Pasar al contenido principal

Las 6 cosas que debes saber sobre los roboadvisors antes de lanzarte a invertir

Cómo funciona un roboadvisor
Fotograma de la película "Transformers: El último caballer" (2017) Panamount

  • Los roboadvisors se han hecho un hueco en el mercado de inversiones español.
  • Su facilidad de uso, sus costes más bajos y su enfoque a largo plazo ha captado la atención de muchos inversores, especialmente aquellos con menos conocimientos.
  • Son una alternativa de inversión a largo plazo, con una buena percepción de los clientes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La era digital ha cambiado todos los ámbitos de nuestro día a día, y la inversión no iba a ser una excepción. Al calor de las nuevas tecnologías, los nuevos modelos digitales y la irrupción de las fintech, han aparecido nuevos productos y servicios que facilitan y mejoran la inversión. 

Uno de los más interesantes son los roboadvisors, instrumentos de inversión 100% digitales que ya han conquistado el mercado financiero americano, y que todo apunta a que también lo harán en los próximos años en Europa.

Qué son los roboadvisors

Los roboadvisors son gestores automatizados de inversiones. Se trata de un modelo que se encarga de gestionar y asesorar el patrimonio de sus clientes sin intervención humana, asignando la mejor combinación de activos en función del perfil de riesgo de cada cliente.

Son una alternativa a la gestión pasiva, ya que la mayoría de ellos utiliza fondos indexados o ETF para llevar a cabo su operativa. Su modelo totalmente online ha atraído la atención de muchos jóvenes que no tienen problemas en utilizar Internet y las nuevas tecnologías para gestionar su dinero.

Son un tipo de producto que está extendido en Estados Unidos. En España, su aparición es relativamente reciente, ya que los roboadvisors que más tiempo llevan con nosotros apenas llegan a los cinco años de existencia.

Cómo funcionan los roboadvisors

La mayoría de roboadvisors tienen una operativa similar. El usuario tan solo tiene que abrirse una cuenta en uno de ellos, facilitar la documentación que la empresa solicita y, una vez abierta la cuenta, seleccionar el perfil de riesgo con el que se encuentra más cómodo.

Leer Más: Ventajas e inconvenientes de la gestión pasiva de tus inversiones

A partir de ese momento, el inversor ya no tiene que preocuparse por nada más. El robodvisor realiza el resto de tareas de operaciones de forma totalmente automatizada y transparente para el usuario, desde la asignación de activos que más se ajusta a su perfil, el rebalanceo de las posiciones, la reinversión de dividendos, etc.

Eso sí, dado que los roboadvisors están generalmente enfocados a la inversión indexada, a la diversificación y al largo plazo, el inversor tan solo tiene que preocuparse por realizar las aportaciones periódicas que considere oportunas.

En qué invierten los roboadvisors

La mayoría de roboadvisors invierten directamente a través de fondos de inversión, y más concretamente a través de fondos indexados. La mayoría de ellos consideran que es el producto que mejor se ajusta a la operativa de un gestor automatizado, por su favorable fiscalidad, sus bajos costes y su elevado nivel de diversificación. 

Sin embargo, algunos roboadvisors también pueden invertir en fondos de gestión activa si consideran que pueden mejorar la gestión de los fondos indexados en determinadas circunstancias.

Además, en algunos casos, también pueden invertir en fondos cotizados, más conocidos como ETF, instrumentos cotizados que también replican índices bursátiles. Además, los gestores automatizados también ofrecen otros productos como planes de pensiones o incluso seguros de vida.

Leer Más: Así afectan las comisiones a tu rentabilidad a largo plazo

Las comisiones de los roboadvisors

Los roboadvisors, aunque son productos baratos, no son gratuitos. Existen diferentes comisiones que estos gestores aplican a sus clientes. En general, son muy similares a las que se aplican en el caso de los fondos de inversión, y la mayoría de ellas están limitadas por Ley.

  • Comisión de gestión: es la comisión que cobra el roboadvisor por prestar sus servicios. Se suele aplicar como un porcentaje del patrimonio del fondo, aunque también es habitual que se aplique sobre los resultados. Es más elevada que en el caso de los fondos indexados, ya que los gestores automatizados aplican un coste adicional por prestar servicios adicionales.
  • Comisión de custodia: la aplica la entidad financiera por sus servicios, que básicamente se resumen en la custodia de los valores del cliente y en trasladar las órdenes de compra y de venta a las entidades gestoras y depositarias. Se aplica también como un porcentaje sobre el patrimonio del partícipe.
  • Comisión de depositaría: es la que cobra la entidad depositaría por sus servicios, y también se expresa como un porcentaje del patrimonio del fondo.
  • Otros costes: Los fondos de inversión, y por extensión también los roboadvisors, pueden aplicar otras comisiones menos conocidas y habituales, como las comisiones por suscripción y reembolso, la comisión de éxito, la comisión por traspaso y otros costes de auditoría, CNMV o costes de gestión pagados a otros fondos en los que invierte.
  • Coste total: El coste total viene determinado por la suma de todas las comisiones y costes señalados. Este coste se conoce como Total Expenses Ratio (TER) y sirve para efectuar comparaciones con otros productos similares.

Leer más: Diferencias entre un roboadvisor y un fondo de inversión

¿Son seguros los roboadvisors?

La respuesta es , los roboadvisors son totalmente seguros. Todos ellos están supervisados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y tienen sede en España. Además, están adheridos al Fondo de Garantía de Inversiones (FOGAIN) y al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), con un importe de hasta 100.000 € por titular y entidad.

Eso sí, que estén cubiertos ante una posible quiebra no quiere decir que no podamos perder dinero con ellos. Dependiendo del riesgo asumido, es posible que tengamos que asumir una cierta volatilidad por nuestro capital, lo que en última instancia puede provocar pérdidas en la inversión.

Roboadvisors en España

Ahora que ya sabes cómo funcionan los roboadvisors, nada como un repaso a los mejores roboadvisors que operan en el país. Estos son algunos de ellos:

Indexa Capital

Indexa Capital fue uno de los primeros roboadvisors que comenzaron a operar en España. Fue fundado en 2015 por François Derbaix, Unai Asenjo y Ramón Blanco y, en la actualidad, es el gestor automatizado de inversiones con mayor número de clientes en España. 

Permite invertir en hasta diez carteras de fondos indexados de diferentes gestoras, como Vanguard o Pictet, según el perfil de riesgo de cliente. Además, dispone de planes de pensiones y EPSV para los clientes de País Vasco, además de un seguro de vida en colaboración con Caser Seguros, todo ello de forma totalmente automatizada. 

Finizens

Es el segundo roboadvisor de España por volumen de patrimonio bajo gestión. Se fundó en 2016 por Martín Huete, Francisco Velazquez y Alfonso de León. Dispone de cinco carteras de fondos indexados de Vanguard y Amundi, entre los que también se incluyen bienes raíces.

Las inversiones están depositadas y custodiadas en Inversis Banco, y al igual que Indexa, destaca por reducir las comisiones conforme va aumentando su capital bajo gestión y pueden invertir en clases institucionales de fondos de inversión.

Finanbest

En Finanbest apuestan por un modelo híbrido de inversión, que mezcla los fondos indexados de las mayores gestoras del mundo, como Vanguard o Amundi y Blackrock, con los fondos de gestión activa, ya que consideran que para ciertas clases de activo es mejor hacerlo de forma activa.

Fue fundado en 2016 por Asier Uribeechebarría, y en la actualidad permite invertir desde 3.000 € en una de sus 6 carteras.

InbestMe

InbestMe fue fundado en 2017 por Jordi Mercader, y ofrece la posibilidad de invertir tanto en carteras de fondos indexados como de ETF. En la actualidad, dispone de 11 carteras con una inversión mínima de 1.000 €.

Entre sus principales servicios, destacan las carteras de inversión socialmente responsables, además de disponer de carteras indexadas value. Las inversiones están custodiadas en GVC Gaesco o Interactive Brokers (según tipo de cartera).

PopCoin

Popcoin es el roboadvisor de Bankinter. Fundado en 2017, permite invertir en carteras de inversión pasiva de Vanguard y Blackrock, además de otros fondos de gestión activa. 

MyInvestor

MyInvestor ha sido la última entidad que se ha incorporado al selecto grupo de roboadvisors españoles. La entidad, que pertenece a Anbank, comenzó a comercializar fondos indexados sin mínimo y sin comisiones de custodia a finales de 2019. Y ya en 2020 lanzó su servicio automatizado de carteras, que lucha por ser el más competitivo del mercado.

Y además