El viaje volverá, pero para ello es necesaria una transformación tecnológica del sector

Turista
Reuters
  • El sector turístico cerró 2020 con las peores cifras de su historia y tiene por delante meses de incertidumbre.
  • Para lograr salir de la crisis, expertos del sector aseguran que es necesaria una transformación tecnológica.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La actividad turística durante 2020 se ha desplomado "sin precedentes" con unas pérdidas cifradas en 106.000 millones de euros, según la Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur, que afirma que se han alcanzado cifras de hace 25 debido a la situación de crisis sanitaria derivada del COVID-19.

Este descenso ha estado marcado en parte por la ausencia de turistas extranjeros, que han bajado un 78%, y, por tanto, de sus ingresos, que se han reducido en 55.393 millones de euros respecto al año anterior. 

Estas cifras se han visto reflejadas en el peso que tiene el turismo en la economía española que, actualmente, supone el 4,3% del PIB, 8 puntos menos respecto al año anterior, cuando se establecía en 12,4%. Así, este valor es el más bajo reportado desde que se publican datos al respecto. 

Las cifras son desoladoras y pese a que diciembre dio muestras de cierta recuperación, el final del año y los que llevamos de enero dan señales de lo contrario.

Una crisis larga y complicada

"Esta industria ha vivido millones de crisis, pero no como la de ahora. Esta se está volviendo más larga y complicada, pero siempre ha habido crisis", ha asegurado Luis Maroto, consejero delegado de Amadeus IT Group en la conferencia "Salvemos el turismo", organizada por Hotusa y en la que también ha participado Juan Pedro Moreno, expresidente de Accenture España.

Aunque Maroto cree que esta recuperación será más rápida que lo que los organismos y estudios avanzan, considera que posiblemente se tarde más de los estimado en un principio.

Cara y cruz en el sector aéreo en España en el año de la pandemia: bálsamo en Canarias y apenas 3.000 operaciones al día, la mitad que en 2019

"Hay mucho temor por parte de los viajeros por contagiarse, quedarse bloqueado en un país y no saber la regulación y el riesgo que puede haber en otros países", apunta Maroto, que considera que Europa se ha llevado la peor parte del impacto al sector.

Pero el CEO de Amadeus se muestra optimista: "Volverá, porque el viaje es parte de nuestras vidas y de lo que buscamos cuando hay poder adquisitivo". 

Si bien, destaca, lo hará más rápido el domestico que el internacional, al igual que el vacacional en comparación con el de negocios.

Ambos ponentes ven la necesidad de que España, tan dependiente del turismo internacional, siga siendo un destino atractivo para los extranjeros. "Hay que seguir preparándonos para seguir siendo un destino de primer nivel. Tenemos esa capacidad y hay que aprovecharla", señala Maroto, que considera que esta crisis es una oportunidad para tomar decisiones y hacer cambios que no se hacen en tiempos normales.

La inversión en tecnología es fundamental y no un gasto

La industria del viaje ha tenido una gran capacidad de transformarse gracias a la tecnología, pero esa transformación se ha convertido en una necesidad en tiempos en los que el cliente cuenta con mucha información y demanda customización.

"El consumidor ahora tiene muchísima información y no está esperando la oferta, tiene capacidad de juicio y busca conceptos que antes no buscaba, como la sostenibilidad", señala Moreno.

Ahora no vale con ofrecer un paquete que valga para todo tipo de cliente, sino que hay que optimizar la oferta a través de los datos, lo cual facilita la tecnología. 

"Hay que ofrecer mayor conectividad y simplificar los procesos, sin bombardear", apunta Maroto. "La inversión en tecnología es fundamental. Es inversión, no es gasto, porque se traduce en un retorno a medio plazo".

La tecnología, además, ayuda a anticipar problemas con el viajero y reducir esas fricciones que pueden recurrir. "Los viajeros compran si saben que si hay un problema pueden solucionarlo rápidamente con una llamada o un click", explica Moreno.

Maroto menciona otras aplicaciones de dicha tecnología en las que trabajan desde Amadeus, como el touchless, la biométrica, la mejora de flujos de personas en las llegas al hotel y aeropuertos o la capacidad de manejar incidencias. Su principal objetivo ahora es optimizar la cadena de valor automatizando procesos que antes eran manuales, como puede ser realocar un vuelo.

"No hay otra alternativa. Hay que transformarse sí o sí, ya sea con fondos públicos o privados", concluye Moreno.

Otros artículos interesantes:

El sector hotelero reconvierte sus espacios para sobrevivir a la crisis del COVID-19 y pone el foco en el teletrabajo

Las pérdidas del sector turístico en 2020 alcanzan los 106.000 millones de euros y se prevé un 2021 marcado por una "extrema volatibilidad e incertidumbre", según Exceltur

Así fue el espejismo de resurrección del sector turístico: por qué España se ha visto más afectada que EEUU, según el CEO de Barceló Hotel Group