Pasar al contenido principal

Ser rico puede hacer que vivas 9 años más en plenas facultades, aunque cada vez será más difícil combinar salud y longevidad

Un jubilado juega a la petanca en una urbanización de Estepona (Málaga)

Reuters

  • Un estudio del University College de Londres desvela que ser rico puede añadir 9 años a tu esperanza de vida.
  • La investigación, realizada a lo largo de 10 años en Reino Unido y EE.UU. desvela que las personas más ricas de ambos países vivieron entre 31 y 33 años más después de cumplir los 50, casi 10 años más que las rentas más bajas.
  • Sin embargo, estudios oficiales británicos revelan que, aunque aumente la esperanza de vida, las generaciones más jóvenes disfrutarán de peor salud que sus abuelos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

No es ningún secreto que ser rico no te da la felicidad, pero, según un estudio reciente, sí podría ayudarte a alcanzar la longevidad.

Esta es una de las principales conclusiones de una investigación del University College de Londres en el que se busca determinar la influencia de las desigualdades socioeconómicas en la esperanza de vida y en su disfrute sin enfermedades ni achaques graves.

Este estudio se ha realizado a lo largo de 10 años mediante el seguimiento de 10.700 adultos británicos y 14.800 estadounidenses de más de 50 años, a los que se ha segmentado en grupos basados en la riqueza total de sus hogares.

De este modo, sus responsables han intentado medir cuánto tiempo podemos esperar vivir sin complicaciones de salud según el nivel de vida del que disfrutemos.

La directora del estudio, la doctora en epidemiología y atención sanitaria Paola Zaninotto, ha resaltado la importancia de contar con datos concretos sobre la salud durante el envejecimiento y las condiciones que pueden influir en ella. "Al medir la esperanza de vida saludable, podemos estimar el número de años de vida que disfrutaremos con un buen estado de salud", ha afirmado la experta al diario británico The Guardian.

Leer más: Un superviviente del Holocausto revela el secreto de la felicidad y la longevidad

Así, los resultados son fáciles de comparar. Entre las mujeres, tradicionalmente más longevas que el sexo masculino, que participaron en el estudio, las que pertenecen a los grupos con mayor nivel de riqueza vivían en torno a 33 años en plenas facultades después de haber cumplido los 50 años. Mientras, en las mujeres menos ricas los años de envejecimiento saludable se reducen a 24 años en EE.UU. y 24,6 años en Inglaterra.

Esa brecha de longevidad entre ricos y pobres se mantiene entre los hombres. Una vez cumplido el medio siglo, los ingleses y estadounidenses más acaudalados pueden esperar disfrutar de 31 años adicionales con buenas condiciones de salud, mientras que los que figuran en los grupos más desfavorecidos solo lo harán durante unos 23 años a lo sumo.

Leer más: España adelanta a Italia y se coloca líder en el ranking de los países más saludables del mundo

Zaninotto ha destacado que su estudio revela la influencia que tiene el estado de bienestar en la longevidad saludable. “Sabemos que mejorar tanto la calidad como la cantidad de años que se espera que vivan las personas", afirma la doctora, "tiene implicaciones para el gasto público en sanidad, en los ingresos, en la atención a largo plazo de las personas mayores y en su participación laboral".

Por ello, la directora del estudio del University College ha recalcado que su informe debe tener consecuencias en las políticas sociales como vía para mejorar y ampliar la vida de los británicos y estadounidenses. "Nuestros resultados sugieren que los legisladores en Inglaterra y Estados Unidos deben hacer mayores esfuerzos para reducir las desigualdades en salud”, ha declarado Zaninotto.

Sin embargo, los últimos estudios de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) de Reino Unido revelan que, aunque esté aumentando la esperanza de vida en general entre los británicos, esos años de más no necesariamente implican una vejez saludable, especialmente entre los más jóvenes. Así, la ONS asegura que los nacidos en 2018 tienen más posibilidades de pasar más años de vida con mala salud que sus abuelos.

Leer más: Este médico japonés experto en longevidad, que vivió 105 años, recomendaba no jubilarse nunca o, al menos, hacerlo después de los 65

En concreto, las estadísticas señalan que desde 2009 los ingleses y galeses han ganado 33,5 semanas de esperanza de vida saludable, en el caso de los hombres, y 23,3 semanas, en el de las mujeres. No obstante, teniendo en cuenta la esperanza de vida total, las cifras revelan que entre 2011 y 2018 el porcentaje de vida con buena salud ha caído del 79,9% al 79,5% entre los hombres y del 77,4% al 76,7% entre las mujeres.

Además, los datos de la ONS estiman que los bebés que están naciendo ahora mismo disfrutarán en el futuro de incrementos mucho menores de su esperanza de vida que los que experimentarán aquellos que nacieron en la primera década del nuevo milenio.

Y además