Threads, la nueva app de Meta, resuelve el gran dilema de las redes sociales nuevas: ¿qué va primero, el huevo o la gallina?

Katherine Tangalakis-Lippert,
Threads, la nueva red social de Meta.

STEFANI REYNOLDS/AFP vía Getty

  • La semana pasada, Meta lanzó su última apuesta en redes sociales, una alternativa a Twitter llamada Threads.
  • Los nuevos usuarios de Threads pueden transferir fácilmente sus datos desde sus cuentas de Instagram, por lo que la nueva aplicación ya cuenta con una base de usuarios consolidada.

Para las compañías que lanzan una red social hoy en día, es fundamental alcanzar un determinado número de usuarios para consolidar su producto, pero atraer a los fieles seguidores de otras plataformas puede llegar a ser prácticamente imposible. Threads, la nueva red social de Meta (matriz de Facebook, Instagram y WhatsApp), no tiene ese problema.

Instagram lanzó Threads el pasado 5 de julio y se presenta como una plataforma alternativa a Twitter, respetuosa con las marcas, que aprovecha el alcance de Meta para atraer a los usuarios de sus otras redes sociales.

Los nuevos usuarios de Threads pueden transferir fácilmente la información desde sus cuentas de Instagram, compartiendo los datos de sus cuentas y sus nombres de usuario entre las plataformas. Esta función hizo que más de 10 millones de personas se registrasen en Threads en las primeras horas desde su lanzamiento, según declaró el propio Mark Zuckerberg, CEO de Meta, a CBS News

Alexis Ohanian, cofundador de Reddit, explicaba precisamente en su cuenta de Threads el pasado viernes que la nueva aplicación de Instagram resuelve la gran pregunta que se plantean las empresas de redes sociales como BlueSky o Mastodon.

"¿Por qué debería cambiarse a otra plataforma un creador de contenido que ya ha invertido un montón de tiempo en construir todo el seguimiento que tiene su contenido en una red social? Para estas compañías existe un grave problema de arranque en frío", aseguró.

El problema de arrancar en frío 

Para las redes sociales nuevas, alcanzar una "masa crítica" de nuevos usuarios puede ser un gran reto, apunta Ohanian, porque sin una audiencia lo suficientemente amplia, es poco probable que los creadores de contenido —que a su vez atraen seguidores— se registren en un primer momento.

"Si no hay público, es difícil atraer a los creadores: el problema del huevo o la gallina", argumenta el cofundador de Reddit. "Instagram tiene la audiencia y tiene los creadores". 

"De la noche a la mañana, ha sido capaz de incorporar a un montón de gente que ahora tiene un incentivo para crear contenido en Threads, porque ya tiene seguidores en Instagram, y una parte de esos seguidores va a venir a esta otra plataforma; van a ver las notificaciones y van a querer probarlo".

Según el Boston Herald, la nueva red social de Meta logró alcanzar los 70 millones de usuarios únicos en apenas 2 días tras el lanzamiento.

Adam Mosseri, director de Instagram

"Las razones de su rápida aceptación son fáciles de ver", afirma Sarah Oh, exasesora de derechos humanos en Twitter y cofundadora de otra plataforma que intenta hacerle a competencia a la red social de Elon Musk, T2

"Meta ha aprovechado la gigantesca base de usuarios de Instagram y ha facilitado la conexión entre las cuentas que ya siguen [esos usuarios]. Y, por supuesto, se están aprovechando de la desilusión generalizada con Twitter", señala Oh a Business Insider.

Y añade: "Sin embargo, queda por ver si va a funcionar. ¿Ofrecerá algo nuevo a los usuarios, aparte de ser otro lugar donde conocer las cuentas que ya siguen en Instagram? Como el algoritmo potencia las publicaciones de las cuentas más grandes en detrimento de las de tus amigos, Threads parece algo así como 'la cámara de eco de los usuarios que sigues'".

T2 ya cuenta con más de 10.000 usuarios habituales, empezó a admitir usuarios en su lista de espera en diciembre y está incorporándolos de manera gradual para evitar sobrecargar su base comunitaria con nuevos usuarios. La cofundadora de esta red social asegura que no "cree que el lanzamiento 'big bang' sea una forma eficaz de iniciar comunidades online sanas".

En cambio, Adam Mosseri, CEO de Instagram, defiende que Threads "no va a hacer nada para fomentar" la política y las "noticias duras", el pan de cada día de las conversaciones en Twitter. En lugar de centrarse en sustituir a Twitter, según Mosseri, Threads será un lugar seguro para los usuarios "que están interesados en un lugar para conversaciones distendidas".

"Es un movimiento audaz por parte de Zuck, aprovechando la debilidad de Elon en este momento", expresó el cofundador de Reddit  en su vídeo, en el que agregó que cree que "puede funcionar" para destronar a la aplicación del pajarito.

¿Un monopolio de Meta?

Los expertos han señalado como razones para no crearse una cuenta, por un lado, la cantidad extremadamente grande de datos que recopila Threads y, por otro, un fallo actual que impide a los usuarios eliminar sus cuentas sin borrar a la vez su perfil de Instagram. Sin embargo, estas críticas no han conseguido frenar la adopción generalizada.

Alejandra Caraballo, instructora clínica de la Clínica de Derecho Cibernético de la Facultad de Derecho de Harvard, explica a Business Insider que el ascenso astronómico de la nueva plataforma de Meta se debe —en parte— a la buena costumbre de Zuckerberg de ofrecer la versión de Meta de otras redes sociales populares.

"Cuando Facebook compró Instagram, lo llamó Instagram by Facebook. Ahora tienen ese hábito de crear redes sociales derivadas basadas en lo que es más popular en ese momento y luego arroparlo bajo su marca", apunta Caraballo. "Tienen Facebook, Instagram, el competidor de TikTok, Reels, Threads y WhatsApp... Es una especie de pesadilla en el que acabas en un monopolio de una sola empresa".

 

Threads se parece tanto a Twitter que el equipo legal de Elon Musk ya ha indicado que va a emprender acciones legales contra la nueva app de Instagram. En una carta de cese y desistimiento, el abogado de Musk sostiene que Meta contrató a exempleados de Twitter para que le ayudasen a crear una red social "de imitación". La compañía dirigida por Mark Zuckerberg niega estas acusaciones.

La instructora clínica de Harvard no descarta que, en algún momento, la Comisión Federal de Comercio estadounidense obligue a Meta a vender o a cerrar alguna de sus plataformas como consecuencia del control que ejerce el gigante tecnológico sobre las redes sociales de Estados Unidos.

"Resulta tan distópico que, al menos en el mundo occidental, básicamente una sola persona se encargue de controlar la totalidad de las redes sociales", valor Caraballo. "Es muy preocupante, y no creo que sea saludable para ninguna sociedad".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.