Ómicron podría convertirse pronto en la variante dominante en todo el mundo, según los expertos, que aún no saben hasta qué punto es peligrosa

Dr. Catherine Schuster-Bruce
| Traducido por: 
Una prueba del COVID-19

Hauke-Christian Dittrich/picture alliance/Getty Images

  • La variante ómicron podría convertirse en la dominante en todo el mundo en cuestión de semanas, según un experto.
  • Otros son más cautos a la hora de hacer predicciones con la información disponible. 
  • Incluso si ómicron se convierte en dominante, aún no está claro si es más peligrosa que la variante delta.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los expertos han señalado que la nueva variante ómicron podría convertirse pronto en la variante de COVID-19 más extendida en todo el mundo, pero aún no está claro hasta qué punto es realmente dañina.

Devi Sridhar, catedrática de salud pública mundial de la Universidad de Edimburgo, ha explicado este lunes a la televisión británica que es probable que ómicron sustituya a la variante delta como cepa dominante en todo el mundo. "Creo que es cuestión de semanas hasta que lleguemos a ese punto", ha asegurado a la cadena.

El doctor Jacob Lemieux, que supervisa las variantes para una investigación conjunta dirigida por la Facultad de Medicina de Harvard, ha afirmado este martes que "aún es pronto" para determinar si ómicron se convertirá en la variante dominante. "Eso sí, cada vez hay más datos que sugieren que es probable que ómicron superará a delta en muchos lugares, e incluso quizás lo haga en todos", ha explicado.

La variante ómicron presenta 32 mutaciones en una combinación inusual en la parte del virus que se adhiere a las células humanas. Se está extendiendo rápidamente en Sudáfrica y los expertos se apresuran a averiguar si sus mutaciones la hacen más infecciosa, más letal o si está mejor preparada para evadir las vacunas que la variante delta.

La variante delta, que a su vez es una forma mutada del virus original, se ha detectado en casi todas las pruebas de laboratorio de COVID-19 secuenciadas en todo el mundo durante el mes de noviembre, según ha informado la Organización Mundial de la Salud en su última actualización sobre el COVID-19.

4 preguntas sin respuesta sobre la nueva variante ómicron que los científicos se apresuran a resolver

El doctor Anthony Fauci, principal asesor médico del presidente estadounidense, Joe Biden, declaró el domingo en el programa State of the Union de la CNN que ómicron se estaba volviendo "claramente" dominante en Sudáfrica. Business Insider adelantó este martes que ómicron había provocado un aumento del 400% de las infecciones en dos semanas en Sudáfrica.

Pero algunos expertos han advertido de que la rápida propagación de ómicron en Sudáfrica, que contaba con bajos niveles de delta y una población joven en gran parte no vacunada, podría no reproducirse en otros lugares. 

Robin Colgrove, profesor adjunto de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard, ha explicado que establecer comparaciones con Sudáfrica no ayudaría necesariamente a determinar la trayectoria de la variante en otros países. "Los niveles de vacunación son diferentes y las transmisiones son diferentes", ha resumido. 

Los expertos llevan días advirtiendo que las implicaciones de que ómicron se convierta en dominante no están claras y la situación seguirá teñida de incertidumbre hasta que se disponga de más datos de casos.

"Vamos a tardar en saber cuál va a ser el impacto a nivel mundial", aseveró Fauci el pasado viernes. El director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos ha explicado este martes que los datos preliminares sugieren que la nueva variante probablemente tenga un mayor grado de transmisibilidad, pero parece menos grave que las variantes anteriores.

Hasta este martes, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades había registrado 274 casos confirmados con la variante ómicron (11 de ellos en España), sin que haya habido cuadros graves, hospitalizaciones o muertes entre los afectados; todos los casos han sido leves o asintomáticos. 

Un estudio aporta más pruebas de que ómicron sólo provoca una enfermedad leve, pero los investigadores creen que aún es muy pronto para asegurarlo

Eso sí, todavía tienen que pasar más días para poder concluir que ómicron representa un peligro menor para la salud que las anteriores variantes, por el lapso de días que suelen sucederse entre que se notifican las infecciones y los pacientes necesitan ingreso hospitalario al empeorar.

Paul Hunter, profesor de medicina y especialista en microbiología médica, ha explicado a la cadena BBC que "la gran pregunta que queda por hacer es, en realidad, hasta qué punto es perjudicial contraer el COVID-19 con esta variante ómicron".

"Esa es la pregunta que nos cuesta responder en este momento", ha sentenciado Hunter. 

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.