He probado The Premiere, el mejor proyector de Samsung: me he montado un cine en casa y la experiencia ha sido asombrosa

The Premiere
  • The Premiere es un proyector de Samsung que no necesita de pantalla para dejar unos resultados asombrosos gracias a su tecnología triple láser 4K UHD, que además está certificado con HDR10+. 
  • Cuenta con un tiro ultracorto que puedes colocar a tan solo 4 centímetros de la pared para desplegar una enorme pantalla de 120 pulgadas y que encaja en cualquier parte, aunque es un producto de nicho dado su elevado precio: 3.500 euros. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

En un mundo plagado de Smart TV que cada vez van a más y que innovan en puntos que ya pueden ser hasta sorprendentes, hay un producto agazapado en la sombra que nunca ha tenido su momento de gloria, aunque también es cierto que por razones obvias: los proyectores. 

Durante el último mes he tenido el placer de tener en casa The Premiere, un proyector de Samsung que tiene como puntos fuertes una resolución de imagen sobresaliente gracias a su tecnología triple láser 4K UHD con certificación HDR10+ y su tiro ultracorto que le permite desplegar una enorme pantalla de 120 pulgadas a tan solo 4 cm de la pared y que, por tanto, encaja en cualquier parte. 

El Samsung Galaxy Z Fold 3 5G ahora es compatible con S-Pen: un gran acierto para su enorme pantalla con cámara bajo el panel, aunque sigue al alcance de pocos

Además, no requiere de pantalla sobre la que poner el contenido, ya que deja unos resultados extraordinarios en cualquier pared blanca y que se asemeja bastante a la experiencia de una sala de cine y que incluso la supera en algunos puntos

El único punto negativo es su precio de 3.500 euros, aunque tras un uso intensivo he de decir que está plenamente justificado. 

Me he montado un cine en casa y lo he disfrutado como un enano, tanto viendo películas y series como disfrutando de mis videojuegos favoritos. 

¿Quieres saber qué me ha parecido el proyector de Samsung The Premiere? Sigue leyendo. 

Un diseño pensado para encajar en cualquier parte gracias a su tiro ultracorto.

The Premiere

Cuando me dieron la oportunidad de probar este dispositivo empecé a hacer cálculos para saber dónde podía ponerlo para disfrutarlo. Acostumbrado a los clásicos proyectores de toda la vida que deben tener una gran distancia con la pared para poder tomar forma, no tenía muy claro en qué espacio colocarlo

Como podrás imaginar, mi sorpresa ha sido mayúscula cuando después de leerme las especificaciones me he encontrado que puedes colocarlo a tan solo 4 cm de la pared gracias a su extraordinario tiro ultracorto para dejar una imagen asombrosa de 120 pulgadas sin problema.

¿Y qué pasa con el diseño? Una auténtica preciosidad que encaja en cualquier parte de la casa gracias a su estética minimalista de 550x141x367 mm y compacta que no desentona en absoluto. 

The Premiere

Tiene un cuerpo en blanco muy elegante con una rejilla gris en la parte delantera por donde sale el sonido que cubre todo el frontal. Por su parte, los laterales también en blanco y con un diseño en lámina muy bonitos redondean una estética que me ha gustado muchísimo

En la parte inferior reposan unas patas muy disimuladas para colocarlo donde quieras y que son francamente estables., La parte trasera tiene las conexiones —francamente completas y de las que hablaré más adelante— y en la parte superior una elegante línea negra donde descansa el sensor triple láser. 

Instalación sencilla e inmediata, aunque de vez en cuando tienes que corregir su ubicación. 

The Premiere

Una vez tienes claro dónde va a ir el dispositivo, lo único que tienes que hacer es conectarlo a la corriente, encenderlo con el mando y seguir las indicaciones de la pantalla. 

Al fin y al cabo su comportamiento es como el de otra Smart TV más —funciona como tal, como podrás imaginarte— y no tiene ningún tipo de complicación

El único problema que le he visto —seguramente sea culpa mía porque lo he puesto en un lugar de paso— es que el recuadro de la imagen a veces estaba torcido, seguramente por haberlo rozado al pasar, pero ponerle remedio es francamente simple: lo mueves ligeramente de delante hacia atrás por los laterales hasta que tengas la imagen correcta y listo. 

Una calidad de imagen apabullante que incluso me ha hecho preguntarme si de verdad necesito un televisor para disfrutar al máximo de mis juegos o series favoritas. 

The Premiere

Para que te hagas una idea del nivel al que llega The Premiere, toda mi casa es una mina de gotelé y, a pesar de ello, he disfrutado de una resolución de imagen absolutamente increíble

Como es lógico, lo más recomendable es una pantalla blanca plana y, de no tener ninguna no podrás disfrutar de una experciencia 100% perfecta. Aquí Samsung sí que recomienda usar un panel a dedicado al proyector de distancia ultracorta, pero en mi caso no tenía ninguna y no he podido comprobarlo de primera mano.

The Premiere tiene tecnología triple láser 4K UHD con 2.800 Lumens y, además, cuenta con certificación HDR10+ que deja una imagen vibrante, realista y llena de color y matices. 

Como más se disfruta, eso sí, es con las luces apagadas y la persiana echada, pero también la puse a examen a plena luz del día y, aunque los resultados no son tan impactantes, sí que saca un notable alto.

Me ha dejado asombrado lo bien balanceados que están los colores y su fantástico comportamiento en escenas oscuras donde habitualmente siempre se pierden detalles.

The Premiere

Y aquí solo estoy hablando del modo que viene por defecto, ya que ofrece un modo filmmaker, perfecto para ver películas, que sube enteros y ofrece una experiencia propia de una sala de cine

La única pega es que de vez en cuando el láser se colaba en pantalla y dejaba una tonalidad verde extraña en la parte inferior de la imagen, pero se iba sola al cabo de unos segundos. 

He disfrutado tanto con este proyector que durante la prueba me he olvidado por completo de mi televisor normal (y eso que en cuanto a tecnología es bastante similar). 

Pero es lo que tiene la grandeza: comparar 120 pulgadas con 55 y que se vea prácticamente igual y en determinadas ocasiones mucho mejor el proyector habla por sí solo

Un sonido rico, bien balanceado y al que no le hace falta ningún extra para disfrutar al máximo. 

The Premiere

The Premiere guarda en su interior un potente sistema de audio de 40W con 2.2 Ch que me ha dejado maravillado.

La tecnología Acustic Beam del proyector utiliza 22 orificios para distribuir el sonido de forma natural y logra llenar cualquier habitación sin problema para generar una experiencia de inmersión sobresaliente

Además, el clásico problema del balanceo de música y efectos especiales VS voces de los actores desaparece y está francamente bien ajustado, por lo que no tendrás que tener el mando en la mano para ir bajando o subiendo el volumen por si hay un golpe sonoro potente. 

Para que te hagas una idea, la sensación de sonido que consigue es más propio de una sala de cine que de un televisor y todo ello sin recurrir a ningún equipo de audio para mejorarlo

Es más, ya te digo que ni lo necesita: ofrece un registro tan variado y equilibrado que a menos que busques una experiencia 7.1 envolvente de gama alta no vas a necesitarlo. 

Conectividad total, buena experiencia de usuario y un sinfín de funcionalidades extra: un combo muy completo.

The Premiere

En cuanto conectividad tiene todo lo necesario para los tiempos que corren: 3 puertos HDMI con uno específico eARC para la conexión de la consola, wifi integrado, bluetooth 5.2, entrada de red (LAN) un USB y como no, salida de Audio Digital (Óptica) por si quieres mejorar su ya de por sí potente sonido. 

Su sistema operativo es el habitual de Samsung, Tizen, y su comportamiento es francamente sencillo e intuitivo y, al contrario que el que me encontré en The Frame, no da tirones ni tiene comportamientos extraños. 

Tiene características muy chulas como el sonido adaptativo, que cambia en función del ruido en la sala, la conectividad inmediata con el HDMI que enciendes, modo de juego para sacarle más partido a tu consola favorita y Alexa para poder controlar todo con el asistente de Amazon. 

The Premiere

Al funcionar como una Smart TV también podrás instalar las aplicaciones de streaming que quieras como Movistar Plus, Netflix, HBO o Disney Plus, por poner unos cuantos ejemplos y si no está tu aplicación favorita, tampoco hay problema: acercas el móvil a The Premiere y, con un suave toque, transfiere la imagen de un lado a otro

También tiene compatibilidad con Airplay 2, por lo que podrás pasar lo que estás viendo en el ordenador al proyector sin necesidad de cables y lo mejor: sin pérdida de resolución de imagen. 

The Frame tiene un combo de conectividad total en donde no falta de nada y, además, integra un montón de funciones extra que la hacen francamente atractiva. Bravo por Samsung. 

Una calidad de imagen que parece sacada de una sala de cine, fabuloso diseño que encaja en cualquier parte gracias a su tiro ultracorto y un sonido rico, variado y muy bien balanceado ¿Su única barrera? Su precio: 3.499 euros.

The Premiere

Está claro que su precio puede asustar, pero tras pasar un mes junto a The Premiere tengo claro que está más que justificado

Actualmente no existe un proyector igual —bueno, su hermano mayor de 130 pulgadas que sube el precio a los 6.500 euros— y con unas especificaciones similares que arroje una calidad de imagen tan sobresaliente y un sonido tan depurado. 

Tras todo este tiempo no he pensado en mi televisión tradicional y prácticamente he disfrutado jugando y viendo todo tipo de contenido en esta fantástica pantalla de 120 pulgadas. De hecho, me he llegado a plantear desprenderme de mi Smart TV y seguir con este producto

Es un dispositivo único, aunque claro, es un producto destinado a un público muy concreto que pueda gastarse ese dinero. Un capricho que, si puedes permitírtelo, no te va a defraudar

Otros artículos interesantes:

Samsung puede bloquear de forma remota cualquiera de sus Smart TV en todo el mundo

Samsung deshabilita las funciones de la cámara del Galaxy Z Fold 3 si desbloqueas el 'bootloader'

Samsung crece más de un 70% respecto al segundo trimestre de 2020 gracias al negocio de los semiconductores

Te recomendamos

Y además