Pasar al contenido principal

La Universidad de San Francisco desarrolla un test rápido para diagnosticar la enfermedad del coronavirus en menos de una hora con tecnología CRISPR

Test de coronavirus.
REUTERS/Ints Kalnins
  • Científicos de la Universidad de San Francisco han creado unos tests con tecnología CRISPR que diagnostican el COVID-19 en menos de una hora. 
  • El equipo también asegura que la prueba es muy fácil de realizar y no requiere de equipo especializado. 
  • La prueba es una de las primeras en ser creada con la técnica CRISPR, lo que permite detectar dos secuencias de genes concretas que aumentan la precisión de la prueba, ya que facilita distinguir el COVID-19 de otros coronavirus muy similares.
  • El test todavía no ha sido aprobado por las autoridades competentes, pero los investigadores están intentando validar clínicamente la prueba para acelerar el proceso de autorización. 
  • La Universidad apunta a que los tests se empiecen a probar en colegios, clínicas o aeropuertos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un equipo de investigación de la Universidad de San Francisco (UCSF) ha creado unos tests con tecnología CRISPR que diagnostican el COVID-19 en 45 minutos, según explica la institución en un comunicado. 

El test, que se ha realizado en colaboración con Mammoth Biosciences y recibe el nombre de DETECTR, funciona como los kits que se están utilizando actualmente y realiza el análisis obteniendo muestras de coronavirus mediante cultivos nasofaringeos. 

La ventaja de este test es que, gracias a CRISPR, detecta dos secuencias genéticas concretas del virus, lo que permite que distinga entre el COVID-19 y otros coronavirus similares, aumentando su precisión. 

"La introducción y disponibilidad de la tecnología CRISPR acelerará el despliegue de la próxima generación de pruebas para diagnosticar la infección por COVID-19", asegura Charles Chiu, profesor de medicina de laboratorio en la UCSF y codirector del desarrollo de la nueva prueba.

El resultado es fácil de interpretar, según los científicos, que aseguran que funciona como un test de embarazo, mostrando unas líneas que revelan si es positivo o negativo. 

Leer más: Así funcionan los test de detección rápida del coronavirus

"DETECTR es fácil de aplicar y no requiere de ningún equipo especializado", aseguran también desde la Universidad. "Esto contrasta con las pruebas PCR, que requieren un equipo caro y especializado, limitando esas pruebas a laboratorios de diagnóstico bien equipados", insisten.

Eso sí, su sensibilidad es algo menor que las PCR, reconocen, aunque suficiente para detectar la carga viral de un paciente infectado. 

El test no ha recibido todavía la aprobación oficial de las autoridades competentes en Estados Unidos, pero los investigadores "están validando clínicamente la prueba en un esfuerzo por acelerar el proceso de aprobación", señalan. 

Los investigadores aspiran a que el test pueda empezarse a probar en sitios como aeropuertos, colegios y pequeñas clínicas.

Y además