¿Qué es resiliencia? 7 cualidades de una persona resiliente

Persona ayudando a otra

Getty Images

La palabra resiliencia ha estado en boca de muchas personas tras los acontecimientos de los últimos años. El término hace alusión a la capacidad de afrontar la adversidad, logrando adaptarse a las tragedias, traumas, amenazas u otros factores adversos.

¿Qué significa ser una persona resiliente? No es estar desprovisto de emociones. Cuando se da una situación difícil, lo que caracteriza a una persona con este rasgo es que, a pesar de sentir dolor, inseguridad o incertidumbre, es capaz de ponerse en pie y sobreponerse a esas circunstancias más fácilmente que la mayoría.

¿Cómo ser más feliz? Las 10 claves esenciales para alcanzar la felicidad

Estas cualidades son las que definen a las personas resilientes

Ciertas características de algunas personas suponen la clave que las define como resilientes. Las hay fáciles de adoptar, otras requieren cierto esfuerzo, pero todas ellas pueden llevarse a cabo. Existen ejercicios que ayudan a desarrollar la resiliencia, según ha recomendado una neurocientífica estadounidense.

¿Quieres saber si eres una persona resiliente? Estas 7 cualidades son algunas de las que definen a estas personas. Ponerlas en práctica puede hacerte formar parte de este grupo.

  • Tener conciencia del presente. Las personas resilientes suelen vivir el "aquí y ahora", es decir, el presente. En su mente no hay lugar para las incertidumbres del futuro sino que viven el momento que están experimentando. Incorporar el mindfulness a la rutina es un buen ejercicio para entrenar este campo.
  • Valorar las amistades. El apoyo que uno recibe de los demás puede suponer la diferencia. Las personas resilientes prefieren rodearse de gente positiva. Esto no significa que se alejen de las personas que estén pasando por una situación difícil.
  • Cultivar la empatía. Comprender cómo se sienten los demás, saber ponerse en su lugar, es un hábito resiliente que permite separar los pensamientos de la acción. Cuando se tiene empatía por otras personas, el flujo de dar y recibir afecto en las relaciones con los demás es mayor, lo que aumenta la red social de apoyo.
  • Tener una actitud positiva. No dejase llevar por las dificultades es una de las claves más importantes. Uno debe creer que puede conseguir superar el obstáculo que se le ha puesto delante.
  • Ser realista. Aunque tener una actitud positiva es una de las señales que caracterizan a las personas resilientes, tampoco hay que pecar de optimista, pues existen situaciones difíciles que no pueden contemplarse de una manera agradable. Aceptar esos momentos duros puede ayudar a la hora de aprender a actuar en consecuencia.
  • Tener autonomía. Es esencial que las personas crean que pueden influir en lo que sucede a su alrededor. Esta cualidad está directamente relacionada con el aumento de la autoestima. Permite a la gente tomar sus propias decisiones ante determinados problemas.
  • Ponerse retos. Es fácil pensar que todo tiene un límite. Los desafíos ayudan a desplazar esa barrera un poco más lejos. Es una forma de demostrarse lo que uno es capaz de hacer sin miedo al fracaso. Para las personas resilientes, los problemas son oportunidades para retarse y descubrir sus verdaderos límites.

Trabajar en estas cualidades para superar con mayor facilidad las adversidades es algo que lleva tiempo. Pero no es imposible. Empieza por establecerte como primer reto el poner en práctica una mente más positiva, valorar más a los demás y ser más autónomo.

Otros artículos interesantes:

60 frases sobre la felicidad que te harán estar más contento, motivado y optimista

Los mejores ejercicios y técnicas de meditación para combatir el estrés

7 rutinas y hábitos que te ayudarán a ser más feliz y productivo en muy pocos minutos

Te recomendamos