Las restricciones de China convierten la minería de bitcoin en uno de los negocios más lucrativos del mundo

Minería bitcoin China

Reuters

  • Las restricciones a la minería de bitcoin de China, que en la práctica ha dejado fuera de juego a la mitad de los mineros de esta criptomoneda a nivel mundial, ha duplicado los beneficios a repartir entre el resto.
  • Los más de 8.000 millones de euros de beneficio de la minería de bitcoin a nivel mundial superan, por ejemplo, los 7.000 millones de euros anunciados por todas las empresas cotizadas de Reino Unido durante el primer semestre de 2021.
  • La falta de competidores y el mantenimiento de los costes arroja unos márgenes de explotación superior al 70% en el caso de algunos grandes mineros.
  • La tendencia no durará para siempre: los expertos anticipan una próxima fiebre del oro en el bitcoin.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Como si les hubiese tocado la lotería. Así se sienten algunos grandes mineros de bitcoin, la criptomoneda más popular, desde que el Gobierno chino tratara de poner coto el pasado mes de mayo a toda la economía que gira en torno a ella. Para ello, este ha impuesto unas restricciones que han supuesto la interrupción de la actividad de la mayoría de los mineros chinos de bitcoin, que suponían la mitad de la producción a nivel mundial de la criptomoneda.

Muchos se encontraban concentrados en las regiones chinas de Xinjiang, en el norte de China, y Sichuan y Yunnan, en el sur, y ahora buscan acomodo en otros países entre los que la vecina Kazajistán, que se está convirtiendo en una sorprendente potencia mundial en cuestión de extracción de bitcoin, supone una interesante alternativa para muchos

Mientras, el resto de mineros de bitcoin del mundo se frota los ojos y se pellizca los brazos para comprobar que no se trata de un sueño: todo el pastel para ellos sin haber movido un dedo y sin que sus gastos fijos hayan aumentado un céntimo. 

El tamaño de este, ha recordado este viernes Forbes, no es difícil de calcular. 

Si los productores mundiales, estima este medio, ganan unas 6,25 monedas cada diez minutos, esto arroja unas 328.500 al año. Considerando que el precio del bitcoin, según el portal especializado Investing supera los 35 euros, los ingresos totales de esta criptomoneda se va por encima de los 11.700 millones de euros anuales.  Ello, sin sumar los porcentajes de entre el 5% y el 10% que los mineros ganan por cada transacción.

A ello hay que restar el mayor gasto de los mineros, la electricidad con la que alimentan esos equipos que les permiten llevar a cabo a gran velocidad los complejísimos cálculos a los que tan buen rédito sacan.

A este respecto, Digiconomist, el portal especializado en bitcoin, contaminación y gasto energético, calcula un gasto de unos 5 céntimos por Kilowatio hora. Estos salen de aplicar una media entre los 2 céntimos que se pagan por la luz en Argentina o los 3 de Kazajistán (otro motivo que hace a este país atractivo a ojos de los mineros chinos), por ejemplo, y los 8 que se pueden llegar a pagar en EEUU. 

Teniendo en cuenta que, antes del cierre de China, que representaba la mitad de toda la cuota de mercado, esta misma web calculaba un gasto en electricidad a nivel mundial de más de 6.000 millones de euros por parte de los mineros, es esperable que este se haya visto reducido hasta cerca de unos 3.000 millones de euros.

El resto de la operación es sencilla: en vez de tener apenas unos 2.500 millones de euros de beneficio bruto (resultado de restar la mitad de los ingresos mundiales menos el gasto eléctrico), los mineros que se han quedado con todo el mercado se han visto con acceso, de la noche a la mañana, a más de 8.000 millones de euros, casi el triple. 

La cifra es equivalente, por ejemplo, a los cerca de 8.000 millones de euros que todas las empresas cotizadas de Reino Unido han declarado en dividendos durante el primer semestre de 2021, según datos recogidos por Expansión.

Es verdad que se trata de unas cuentas teóricas, aproximadas y, sobre todo, proyectadas sobre todo un año cuando todavía no se ha superado el verano. Conviene recordar, además, que las restricciones chinas se anunciaron en mayo y que, aunque el Banco Popular de China por el momento parece dispuesto a mantener la presión regulatoria sobre el bitcoin, es claro que el Gobierno de Xi Jinping no ha dicho aún la última palabra.

 Sin embargo, este acceso a unos mayores ingresos ya se están dejando notar en algunos grandes mineros, tal y como analiza la propia revista Forbes. Uno de ellos es Bitfarm, una empresa canadiense de extracción de bitcoin a gran escala. 

Según los informes de la empresa, Bitfarms generó en febrero unos 6,6 millones de euros en beneficios de minería, el resultado de restar a los ingresos los costes básicos de producción de electricidad e infraestructura. 

Pero la falta de competencia china ha disparado las cifras de la empresa. En julio, Bitfarm minó unas 391 monedas, el doble que en febrero. Esto supone 13,5 monedas al día, frente a las 7 de cinco meses antes. Aun con un precio medio del bitcoin fijado en 30.000 euros (el valor de la criptomoneda ha repuntado en las últimas semanas), Bitfarms se ha ido a los 11,7 millones de euros de ingresos, casi el doble.

Los analistas anticipan que se corregirá la fiebre por el bitcoin

Pero lo que fácil viene, fácil se va, aunque tarde un poco en hacerlo o aunque factores externos alteren una situación de mercado que muchos analistas esperan que tarde poco en corregirse.

Es el caso de Frank Elderson, banquero de Países Bajos miembro de la junta ejecutiva del Banco Central Europeo. En marzo de este año, antes incluso de que el Gobierno chino declarara la guerra al bitcoin, el BCE creyó que podría ser interesante que Elderson, a través de la cuenta oficial de Twitter del propio banco, charlara un rato con los tuiteros.

Estos tardaron poco en preguntarle por el bitcoin. La respuesta de Elderson no pudo ser más gráfica ni ser más clara sobre la postura del propio banco central mantiene ante el bitcoin, criptomoneda de cuya volatilidad ha advertido ya en más de una ocasión.

Elderson comparó entonces lo que está pasando con el precio del bitcoin con la crisis de los tulipanes, uno de los primeros fenómenos especulativos en masa de los que se tiene constancia en la historia de la Economía. Durante esta burbuja, a principios del siglo XVII, el ansia de compra, venta y reventa de esta flor elevó su precio a la absurda cifra de 1.000 florines cuando el salario anual de un artesano bien pagado era de unos 150.

Para expertos como Shawn Tully, de Forbes, la experiencia dice que en los mercados lo que sube, baja; lo que se infla, se desinfla; y que allí donde hay buenos márgenes de beneficios para unos pocos, este finalmente se termina repartiendo entre otros competidores. 

Por ahora, las circunstancias conspiran a favor de los mineros de bitcoin. Por una parte, China, que sigue dispuesta a eliminar estaciones mineras; por otro, la falta mundial de los materiales semiconductores con los que se fabrican los inmensos equipos de minería ha impedido que un buen número de apasionados de las criptomonedas haya podido entrar en el mercado y reclamar su parte.

"A largo plazo, el negocio de bitcoin se parecerá a la aburrida y agotadora tarea de buscar cobre, plata u oro en la tierra. Los mineros de bitcoin son hoy increíblemente rentables en gran parte porque han tenido una suerte increíble. Pero su gran golpe iniciará una fiebre del oro que dejará mucho menos para repartir", concluye Tully.

Otros artículos interesantes:

No, Xiaomi no está aceptando Bitcoin como método de pago en Europa

5 criptomonedas alternativas al bitcoin, ethereum y dogecoin que deberías tener en el radar este verano

El CEO de Twitter y Square prepara una plataforma de servicios financieros inspirada en bitcoin

Te recomendamos

Y además