El sello más caro del mundo espera alcanzar el valor récord de 12 millones de euros en su subasta en junio

El sello más caro del mundo espera alcanzar el valor récord de 12 millones de euros en su subasta en junio.
El sello más caro del mundo espera alcanzar el valor récord de 12 millones de euros en su subasta en junio.

REUTERS

  • El sello Magenta de un penique de la antigua Guayana Británica volverá a salir a subasta en junio en Nueva York y se espera que alcance los 12 millones de euros. 
  • Su alto valor no tiene nada que ver con el diseño en sí sino con la rareza que supone poseerlo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La filatelia vivirá en junio una de sus jornadas históricas que tendrá pendiente a todos los coleccionistas del mundo. La prestigiosa casa de subastas Sotheby’s de Nueva York venderá el sello Magenta, el hasta ahora sello más caro del mundo, que en su venta anterior, en 2014, alcanzó el valor récord de 6,6 millones de euros. El mundo del coleccionismo valora ya por encima de los 10 millones de euros su precio, y desde la casa de subastas se muestran confiados en que podría alcanzar los 12 millones de euros para su futuro nuevo dueño. 

En el mundo de la filatelia, al igual que en otras ramas del coleccionismo, el valor físico de la pieza tiene más que ver con lo singular que sea que con el estado o diseño que presente. En el caso de la estampa más cara del mundo, se trata del único superviviente de una reducida serie que se imprimió en 1856 en la Guayana Británica, todavía colonia de la Inglaterra victoriana. 

Convierte tu afición en una fuente de ingresos: los 18 hobbies con los que puedes ganar dinero

En aquellos años, el territorio vivió una singular escasez de sellos que incluso llegó a ser una amenaza para los envíos postales y las comunicaciones con la colonia. La única solución que vio el gobernador fue recurrir a la industria de la prensa para imprimir los sellos que se necesitaban. 

El resultado fue este tipo de sello, denominado Magenta por el color de su motivo. Se hicieron muy populares en la colonia por su precio (un penique) y por el colorido al que no estaban acostumbrados. 

Esta pieza única, que se subastará el 8 de junio en Nueva York, fue encontrada por un niño de 12 años en 1873. Desconocedor del valor que podría alcanzar para un coleccionista, encontró un rápido comprador local. Con el paso de las décadas y las subastas, su valor se ha ido multiplicando

No estará solo en la subasta

Junto al sello Magenta, su actual propietario, el diseñador Stuart Weitzman, subasta otras joyas de su colección. 

  • Moneda de Águila Doble de 1933, considerada una de las más valiosas del mundo, y que en la anterior venta en 2002 alcanzó los 6,4 millones de euros. 
  • Cuatro sellos Jenny invertida, muy cotizado en el mercado filatélico, valorados entre 4,2 y 5,8 millones de euros.  

La historia del sello Magenta 

En el histórico de propietarios y travesías de esta estampa, considerado el más caro del mundo, destaca la figura del conde austríaco Philippe la Renotière von Ferrary, uno de los mayores coleccionistas de sellos de la historia.

La colección filatélica del aristócrata pasó como donación a la propiedad del Museo Postal de Berlín. Tras el final de la Primera Guerra Mundial, los franceses lo confiscaron a modo de reparación de guerra. En las décadas siguientes protagonizó varias subastas y cambios de propietarios hasta que en 1980, el millonario estadounidense John DuPont pagó 935.000 dólares de la época por él

LEER TAMBIÉN: Las subastas de arte online se convierten en un 'activo de refugio' entre los millonarios españoles durante la pandemia

LEER TAMBIÉN: Cómo funcionan las subastas de coches embargados por bancos e instituciones como Hacienda y la Seguridad Social

LEER TAMBIÉN: Qué va a pasar con el 5G en 2021: las operadoras se preparan para más inversiones y subastas de espectro, aunque lo más probable es que a ti te afecte poco por ahora

VER AHORA: Tomás Villén, director general de Porsche Ibérica: “En 2021, más de la mitad de nuestras ventas serán coches eléctricos; hemos conseguido poner alma a la electrificación”