5 aberraciones que estás cometiendo al cambiar de banco: estos errores te van a costar dinero

Un hombre preocupado en el cajero de un banco
Getty

Cambiar de banco es un proceso mucho más complejo de lo que parece, sobre todo si no estás al tanto de los pasos a seguir o es la primera vez que lo haces.

Desconocer los entresijos de este tipo de operaciones te puede llevar a cometer errores, y estos errores van a provocar que pierdas dinero.

El mejor truco para que el banco te devuelva las comisiones indebidas: siguiendo estos pasos recuperas el dinero de forma más rápida

Exponerte a comisiones que no habías previsto, dejar abierta la cuenta anterior y seguir pagando o no conocer con seguridad las condiciones del nuevo banco son los típicos errores a evitar.

A continuación, se recopilan las 5 aberraciones que estás cometiendo al cambiar de banco, según advierten desde HelpMyCash.

Ojo con los requisitos del nuevo banco

A una mujer no le funciona la tarjeta del banco

Una equivocación muy común es la de cambiarte de banco porque te lo ha recomendado un amigo o familiar. Esto puede llevarte a no leer la letra pequeña y a abrirte una cuenta sin pensarlo bien.

Lo cierto es que según su situación económica y personal te va a resultar más conveniente una entidad que otra, de ahí que sea necesario pararse a leer la letra pequeña.

Según HelpMyCash, dejarte recomendar sin prestar atención puede provocar que abras una cuenta en un banco en el que no cumples los requisitos, exponiéndote así al pago de comisiones.

El típico despiste: no cerrar la cuenta anterior

Un hombre mira con preocupación su tarjeta bancaria

Cuidado con esto: trasladar el saldo y los ingresos a la nueva cuenta no significa que la anterior se vaya a cerrar automáticamente.

¡Cuidado! Si haces uno de estos ingresos de dinero en efectivo podrías tener problemas con Hacienda

Contacta con la entidad bancaria y solicita el cierre definitivo de la cuenta. De lo contrario, seguirás pagando comisiones y es posible que la cuenta quede al descubierto, generando una deuda.

No comprobar que el banco te ofrece las condiciones que buscas

Un hombre revisa facturas y documentos frente al ordenador

Además de revisar que cumples los requisitos, es necesario también estar seguro de que la nueva entidad bancaria te ofrece todos los servicios que buscas.

Un ejemplo sería Bizum, pues no todos los bancos operan con él. Lo mismo sucede con el paro o la pensión: no todos los bancos españoles aceptan domiciliarlo.

Otro caso muy típico es el de no tener cajeros de esa entidad cerca de casa, lo que te va a llevar a pagar comisiones cada vez que retires efectivo.

Cerrar la cuenta antigua demasiado pronto también es un error

Una pareja en un cajero automático.

Sí, tienes que cerrar la cuenta antigua, pero tampoco vayas tan rápido: hay varias cuestiones a revisar antes de hacerlo.

Según cuenta HelpMyCash a La Información, el cierre definitivo no se debe hacer hasta que compruebes que la nómina se transfiere de forma correcta en la nueva cuenta y que no quedan recibos por pagar en la antigua.

Lo mejor es mantener abiertas ambas cuentas con un mínimo de saldo durante un tiempo.

¡No olvides actualizar el número de cuenta donde sea necesario!

Una mujer revisando documentos delante del ordenador

La mayor aberración que puedes cometer es la de no actualizar en el trabajo el IBAN de la nueva cuenta; hazlo cuanto antes si no quieres dejar de cobrar tu sueldo cada mes.

Lo mismo ocurre con las prestaciones o con la pensión, hay que notificar el cambio a la administración correspondiente para que te ingresen el dinero.

Otros artículos interesantes:

Ibercaja anuncia su intención de salir a Bolsa: así será el camino del banco para saltar al parqué

Estas son las cuentas bancarias que no te cobrarán comisiones si ganas poco dinero o estás en paro

¡Cuidado con este SMS! Es una nueva estafa que pretende robar tus datos bancarios, según advierte el Banco de España

Te recomendamos