Añaden los expertos que los detalles de la propuesta tomarán tiempo para ser digeridos, ya que están esparcidos a través de proceso complejo que, aclare sus condiciones en los próximos días. 

"Más ambiciosa" que la propuesta de Francia y Alemania

Alemania y Francia, las mayores economías de la UE, anunciaron el 18 de mayo su propuesta común de un fondo de 500.000 millones de euros. Aunque su idea se basaba enteramente en subvenciones, básicamente dando dinero a los países de la UE, el fondo propuesto por la Comisión espera obtener préstamos de los mercados financieros.

En comparación con la propuesta franco-alemana, los analistas del Bank of America calificaron el último fondo de recuperación de la UE como "buenas noticias provisionales". Los analistas de Goldman Sachs, por su parte, añaden que el fondo de recuperación de la UE está "cerca de la propuesta franco-alemana, pero es algo más ambicioso en cuanto a los mecanismos de inversión basados en préstamos".

Leer más: 9 consejos para salir a la calle de manera segura y reducir el riesgo de contagiarte por coronavirus a medida que avanza la desescalada

El desembolso del fondo a través de los estados miembros

La Comisión Europea planea repartir el dinero en función de las necesidades, con un 20% para Italia y España, un 10% para Francia o el 7% para Alemania, entre otras distribuciones.

Así, la asignación final de recursos para Italia ha estado en línea con las expectativas, según Goldman Sachs, pero las de España, Grecia y Polonia, sin embargo, no se corresponden (por debajo) con las estimaciones y recibirán más dinero del calculado por los analistas.

Un debate acalorado y obstáculos por delante

Dado que los detalles del paquete de recuperación aún no se han elaborado, la deliberación podría llevar meses y podría implicar un acalorado debate en el seno del club de los "cuatro frugales" (Austria, Suecia, Dinamarca y Países Bajos) y otros estados miembros, dice Craig Erlam, analista de mercado senior de OANDA Europa.

No es para menos, ya que el plan de recuperación supone "la primera vez que la Comisión Europea pedirá un préstamo en nombre de la UE, lo que podría significar un primer paso importante hacia la deuda compartida".

Erlam cree que es demasiado pronto para saber si el plan será suficiente y, aunque hay mucho que criticar con respecto a la respuesta de Europa, los inversores están claramente animados por la considerable cantidad propuesta.

Leer más: China cuenta con 5 vacunas en desarrollo, aunque una de ellas lleva la delantera y podría estar lista antes de final de año

El stop gap

Un gestor de patrimonio mencionó a Business Insider que el fondo de la UE es un mero plan de acción de stop gap, esto es, una medida de freno de emergencia.

"Aunque el paquete de ayuda de la UE ciertamente ayudará al devenir de la comunidad, el plan palidece en comparación con otras acciones como las de EEUU", cree Zach Abraham, director de inversiones de Bulwark Capital Management.

En su estructura actual, dice Abraham, la UE no puede sobrevivir. Lo que probablemente sucederá es que Alemania se oponga al Banco Central y países como Italia y España se vean obligados a abandonar la comunidad europea.

Una fábrica en Europa que potencialmente podría cerrar.
Una fábrica en Europa que potencialmente podría cerrar. Picture Alliance/Getty Images

Los analistas del Deutsche Bank no tienen claro que el presupuesto pueda ajustarse a la transición a una economía verde —emisiones cero en 2050— y ponerse al día en la carrera digital junto con los Estados Unidos y China.

Si los recursos "se utilizan principalmente para el reembolso del Fondo de Recuperación, el equilibrio entre la recuperación de la crisis y las prioridades a largo plazo sólo podrá lograrse vinculando firmemente los fondos de recuperación a los objetivos a largo plazo", estiman.

Sin embargo, también subrayan las positivas reacciones iniciales de los líderes del sur de Europa, como las del italiano Giuseppe Conte, quien dijo que el fondo de la UE era una "gran señal", o el presidente español, Pedro Sánchez, quien adelantó que el plan satisfacía "muchas de las demandas de España".

Y además