Cómo la ansiedad derivada de la pandemia ha generado grandes supertendencias en las que invertir, según Credit Suisse

Manifestaciones con mascarillas por la quema de un vertedero en Ermua, Vizcaya.
Manifestaciones con mascarillas por la quema de un vertedero en Ermua, Vizcaya.

REUTERS/Vincent West

  • La ansiedad generada en las sociedades por la pandemia del COVID-19 habría creado unas necesidades y temáticas interesantes desde el punto de vista de la inversión.
  • Reto Hess, responsable de análisis de Security Research Equity Industrials de Credit Suisse, explica cuáles son las tendencias que se pueden ver más beneficiadas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia del COVID-19 ha ido mucho más allá del impacto en la sanidad. La población tardará mucho tiempo en olvidar todo lo ocurrido y por eso se han creado nuevas demandas por parte de la sociedad. 

La ansiedad que se ha generado en el mundo, de hecho, habría generado una gran supertendencia de inversión, según expone Credit Suisse en un reciente informe presentado por videoconferencia y al que ha tenido acceso Business Insider España

“Los gobiernos, las empresas y los ciudadanos ahora están buscando cómo reconstruir mejor el mundo posterior al COVID-19, y tienen en mente abordar los desafíos para el futuro compartido”, explica Michael Strobaek, director global de inversiones de la entidad bancariza suiza. “Los inversores pueden jugar un papel importante al dirigir su capital hacia soluciones de inversión que participen en este esfuerzo”, añade. 

Una de esas grandes temáticas nacería, efectivamente, de la mayor ansiedad por parte de las sociedades (sociedades ansiosas), que está alineada con los 8 criterios ODS de la ONU y aborda la desigualdad de oportunidades, con un enfoque en la asequibilidad de las necesidades humanas esenciales como la vivienda, la educación, la atención médica y la seguridad personal, además de la búsqueda de un empleo decente en medio de mercados laborales cambiantes. 

Hay muchas razones para que la gente esté ansiosa y algunos puntos de dolor populares han aumentado con la pandemia. El Índice de ansiedad de Credit Suisse, que rastrea si el descontento social está aumentando o disminuyendo, muestra que la desazón popular sigue aumentando. 

Según una encuesta habitual de Ipsos, "What Worries the World", las preocupaciones sobre el COVID-19 han disminuido desde un pico en abril de 2020; sin embargo, ha repuntado el modo respecto al crimen y la violencia, la corrupción, la pobreza y la desigualdad social o el desempleo.

Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

Durante el año pasado, las principales preocupaciones de los ciudadanos de todo el mundo fueron prácticamente las mismas. Entre ellas, se incluían incluidas las desigualdades con respecto a la falta de oportunidades o el acceso limitado a las necesidades básicas, los entornos de trabajo cambiantes, la financiación para la jubilación, el acceso a la nueva vivienda o la salud. 

“La pandemia de COVID-19 demostró ser un desafío económico adicional y los cambios en la seguridad laboral, el aumento del coste de la educación, el aumento de los gastos de atención médica y la seguridad personal y pública entre las principales prioridades para muchas personas en todo el mundo”, destaca Reto Hess, responsable de análisis de Security Research Equity Industrials de Credit Suisse. 

Tal y como describe Hess, el sector privado, incluidos los inversores, pueden ofrecer soluciones eficaces que no implican necesariamente un mayor gasto público, sino que requieren los incentivos y las asociaciones adecuados. 

“En este punto, algunas empresas interesantes en las que invertir son aquellas que brindan soluciones para reducir los costes de las necesidades básicas, como la atención médica, el acceso a la vivienda, la educación y la alimentación nutritiva”, relata el experto de la entidad bancaria suiza. 

“Pero también compañías que brindan actualización o educación a medida que las habilidades cambian radicalmente, o empresas que ayudan a mejorar la seguridad de los ciudadanos, incluida la prevención del COVID-19”, añade Hess.

Accesibilidad a la vivienda y la sanidad: 2 grandes temáticas que seguirán al alza en el futuro

El acceso a la vivienda sigue siendo un tema clave para muchos hogares durante la pandemia, y es algo que está cada vez más en el radar de los gobiernos y las empresas privadas. En Estados Unidos, San Francisco, por ejemplo, continúa luchando con una crisis de acceso a la vivienda de viviendas de larga duración, con un déficit de más de 220.000 pisos asequibles para los residentes más pobres del Área de la Bahía, según el informe Momentum for Lasting Solutions. 

“Ayudar a resolver estos problemas brinda oportunidades para las empresas, tanto en términos de finanzas como de reputación, y varios gigantes tecnológicos han aumentado las inversiones en viviendas baratas en San Francisco y otras ciudades de todo el país”, destaca Hess. 

Otra temática de inversión relacionada con la accesibilidad sería la sanidad. Los costes de la atención médica también siguen siendo una carga. McKinsey prevé entre 125.000 y 200.000 millones de dólares en costes añadidos cada año al sistema de salud de Estados Unidos, como consecuencia del COVID-19

Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

Sin embargo, un estudio de Peterson y la Kaiser Family Foundation espera que el gasto total en salud estadounidense se mantenga por debajo del nivel del año anterior, a medida que disminuyan los ingresos por servicios de salud, particularmente para los entornos de atención ambulatoria.

“La mayor adopción de tecnología junto con otras medidas como el mayor uso de genéricos sigue siendo un paso importante para reducir los costes de la atención médica y aumentar la accesibilidad sigue siendo importante, por lo que pensamos que las tecnológicas desempeñarán un papel importante en el logro estos objetivos”, analiza Hess.

La digitalización del trabajo generará más oportunidades de inversión

Por otra parte, el COVID-19 ha cambiado la forma de trabajar, ya que muchas personas se han visto obligadas al teletrabajo. Los trabajadores aprecian la flexibilidad, dado que el 75% de los encuestados en una encuesta de Adecco están a favor de un modelo híbrido: una combinación de oficina y hogar.

“En consecuencia, las empresas se están preparando para la vida laboral posterior al COVID-19, planificando modelos híbridos y otras soluciones innovadoras como la oficina cercana a la casa, donde las empresas alquilan espacios de oficina cerca de las viviendas de sus empleados, algo que genera oportunidades para invertir”, asegura el experto de Credit Suisse. 

Sin embargo, el teletrabajo no es una opción para todos, ya que los empleados supermercados, de transportes o del sector de comercio minorista, que normalmente dan empleo a trabajadores jóvenes y de bajos ingresos, son los menos propensos a al trabajo vía remoto.

Según una encuesta de McKinsey, la pandemia ha acelerado otras tendencias, como el aumento de la automatización y la digitalización en el mundo laboral, así como el uso de contratistas o trabajadores autónomos. 

“A medida que los trabajadores son desplazados por la tecnología, los esfuerzos de reconversión serán cada vez más críticos para la empleabilidad futura de los trabajadores y también brindarán una oportunidad para impulsar el crecimiento económico”, comenta Hess.

“Creemos que la gestión exitosa del talento y el capital humano será clave en el futuro, aunque las inversiones en la fuerza laboral se ven desalentadas por las reglas contables actuales”, dice el analista. “Si las inversiones en aprendizaje o desarrollo fueran capitalizadas y reconocidas en el balance, entonces se reflejarían como un ‘valor’ y alentarían a las empresas a invertir más en capital humano”, concluye.

Otros artículos interesantes:

Cómo pueden afectar las elecciones de Madrid a la bolsa española: los expertos coinciden en que los efectos serán muy residuales y solo habrá más movimientos ante una inesperada sorpresa

La industria del juego desatará el furor en los mercados: por qué Drafkings y Penn National pueden ser el nuevo 'all in' de los inversores

FireEye, Varonis Systems y otras compañías de ciberseguridad que pueden dispararse en bolsa por el avance del planeta hacia la inversión socialmente responsable

Te recomendamos

Y además