Pasar al contenido principal

Uber Eats quiere ganar terreno a Just Eat y Deliveroo con las cocinas fantasma como motor de crecimiento

Uber Eats Restaurante
Uber Eats
  • Uber Eats se apoyará en las cocinas fantasma para impulsar su modelo de negocio en España frente a otros competidores del sector como Just Eat, Deliveroo o Glovo.
  • El director general de la compañía en España, Manel Pujol, asegura que no será Uber Eats quien cree estas cocinas fantasmas sino que serán las marcas de restauración.
  • La compañía ha presentado su plan estratégico de 2019 por el que prevé entrar en 33 nuevas ciudades y ampliar su catálogo de 5.000 a 8.000 restaurantes.

Uber Eats quiere ganar terreno entre las compañías de delivery, como Just Eat o Deliveroo, para expandirse en España. La estrategia de plataforma de pedidos y entrega de comida pivotará alrededor de las cocinas fantasma, para que se conviertan en impulso de su crecimiento en España. 

Las cocinas fantasma, o "restaurantes virtuales" como le llaman en Uber Eats, serán uno de los motores de crecimiento de la empresa durante este año. La compañía suma, hasta la fecha, hasta 125 restaurantes de este tipo en la plataforma, una cifra que tiene en el punto de mira ampliar.

No será, sin embargo, la propia Uber Eats quien se encuentre detrás de estas cocinas fantasma. Así lo ha confirmado Manel Pujol, director general de Uber Eats en España, en una reunión con los medios en la que ha asegurado que Uber Eats no seguirá los pasos que sí han dado algunos de sus competidores, como Glovo, creando sus propias cocinas fantasma.  

De momento no nos meteremos a crear nuestros propias cocinas. En España, han ido surgiendo. Nosotros identificamos donde hay demanda de un determinado restaurante o de una marca concreta y trasladamos ese conocimiento a la empresa para que creen cocinas que puedan satisfacer esa demanda”, aseguró el ejecutivo de Uber Eats en el mercado español. 

Leer más: Así son por dentro las 'supercocinas' con las que Deliveroo quiere derrocar a Uber Eats y Just Eat

Con los datos de los que dispone Uber Eats sobre los hábitos de consumo de los usuarios, los restaurantes pueden identificar oportunidades de crecimiento de sus negocios o conocer la demanda por parte del consumidor en aquellas zonas en las que todavía no están presentes para, así, suplir esta demanda con nuevas aperturas o con cocinas fantasma. 

Vegan Street o Convoy Bbq son algunos de los restaurantes virtuales en el catálogo de Uber Eats, así como grupos como Keartz o Taster. En cualquier caso, son restaurantes que sólo existen y ofrecen servicio en la plataforma de delivery y no están abiertos físicamente al público. 

En este sentido, Pujol ha constatado la consolidación de este modelo de restauración para absorber la demanda del delivery: “el año pasado explotó y este año experimentará un crecimiento fuerte. Los restaurantes tradicionales no siempre pueden dar servicio al delivery y mantener su capacidad como restaurante”.  

Leer más: Dentro de un restaurante fantasma en Madrid: "En Vallecas piden pollo frito; en Chamberí, poke-bowl'"

El ejecutivo añade que las plataformas de delivery suponen una contrapartida para aquellas temporadas en que los restaurantes experimentan una baja demanda.

Uber Eats llegará a 33 nuevas ciudades en 2019

Pujol ha puesto sobre la mesa, también, el plan estratégico de Uber Eats para 2019. Un movimiento por  el que añadirá 31 nuevas ciudades y alcanzará un total de 50 en el mercado español. El plan de expansión incluye A Coruña, Alicante, Avilés, Bilbao, Cádiz, Ceuta, Córdoba, Cuenca, Gijón, Granada, Granollers, Huelva, Jaén, Las Palmas de Gran Canaria, Lugo, Manresa, Melilla, Murcia, Ourense, Oviedo, Palencia, Palma, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife, Santander, Segovia, Toledo, Valladolid, Vigo, Vitoria-Gasteiz y Zamora. 

Uber Eats que actualmente opera con 5.000 restaurantes se ha puesto como objetivo alcanzar los 8.000 a finales de año con más de 40 tipos de comida diferente. 

Y además