First Republic acaba de recibir un salvavidas de 30.000 millones de JPMorgan y otros gigantes de Wall Street: por qué sus problemas no han acabado

Hayley Cuccinello,
First Republic

REUTERS/Brendan McDermid

  • JPMorgan y otros 10 bancos van a depositar 30.000 millones de dólares en First Republic Bank.
  • Las acciones de First Republic se han visto afectadas por la quiebra de Silicon Valley Bank, y este salvavidas podría ser insuficiente para solucionar los problemas de la entidad.

Un caballero blanco ha llegado al rescate del First Republic Bank. Once de ellos, para ser precisos.

Un consorcio formado por los mayores bancos de Estados Unidos, incluidos JPMorgan Chase, Morgan Stanley y Goldman Sachs, van a depositar un total de 30.000 millones de dólares en First Republic. Los depósitos deberán permanecer en el banco al menos 120 días y no estarán asegurados, según se anunció este jueves por la tarde.

El banco, con sede en San Francisco, espera que esta inyección restaure la confianza de los clientes en la empresa y evite el mismo resultado que Silicon Valley Bank, que se hundió la semana pasada tras la huida de sus depositantes. 

Pero aunque las acciones de First Republic subieron ayer casi un 10%, los problemas del banco distan mucho de haber terminado. Este salvavidas de 30.000 millones de dólares puede ser insuficiente para tranquilizar a los inversores y depositantes, y podría ser una medida provisional antes de una venta.

"Es cuestión de qué viene primero: la confianza o el comprador", afirma Sandeep Dahiya, profesor asociado de finanzas en la Escuela de Negocios McDonough de la Universidad de Georgetown. "Si la confianza no vuelve, entonces será engorroso para ellos".

Silicon Valley Bank.

First Republic se encuentra en mejor situación que SVB, pero sigue teniendo problemas de balance

En algunos aspectos, First Republic y SVB son bastante similares. Ambas son entidades de crédito de la zona de la bahía de San Francisco que cuentan con una nutrida clientela procedente de Silicon Valley. Pero la base de clientes de First Republic está mucho más diversificada, y el banco ha declarado que sólo tiene un 9% de exposición al sector tecnológico. 

SVB era el banco preferido por el sector del capital riesgo. La reputación de First Republic es claramente menos moderna.

"Es un poco anticuado", comenta un ejecutivo de banca privada de un banco de Wall Street bajo condición de anonimato. "Vas a las sucursales y todavía tienen paneles de madera. Es la vieja forma de hacer las cosas".

Pero First Republic y SVB comparten algunos problemas financieros. Ambos tenían una elevada proporción de depósitos no asegurados a finales de 2022, el 93,8% en el caso de SVB y el 67,4% en el de First Republic. También tienen pérdidas no realizadas preocupantemente altas, aproximadamente 16.000 millones de dólares para SVB y más de 4.800 millones de dólares para First Republic en su cartera de bonos hasta su vencimiento y otros 471 millones de dólares en su cartera de bonos disponibles para la venta.

Las hipotecas garantizadas con bienes inmuebles de First Republic, la mayoría de las cuales son a tipo fijo, están devaluadas en 19.300 millones de dólares, según reveló el banco en su informe anual.

La quiebra de SVB desató el temor de los inversores a que se produjeran más retiradas masivas de fondos, lo que provocó la venta masiva de préstamos con grandes cantidades de depósitos no asegurados.

A pesar de recibir 70.000 millones de dólares de financiación adicional de la Reserva Federal y JPMorgan Chase el domingo, el precio de las acciones de First Republic siguió cayendo. Sus acciones se han desplomado cerca de un 50% en los últimos cinco días. El miércoles, las agencias de calificación S&P Global y Fitch recortaron la calificación crediticia de First Republic a la categoría de "basura" ante la preocupación de que los depositantes puedan seguir retirando fondos. Moody's también ha revisado a la baja la calificación del banco.

Tras la quiebra de Silicon Valley Bank la semana pasada, muchos fundadores de 'startups' han buscado alternativas para preservar su capital.

La inyección de depósitos es un salvavidas, no la panacea

La inyección de depósitos no es una panacea para todos los problemas del banco, explica a Business Insider Tim Coffey, director gerente de la firma Janney Montgomery Scott. Y la reacción de los reguladores ante la quiebra de SVB podría obligar a los bancos a captar miles de millones más de capital.

"Podríamos estar entrando en un nuevo régimen regulatorio en el que los reguladores de repente se preocupan por las pérdidas no realizadas y las carteras a vencimiento, y para First Republic, esa pérdida es de 4.800 millones de dólares", afirma Coffey.

First Republic no ha revelado el alcance de sus salidas de depósitos. No está claro si las noticias de ayer serán suficientes para convencer a los depositantes de que vuelvan al banco. El salvavidas de 70.000 millones de dólares de JPMorgan anunciado el domingo hizo poco por calmar las preocupaciones de los inversores, subraya Dahiya.

"En estos momentos, el mercado se rige más por el sentimiento que por la economía", sentencia.

¿Debe First Republic recurrir a una venta?

Al parecer, First Republic está considerando la posibilidad de una venta (ha declinado hacer comentarios al respecto). La inyección de depósitos ha permitido al banco ganar algo de tiempo, pero si las acciones siguen cayendo en picado, el banco tiene pocas opciones, según Dahiya. 

"Si el precio de las acciones sigue bajando como hasta ahora, no tendrán tiempo", afirma. "Es como intentar coger un cuchillo que se está cayendo".

Con una caída de las acciones de First Republic del 80% en lo que va de año, la operación tendría un coste muy elevado.

JPMorgan Chase tiene el balance más sólido y podría absorberlo fácilmente, pero duda que el banco lo vaya a hacer.

 

"Tengo mis dudas sobre si JPMorgan lo hará", afirma. "Creo que JPMorgan siente que no fueron queridos la última vez cuando compraron todos esos bancos". El CEO de JPMorgan, Jamie Dimon, ha expresado su arrepentimiento por haber rescatado a Bear Stearns en medio de la crisis financiera de 2008. Ese mismo año también compró el mayor banco en quebrar de la historia, Washington Mutual. 

El negocio de gestión de patrimonios privados de First Republic sería atractivo para un comprador. Dick Bove, estratega financiero jefe de Odeon Capital Group, señala a Royal Bank of Canada como el postor más probable, según AdvisorHub.

El anuncio de este jueves muestra que First Republic tiene medios alternativos para reunir capital, dice Coffey. Pero el banco necesita atraer de nuevo a los depositantes

"No sé si tendrán que vender, pero sin duda deben resolver su futuro", sentencia Coffey.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.