"2025 es mañana": el sector español del automóvil pide acelerar la ejecución de los fondos europeos del PERTE del vehículo eléctrico

Wayne Griffiths, presidente de ANFAC (i) y José Vicente de los Mozos, presidente saliente de ANFAC (d)
Wayne Griffiths, presidente de ANFAC (i) y José Vicente de los Mozos, presidente saliente de ANFAC (d)

ANFAC

  • El sector automovilístico pide acelerar la ejecución de los fondos europeos vinculados al PERTE del vehículo eléctrico, cuya convocatoria de ayudas se aprobó hace un mes.
  • "2025 es ya", enfatizó el nuevo presidente de la patronal ANFAC, el británico Wayne Griffiths, presidente de Seat.
  • Volkswagen mantiene la incógnita sobre dónde instalará su fábrica española de baterías: Aragón, Extremadura y Comunidad Valenciana ganan enteros por el requisito europeo de que el proyecto se realice en una región de menor riqueza.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El vehículo eléctrico es, en teoría, una de las prioridades del gobierno español para utilizar los fondos europeos de recuperación postpandemia. Tanto es así que el ejecutivo estrenó el mecanismo estrella para acelerar la concesión de estas ayudas —el PERTE o Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica— con uno para el vehículo eléctrico, anunciado hace más de 6 meses.

Sin embargo, los meses pasan y las compañías del sector reiteran sus quejas sobre la lentitud en el avance de este mecanismo que les permitirá obtener esas ayudas. El último en hacerlo ha sido Wayne Griffiths, el presidente de Seat, la marca española propiedad de la alemana Volkswagen, que precisamente ha condicionado la instalación de su fábrica de baterías en España a las ayudas.

Griffiths fue elegido este miércoles como nuevo presidente de la patronal de fabricantes de automóviles ANFAC para los próximos 2 años, un cargo en el que sustituye a José Vicente de los Mozos, presidente de Renault España. Y no dudó en volver a pedir celeridad al Ejecutivo.

"2025 es mañana", señaló el ejecutivo británico, que reclamó "salir a ganar, tomar decisiones ya" en lo referente al PERTE del vehículo eléctrico, según recoge Cinco Días. "Es el momento de apostar por la transformación de este país en un hub de movilidad sostenible para Europa”, agregó.

Hace menos de un mes que el Gobierno publicó en el Boletín Oficial del Estado las bases de las ayudas del PERTE, prácticamente 6 meses después de su anuncio, tras haber recibido la autorización de la Comisión Europea. 

Las ayudas para el periodo 2021-2023 tendrán un importe máximo de 2.975 millones de euros, de los cuales 1.425 millones serán préstamo y 1.550 millones como subvenciones. Los fabricantes que obtengan las ayudas tendrán como plazo máximo para realizar los proyectos el 30 de septiembre de 2025.

El precio de la transición al vehículo eléctrico en España: se perderán 29.000 empleos en 2030 y 165.000 trabajadores necesitarán reciclarse

Los proyectos que se presenten al PERTE tendrán que ser presentados en formato de agrupación de emrpesas y presentar proyectos que involucren a varios eslabones del sector y cubrir alguno de los bloques obligatorios, los opcionales y los transversales. 

Las áreas obligatorias son tres: fabricación de equipos originales, fabricación de baterías o pilas de hidrógeno, y fabricación de otros componentes del vehículo eléctrico. Entre las complementarias figuran componentes de vehículo inteligente, conectividad y sistemas de recarga; y de forma transversal aparecen otros elementos como economía circular, digitalización y formación profesional.

Estas ayudas son claves para amortiguar en la medida de lo posible una descarbonización que va a costar empleos al sector automovilístico: un reciente estudio cifra en 29.000 puestos de trabajo los que se perderán en la industria por la transición del vehículo de combustión al vehículo eléctrico.

Las incógnitas: ¿dónde estará la gigafactoría española?

Una operaria en una cadena de producción de baterías para coches eléctricos en China.

Con la convocatoria de ayudas aprobada, el sector tiene que despejar una gran decisión que será clave para ese objetivo de convertir a España en un foco empresarial o hub de la electromovilidad: dónde se ubicará la fábrica de baterías de Volkswagen, con la que el fabricante alemán pretende cubrir su objetivo de tener 6 gigafactorías europeas para 2030.

Esta planta, que provocó durante el verano una guerra entre comunidades autónomas para ofrecer buenas condiciones a la compañía alemana, tendría algunas restricciones vinculadas al PERTE. Según La Información, uno de los requisitos impuestos por la Comisión Europea para aprobar las ayudas es que las inversiones en capital fijo se dediquen a la regiones con menor riqueza, medida en renta per cápita.

Como resultado, Cataluña queda fuera de las quinielas para la gigafactoría española, según descartaron fuentes de la marca alemana a La Vanguardia y ganan enteros tres regiones.

Bruselas pone límite a las autonomías para competir en el Perte del automóvil: el Gobierno central será el encargado de adjudicar más de la mitad de las ayudas al coche

Una de ellas es Aragón, que tiene a su favor la cercanía con las otras plantas de Volkswagen en Martorell (Barcelona) y Landaben (Navarra) y con una planta en su territorio de Stellantis (Figueruelas). También opta a ello es la Comunidad Valenciana, que propone Sagunto como destino, y otra es Extremadura, que cuenta a su favor con yacimientos de minerales útiles para las baterías, como litio y níquel.

Además, Volkswagen también mantiene las dudas sobre qué ocurrirá con los 500.000 eléctricos de Seat y su marca deportiva Cupra que pretendía producir en sus plantas españolas de Martorell (Barcelona) y Landaben (Pamplona). Hace casi un año Griffiths vinculó esa producción a algunos requisitos: que la cuota de vehículos limpios subiera al 10% de las ventas y los puntos de recarga instalados se incrementara hasta los 28.000.

Pues bien, ninguno de los requisitos se ha cumplido al cierre de 2021: las matriculaciones de eléctricos e híbridos enchufables en 2021 se quedaron en el 7,8% del total; y los puntos de recarga públicos están entre los 12.000 y los 16.000, según diferentes fuentes.

Otros artículos interesantes:

Volkswagen pide participar en el PERTE del vehículo eléctrico para instalar en España su tercera fábrica de baterías

Volkswagen tropieza con el Perte: España no llega a las ventas de coches eléctricos que exigía la empresa para fabricar en Martorell

Bruselas pone límite a las autonomías para competir en el Perte del automóvil: el Gobierno central será el encargado de adjudicar más de la mitad de las ayudas al coche

Te recomendamos