Pasar al contenido principal

La OCDE planea que las grandes tecnológicas como Google, Facebook y Amazon paguen impuestos donde hagan negocio

Google CEO Sundar Pichai (left) and Facebook CEO Mark Zuckerberg.
El CEO de Google, Sundar Pichai (izquierda) y el CEO de Facebook Mark Zuckerberg. Getty/Business Insider composite
  • La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha esbozado una gran revisión de las normas fiscales que golpearía a los gigantes de la tecnología con facturas fiscales mucho mayores.
  • Actualmente, multinacionales como Google y Facebook pueden reducir su carga tributaria presentando la declaración en paraísos fiscales como Irlanda.
  • Regiones como Francia han estado presionando para que se establezcan normas más estrictas que obliguen a los gigantes de la tecnología a pagar más tasas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los gobiernos tendrán más poder para gravar a las grandes multinacionales que hacen negocios en sus países en el marco de una importante revisión de las normas fiscales internacionales de décadas de antigüedad, tal y como ha esbozado el miércoles por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El auge de las grandes empresas de Internet como Google y Facebook ha llevado al límite las normas fiscales actuales, ya que estas empresas pueden tributar en paraísos fiscales, como Irlanda, independientemente de dónde se encuentren sus clientes.

A principios de este año, más de 130 países y territorios acordaron que era necesario reescribir este tipo de normas que se remontan en gran medida a la década de 1920 y encargaron al foro de políticas públicas de la OCDE con sede en París que presentara propuestas.

Leer más: La gran revolución sobre los impuestos a las tecnológicas que podría costar millones de euros a Amazon, Facebook o Google comienza a hacerse realidad en Europa

La cuestión de gravar a las grandes empresas multinacionales internacionales se hace urgente a medida que un número cada vez mayor de países adopta planes para gravar con sus propios impuestos a las empresas digitales en ausencia de un acuerdo global.

"El sistema actual está bajo presión y no sobrevivirá si no eliminamos las tensiones", dijo a los periodistas en una conferencia telefónica el jefe de política fiscal de la OCDE, Pascal Saint-Amans.

Algunos países que componen el organismo han estado presionando para que los gigantes de la tecnología paguen impuestos en todas las regiones donde tienen usuarios. Francia, en particular, se ha hecho oír al respecto, proponiendo un impuesto a los servicios digitales que supondría un impuesto del 3% sobre la facturación en Francia para un grupo selecto de 30 empresas, entre las que se incluyen Facebook, Google y Amazon. El presidente de Estados Unidos, Trump, se indignó con la propuesta y ordenó que se investigara si se dirigía injustamente a las empresas estadounidenses.

Leer más: Así es la 'tasa Google' que propone Francia, que recaudaría menos de la mitad que la española

Reino Unido propuso un impuesto similar del 2% en octubre de 2018, cuya entrada en vigor está prevista para 2020, y el entonces el Primer Ministro Boris Johnson expresó su apoyo a la idea. "Es profundamente injusto que las empresas de calle paguen impuestos desorbitados... mientras que los gigantes de Internet — Facebook, Amazon, Netflix y Google — no están pagando prácticamente nada", dice Johnson.

España también es uno de los países a favor de crear este impuesto y el ejecutivo de Pedro Sánchez aseguró que ejecutaría una hoja de ruta para que la Tasa Google pueda estar lista a principios de 2020. Sin embargo, también advirtió que si se alcanzara un acuerdo a posteriori, España se sumará a los demás. 

Y además