Putin dice que Rusia ha sobrevivido al "bombardeo económico" de sanciones de Occidente, pero admite que el desempleo y la inflación aumentarán

Vladímir Putin, presidente de Rusia.
Vladímir Putin, presidente de Rusia.

Reuters

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha afirmado que la "guerra relámpago" de sanciones occidentales había "fracasado", pero ha dicho a su gobierno y a sus ciudadanos que se prepararan para el aumento del desempleo y la inflación.

En una reunión gubernamental televisada, Putin ha pedido a sus compatriotas que se unieran para superar las paralizantes sanciones aplicadas por Occidente a Rusia tras la invasión de Ucrania.

"Sí, ahora no es fácil para nosotros", ha dicho Putin, según AFP. "Pero esta guerra relámpago económica contra Rusia ha fracasado".

Sin embargo, ha reconocido varios retos a los que se enfrenta la economía rusa, pronosticando un aumento "temporal" de la inflación y el desempleo, según Bloomberg.

"Las nuevas realidades requerirán profundos cambios estructurales en nuestra economía", ha contado Putin, según Bloomberg. "Y no lo oculto, no serán fáciles". 

En la reunión, Putin ha ordenado a los responsables del Gobierno que aumenten las prestaciones sociales y garanticen que el país tenga un suministro suficiente de productos de consumo esenciales para frenar el aumento de los precios, según Bloomberg

El gasto de los consumidores se disparó en 1 billón de rublos (8.600 millones de euros) tras la invasión de Ucrania, ya que los rusos acudieron en masa a abastecerse de alimentos y otros productos básicos, ha asegurado Putin, según Bloomberg.

Zelenski reconoce que Ucrania "debe admitir" que no entrará en la OTAN y despeja el camino para un acuerdo de paz con Rusia

El líder ruso ha asegurado al resto de autoridades que el Kremlin tiene "todos los recursos necesarios para resolver las tareas a largo plazo", según AFP.

Y ha añadido: "La situación actual es, por supuesto, una prueba. Estoy seguro de que la superaremos con dignidad y trabajo. Superaremos estas dificultades".

La reunión de Putin en la que se abordaron cuestiones económicas, se ha producido después de que Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Europea y otros países occidentales impusieran sanciones a Rusia con el fin de debilitar su economía. El Banco Central de Rusia es una de las instituciones afectadas, así como ricos empresarios vinculados al Kremlin.

El Banco Central Ruso ha respondido a las sanciones duplicando su tipo de interés, del 9,5% al 20%, y aumentando las compras de oro.

La Bolsa de Moscú permanece cerrada por tercera semana consecutiva para evitar un desplome de los precios de las acciones.

Mientras tanto, empresas occidentales como McDonald's, Coca-Cola y los gigantes petroleros BP y Shell han salido en masa de Rusia.

Putin ha advertido a las empresas extranjeras que Rusia podría confiscar sus activos si dejan de hacer negocios en el país, e incluso podría nacionalizarlos.

Otros artículos interesantes:

Elon Musk desafía a Putin a un duelo por Ucrania

Putin ha iniciado una guerra en Ucrania que amenaza a Xi Jinping y a los grandes planes económicos de China

Zelenski reconoce que Ucrania "debe admitir" que no entrará en la OTAN y despeja el camino para un acuerdo de paz con Rusia

Te recomendamos