Pasar al contenido principal

Una profesora de Harvard acaba de tumbar el mito de que el aceite de coco es bueno, llamándolo "veneno puro"

Echar aceite de coco a todo no hará tus platos más sanos.
Echar aceite de coco a todo no hará tus platos más sanos. Flickr/Meal Makeover Moms
  • Las controvertidas declaraciones de una profesora de Harvard sobre el aceite de coco consiguen más de 800.000 visualizaciones en Youtube.
  • El vídeo responde a la recomendación de que se evite el aceite de coco de la Asociación Estadounidense del Corazón.
  • En la charla, titulada Aceite de coco y otros errores nutricionales, la profesora Karen Michels lo describe como "puro veneno" y "uno de los peores alimentos que se pueden ingerir".

Que una charla de 50 minutos en alemán se convierta en viral en YouTube puede parecer raro, pero el título de la ponencia de Karin Michels, directora del Instituto para la Prevención y Epidemiología de Tumores de la Universidad de Friburgo y profesora de la Harvard TH Chan School of Public Health, ha causado revuelo en las redes.

En la conferencia, titulada Aceite de coco y otros errores nutricionales, Michels es muy clara con respecto a las recomendaciones dietéticas e insiste en que el aceite de coco no es sano.

Su condición de "superalimento" se debatió el año pasado después de que la Asociación Estadounidense del Corazón (American Heart Association, AHA) actualizara sus recomendaciones, que aconsejaban que se evitasen los ácidos grasos saturados que se encuentran en el aceite de coco.

"El aceite de coco es puro veneno"

Michels va un paso más allá, y no solo recomienda evitar el mencionado alimento, sino que asegura que el aceite de coco "es puro veneno" y "es uno de los peores alimentos que se pueden ingerir".

No hay ningún estudio que muestre beneficios significativos para la salud en el consumo de aceite de coco. Y, según Michels, el aceite de coco es más peligroso que la manteca de cerdo porque contiene casi exclusivamente ácidos grasos saturados, que pueden obstruir las arterias coronarias. 

Identificar las grasas que contienen grandes cantidades de ácidos grasos saturados es sencillo, porque permanecen sólidas a temperatura ambiente, como es el caso de la mantequilla o la manteca de cerdo.

Leer más: 12 falsos mitos sobre la dieta y la alimentación

Basándose en que contienen muchos ácidos grasos insaturados, los expertos recomiendan el aceite de oliva o de colza como una alternativa, y aunque no se puede utilizar para cocinar, el aceite de linaza es rico en ácidos grasos Omega 3 y es igual de bueno para el organismo.

Aunque Michels no califica de dañinos otros "superalimentos" como el açaí, las semillas de chía o el matcha, sí los considera ineficaces porque, en la mayoría de los casos, los nutrientes por los que son conocidos pueden conseguirse en otros alimentos más accesibles como las zanahorias, las cerezas y los albaricoques.

"Estamos bien y suficientemente abastecidos", concluye.

El año pasado, la AHA actualizó sus recomendaciones, aconsejando al público que evitase los ácidos grasos saturados presentes en el aceite de coco.
El año pasado, la AHA actualizó sus recomendaciones, aconsejando al público que evitase los ácidos grasos saturados presentes en el aceite de coco. Shutterstock

¿Las grasas saturadas realmente son tan poco saludables?

La mayoría de los investigadores están de acuerdo en que el aceite de oliva o el aceite de linaza pueden formar parte de una dieta saludable

Sin embargo, mientras, el mundo científico aún debate si los ácidos grasos saturados realmente son lo peor de una alimentación, hipótesis que algunos mantienen con seguridad.

Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition señala que las personas que consumen de manera habitual queso, leche entera y otros productos lácteos ricos en grasa ─en esencia, productos ricos en ácidos grasos insaturados─ no sufren un mayor riesgo de morir de un ataque cardíaco, apoplejía u otra enfermedad que aquellos que evitan dichos productos.

Leer más: 13 especias que te ayudarán perder peso más rápido

Otro estudio, basado en datos de 135.000 personas en 18 países y publicado en The Lancet, concluyó que el consumo alto de grasa y bajo de carbohidratos está asociado a un riesgo un 23% menor de muerte. Y, lo que es aún más emocionante, el efecto positivo sigue en pie, independientemente de si se consumen ácidos grasos saturados o insaturados.

Entonces, ¿cuál es el veredicto real sobre el aceite de coco? La mayoría de las pautas dietéticas a nivel internacional recomiendan disfrutar de las grasas saturadas con moderación, así que si tienes debilidad por el aceite de coco sólo ten cuidado de no excederte.

Lee el artículo original en Business Insider Alemania. Esta pieza ha sido publicada originalmente en Business Insider Alemania y ha sido traducido del alemán. Derechos de autor 2018. Sigue a Business Insider Alemania en Twitter.

Te puede interesar