Pasar al contenido principal

Solo queda un 2% para el acuerdo del Brexit entre la UE y el Reino Unido, según la secretaria de Estado de Comercio

Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comercio
Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comercio ICEX
  • Xiana Méndez ha dejado entrever la posibilidad de un acuerdo inminente para el Brexit entre la UE y Reino Unido.
  • "Existe un acuerdo de un 98% en las áreas que tienen que ser tratadas" en las negociaciones para el Brexit, ha explicado la secretaria de Estado de Comercio.
  • En su opinión, existe margen para alcanzar un acuerdo sobre el Brexit antes de principios de diciembre.

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, ha explicado este miércoles su confianza en que la Unión Europea y Reino Unido alcancen un acuerdo para el Brexit antes de principios de diciembre y evitar así un escenario en el que el país británico pase a ser un "país tercero, como lo pueden ser EEUU o Rusia".

Si bien ha recordado que "en la negociación con Reino Unido no participan los Estados individualmente", Méndez ha dejado entrever la situación se podría desbloquear en un futuro no muy lejano, ya que "existe un acuerdo de un 98% en las áreas que tienen que ser tratadas" en las negociaciones para el Brexit.

Leer más: El calendario del Brexit: estas son las fechas límite para alcanzar un acuerdo

Sin embargo, en su opinión, ese 2% restante se concentra en "temas espinosos, como el trato a los ciudadanos de la UE y de Reino Unido en el exterior, qué ocurrirá con los compromisos presupuestarios comunitarios y cómo evitar la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte".

Un problema que precisamente supone el principal escollo para Méndez. "De entre todos, este problema es el más preocupante. La solución más evidente es que Irlanda del Norte quedara dentro de la unión aduanera de la UE, algo que Reino Unido está rechazando", ha reconocido en una jornada organizada por el ICEX bajo el título de Las empresas españolas ante el Brexit.

Reino Unido, el tercer cliente de España y el primer destino de nuestras inversiones

En cualquier caso, Méndez ha recordado que "Reino Unido es nuestro tercer cliente, detrás de Alemania y de Francia, y fue nuestro primer destino de inversiones en 2015 y el segundo en 2016", algo que afectaría especialmente a las empresas españolas en el caso de un Brexit sin acuerdo.

"Queremos que, tras el Brexit, Reino Unido siga siendo uno de los socios principales de España", ha resumido. "En estos cinco meses, el acuerdo no solo debe haberse alcanzado, sino también haber sido ratificado por ambos gobiernos. Si no se ha alcanzado […], tendríamos una relación comercial con Reino Unido como un país tercero, como en el caso de EEUU o Rusia”, ha añadido.

Leer más: Cómo afectaría a España un Brexit sin acuerdo: visados para trabajar y nuevos aranceles

En este sentido, ha planteado la hipótesis de que no se alcance un acuerdo: "La fecha del 29 de marzo podría ser susceptible de una prórroga, pero ahora mismo no se contempla, por lo que hay que estar preparado. Si Reino Unido no es parte del mercado interior, será necesario instalar fronteras”.

Así, ha explicado que la situación actual está estancada porque la propuesta de Reino incluye la "libre movilidad de bienes, pero no de servicios, algo que es insuficiente para la UE".

Ante el escenario de un Brexit sin acuerdo, la secretaria de Estado de Comercio ha destacado 6 aspectos de nuestra relación comercial con Reino Unido que cambiarían irreversiblemente, a saber:

  • Imposición de aranceles
  • Fronteras y controles aduaneros
  • Controles no aduaneros dobles: tanto al salir de España (control de exportación de la UE) como al entrar en Reino Unido (control de importación del país británico)
  • Procedimientos administrativos adicionales
  • No habrá libre movilidad de trabajadores
  • No reconocimiento de cualificaciones profesionales y certificaciones de productos

Incertidumbre respecto a las certificaciones comunitarias

Uno de los puntos clave tratados tanto por la secretaria de Estado de Comercio como por parte de los expertos presentes en el evento ha sido la homologación de certificaciones de productos, actualmente bajo el paraguas comunitario.

Como ha explicado Rocío Frutos, subdirectora general de Política Comercial de la UE, "Reino Unido dejará de tener capacidad de homologación en la UE, por lo que hay que tenerlo en cuenta de cara a productos protegidos o con denominación de origen".

Asimismo, las certificaciones actuales de la UE para todo tipo de productos, dejarán de tener validez en Reino Unido, por lo que "por mucho que un producto tecnológico tenga una certificación comunitaria CE, no valdrá" en el país británico, según Alicia Sánchez, subdirectora general de Inspección, Certificación y Asistencia Técnica del Comercio Exterior.

En su lugar, ese producto tecnológico hipotético, tendría que pasar los controles de calidad de Reino Unido y obtener la certificación futura correspondiente, que a día de hoy se desconoce cuál será.

Reino Unido y sus tres criterios para mantener los acuerdos comerciales vigentes

Por otro lado, Pedro Pascual, subdirector general de Política Arancelaria y de Instrumentos de Defensa Comercial, ha descrito la situación anómala que vivirá la UE respecto a los acuerdos comerciales vigentes de las empresas españolas con Reino Unido.

"Reino Unido estará fuera del ámbito de la UE y todos los productos originarios, o intermedios para productos finales, dejarán de serlo: pasarán a ser considerados no originarios y, por tanto, sujetos a regulación y tasas. Tendrán que establecerse acuerdos puntuales" para evitar esta situación, ha explicado.

"Los sectores que se van a ver más afectados son el del automóvil y el químico" y aquellos que incumplan alguno de los requisitos que la comisión creada en Reino Unido para evaluar la pertinencia de los acuerdos comerciales vigentes. Es decir, que no haya una producción importante o que entre en conflicto con la producción en Reino Unido de ese producto o sector, según Pascual.

En cualquier caso, Méndez ha explicado que ya se está actuando en la "divulgación de material informativo y elaborando planes para solventar contingencias". Porque, como ha explicado, "debemos hacer del Brexit una oportunidad, en un nuevo marco en el que estrechar los vínculos con un socio importante".

Te puede interesar