Las señales recientes de magnetar pueden obligar a repensar las ráfagas de radio rápidas

Electromagnetismo espacial
Getty
  • Una estrella magnetizada a 16.700 años luz podría ser la pista definitiva para resolver el misterio de las ráfagas de radio rápidas.
  • La emisión  se encuentra ligeramente fuera de la definición de ráfagas de radio rápidas (FRB).
  • Según el astrónomo Gianluca Israel del Observatorio Astronómico de Roma, esto implicaría que la definición debe extenderse.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una estrella extremadamente magnetizada a 16.700 años luz de distancia podría ser la siguiente pista para resolver el misterio de las ráfagas de radio rápidas, según recoge ScienceAlert.

En los datos de las observaciones del magnetar 1E 1547.0-5408 tomadas en 2009, los astrónomos acaban de descubrir un par de ráfagas de emisión de radio que se parecen a las de SGR 1935 + 2154, una magnetar que, a principios de este año, se identificó como una fuente de ráfagas de radio rápidas desde el interior de nuestra galaxia.

La emisión de 1E 1547.0-5408 se encuentra ligeramente fuera de la definición de ráfagas de radio rápidas (FRB), tal y como se entiende, de fuentes exteriores a la Vía Láctea. 

Así, según el astrónomo Gianluca Israel del Observatorio Astronómico de Roma, esto implicaría que la definición debe extenderse.

"Los nuevos descubrimientos, tanto en SGR 1935 + 2154 como en 1E 1547.0-5408, han cambiado la definición de FRB en sí", explicó. 

Las ráfagas de radio rápidas son un misterio que ha desafiado de forma considerable a los astrónomos. Mayormente, son ráfagas de ondas de radio impredecibles y extremadamente poderosas que duran solo milisegundos y pueden descargar tanta energía como cientos de millones de soles. 

La mayoría de las pocas docenas de fuentes que se han detectado hasta la fecha solo han estallado una vez. Esto ha hecho que sea casi imposible precisar qué los causa.

Las misiones espaciales más ambiciosas de las próximas décadas

Sin embargo, a finales de abril de este año, se produjo un milagro inesperado: la magnetar SGR 1935 + 2154 escupió una ráfaga que se ajustó perfectamente a dicho perfil: un pico de radio de milisegundos de duración y tan poderoso que se podría haber detectado desde otra galaxia. 

A principios de este mes, este hecho se confirmó oficialmente como una ráfaga de radio rápida, FRB 200428. 

Sin embargo, SGR 1935 + 2154 no se hizo  y, desde entonces, ha emitido varias ráfagas de radio más, menos potentes, pero consistentes con el perfil.

La magnetar 1E 1547.0-5408 es conocida por su actividad intermitente, durante la cual emite ráfagas de radiación en rayos X, rayos gamma y ondas de radio. Ha tenido al menos tres estallidos de este tipo que se conozcan: en 2007, 2008 y 2009.

Dado que las magnetares (estrellas de neutrones con campos magnéticos increíblemente poderosos) son relativamente raros, los astrónomos han registrado estos estallidos con avidez. 

No obstante, las ráfagas rápidas de radio solo se descubrieron en 2007 ya que, en aquel entonces, nadie estaba buscando realmente dicha actividad en magnetares.

"Las ráfagas de radio rápidas fueron descartadas como artefactos de origen terrestre", explicó Israel. "A pesar de que creíamos que nos enfrentábamos a eventos astrofísicos nuevos y verdaderos, estábamos más interesados

en buscar eventos similares, por lo que buscábamos explosiones extragalácticas". 

Sin embargo, tras el descubrimiento de SGR 1935 + 2154, Israel y sus compañeros decidieron revisar los datos recopilados por el Observatorio Parkes en Australia, el Observatorio de rayos X Chandra de la NASA y el XMM-Newton de la ESA, cuando 1E 1547.0-5408 estaba experimentando su explosión más brillante en 2009. 

Astrónomos encuentran el eslabón perdido de los agujeros negros después de que uno absorbiera una estrella

Efectivamente, el 3 de febrero de 2009, detectaron dos ráfagas de ondas de radio. El primero fue de 200 milisegundos, con una fluencia de 0,6 kiloJansky milisegundos, seguido un segundo después por una explosión de rayos X. El segundo evento tuvo aproximadamente la misma duración, aunque fue ligeramente más débil. 

Ambos picos son más anchos y débiles que las ráfagas de radio rápidas, pero la fuerza de las ráfagas más débiles de SGR 1935 + 2154 es similar a las ráfagas de IE 1547.0-5408. Además, ambas magnetares han mostrado actividad de rayos X en el momento de sus ráfagas de radio, así como pulsaciones de radio que no estaban alineadas con las mismas. 

Esto sugiere que puede haber alguna variación en las ráfagas de radio rápidas lo que, a su vez, podría ayudar a restringir los mecanismos que los causan, especialmente porque ambas magnetares se comportan de manera similar a las normales. Si se confirma, podría ayudar a averiguar de dónde provienen las ráfagas de radio rápidas extragalácticas. 

"La fenomenología de las ráfagas de radio de las magnetares nos dice que podrían ser responsables de, al menos, una fracción de las FRB observadas hasta ahora en otras galaxias", concluyó Israel.

LEER TAMBIÉN: Los astrónomos advierten que la constelación de satélites de Elon Musk podría limitar los descubrimientos científicos y estropear la observación de las estrellas

LEER TAMBIÉN: Astrónomos encuentran un nuevo sistema formado por 6 planetas que orbitan en una resonancia casi perfecta

LEER TAMBIÉN: Los científicos descubren 24 planetas con condiciones adecuadas para la vida y uno en concreto sería mejor que la Tierra

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido

Más: