Pasar al contenido principal

Las amenazas de Trump de someter el mercado de divisas a acuerdos comerciales pueden alterar para siempre la economía global

Donald Trump vs Juncker y Merkel
Jenny Cheng/Business Insider/Getty Images
  • HSBC asegura que la administración Trump podría hacer saltar por los aires la mayor parte del mercado de divisas, valorado en 5 billones de dólares, con las cláusulas que está intentando introducir en sus acuerdos comerciales.
  • El jefe de investigación global de divisas, David Blooom, asegura que Trump quiere estabilizar el euro, el yuan chino, el yen japonés y otras divisas para poder afrontar el déficit de EE.UU.. Además, el cambio daría más poder a los aranceles de EE.UU..
  • Bloom advierte de que los acuerdos comerciales podrían hacer que toda la economía fuese más volátil si las divisas ya no pudiesen responder a cambios en los fundamentales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La guerra comercial de la administración Trump podría alterar la economía global y HSBC asegura que también podría cambiar para siempre los mercados globales de divisas. Si lo hiciese, podría estar abriendo la puerta a nuevos peligros.

Un equipo de HSBC liderado por su jefe de investigación global de divisas, David Blooom, ha escrito que Trump quiere que China, Japón, Europa y otros socios comerciales mantengan sus divisas más estables respecto al dólar. El acuerdo comercial entre EE.UU., Canadá y México incluye una cláusula similar.

“Las cláusulas sobre divisas en estos tratados comerciales darían a entender un consenso entre los legisladores para alterar en gran medida el funcionamiento del mercado de divisas”, según el equipo de Bloom.

Si consigue cerrar todos los acuerdos que está buscando, HSBC señala que podría afectar al 80% del mercado de divisas, valorado en 5 billones de dólares (unos 4,45 billones de euros), y reduciría la volatilidad por debajo de sus niveles actuales, que son ya bastante bajos. Esto se muestra en la siguiente gráfica, en la que se muestra una fuerte tendencia desde hace 4 años.

Gráfico de la volatilidad de divisas
La volatilidad de las monedas extranjeras en comparación con el dólar estadounidense ha ido disminuyendo, y las nuevas normas respaldadas por la administración Trump podrían reducirla aún más. Bloomberg y HSBC

Menos volatilidad puede sonar como algo bueno, pero el equipo de Bloom afirma que convertirlo en una parte crítica de tantos acuerdos comerciales importantes es arriesgado. Aseguran que reducir las fluctuaciones de las divisas significa que cuando cambian las condiciones, la presión que liberan esos movimientos tendrá que venir de otra parte

"Una menor volatilidad del tipo de cambio podría ir acompañada de una mayor volatilidad económica", ha señalado el equipo. "Si se evita que las divisas respondan a los cambios en los fundamentales o si el tipo objetivo es incorrecto, entonces el ajuste tendría que suceder en otra parte, probablemente en la economía real".

Y la referencia al “tipo objetivo” es significativa, dado que el HSBC cree que hay pruebas de que el dólar está cotizando por encima de lo que debería.

Si los acuerdos comerciales se elaboran bajo la premisa de que el dólar se mantendrá más o menos donde está, podría dificultar que esta administración consiga su objetivo de reducir el déficit comercial. Y lo que es peor, podría significar que los movimientos inevitables de las divisas situarán a los socios comerciales de EE.UU. en un incumplimiento del acuerdo comercial, lo que provocaría nuevos aranceles y mayores problemas en el futuro.

“Si los tratados comerciales y los aranceles más bajos se construyen bajo la promesa de unas divisas estables, tendrán unos cimientos muy poco seguros”, aseguran Bloom y su equipo. “Demasiadas cosas tendrían que salir bien para que un marco así sea sostenible”.

Debido a estas enormes consecuencias económicas, no es sorprendente que la guerra comercial se haya trasladado al mercado de las divisas. HSBC destaca que cuando se amenazó con aranceles a China y México, sus respectivas divisas se debilitaron rápidamente respecto al dólar.

Estos movimientos tenían un impacto similar al de los aranceles propuestos, lo que haría menos eficaces esos aranceles. Esta es una de las razones por las que los expertos han asegurado que los aranceles no aportarán demasiado a la reducción del déficit comercial de EE.UU..

Trump suele calificar esos movimientos de manipulación de divisas, y ese tipo de fluctuaciones pueden producirse por una manipulación deliberada, según HSBC, pero también son parte del comportamiento normal del mercado de divisas. Pero, en cualquier caso, la administración quiere acabar con ellos.

“Quieren imponer límites y cláusulas para evitar que las divisas se ajusten y deshagan lo que consigan los aranceles”, afirma HSBC. “El objetivo es evitar que las fluctuaciones de las divisas se usen para compensar las obligaciones económicas de cualquier acuerdo comercial”.

Y no solo cambiaría la manera en la que cotizan las divisas, sino también la forma en la que responden a los cambios de condiciones y de expectativas. Este martes, el euro cayó después de que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, prometiese nuevos estímulos para la problemática economía europea. Trump lo calificó de manipulación del mercado.

El equipo de Bloom señala que cualquier acuerdo comercial puede fomentar el apetito por el riesgo en los inversores, pero si los acuerdos comerciales dependen totalmente de divisas estabilizadas, el alivio que pueda proporcionar ese acuerdo podría sentar las bases para un gran desplome.

“El riesgo, por lo tanto, es que los acuerdos comerciales puedan verse amenazados por transgresiones de las cláusulas de estabilidad de las divisas, lo que provocaría un retorno de la aversión al riesgo, aseguran.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además