Pasar al contenido principal

Repsol deteriora sus activos en 6.100 millones para ser neutra en carbono en 2050 y cree que el precio del petróleo subirá

Josu Jon Imaz, Consejero Delegado de Repsol
Josu Jon Imaz, Consejero Delegado de Repsol. Repsol
  • Repsol realiza un saneamiento total de 6.100 millones de euros antes de impuestos para afrontar la descarbonización.
  • La energética se ha marcado una hoja de ruta por la que reducirá las emisiones un 10% en 2025, un 20% hasta 2030 y un 40% hasta 2040 para alcanzar las cero emisiones en 2050.
  • La compañía prevé un precio del petróleo que ascienda a 65 dólares el barril para este año, 69 dólares para el próximo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Repsol pega un giro en su estrategia para volverse más verde. La compañía ha cerrado el ejercicio 2019 con un resultado negativo de 3.816 millones de euros derivados de la revisión contable de sus activos de exploración y producción por valor de 4.849 millones de euros. Lo que es lo mismo, unos saneamientos totales por valor de 6.100 millones de euros antes de impuestos para afrontar el reto de la descarbonización. 

La compañía ha avanzado que presentará el próximo mayo su plan estratégico para alcanzar las cero emisiones en 2050, en línea con los objetivos marcados por el Acuerdo de París. Por ello, la energética se ha marcado una hoja de ruta por la que reducirá las emisiones un 10% en 2025, un 20% hasta 2030 y un 40% hasta 2040 para alcanzar las cero emisiones en 2050. 

Principalmente, estas provisiones han sido registradas en activos de upstream, es decir, exploración y producción, en los negocios ubicados en Estados Unidos y Canadá propiciado a unos precios del petróleo y del gas más bajos pero también por la transición energética como telón de fondo. El grupo ha cifrado este deterioro en la división de exploración y producción en 5.694 millones de euros, de los cuales el grueso, 3.572 millones corresponden, precisamente, a activos en Norteamérica del negocio gasístico. 

Leer más: El fondo soberano noruego Norges Bank se convierte en el tercer accionista de Repsol con un 3% del capital

Otra de las partidas más importantes implica a la marcha del negocio en Latinoamérica, con  414 millones de euros de deterioro y otros 793 millones derivados de la compra de Talisman.

En la parte que atañe al negocio de downstream (refino, química, movilidad, electricidad y gas...) Repsol no ha matizado ningún ajuste. La división que se ha visto más castigada es la del negocio de Gas&Trading en Norteamérica impactada por la evolución de los precios del gas. 

En el escenario de la transición energética Repsol pronostica una reducción en la demanda de productos petrolíferos y carburantes y un aumento en los costes de emisiones de CO2. La compañía prevé un precio del petróleo que ascienda a 65 dólares el barril para este año, 69 dólares para el próximo y de forma ascendente hasta alcanzar los 74 dólares el barril en 2025, 81 dólares en 2030 y 87 dólares en 2035. 

Y además