Pasar al contenido principal

Vodafone encontró vulnerabilidades en los equipos que Huawei vendió a Italia entre 2011 y 2012 pero niega que pudieran servir como puertas traseras para el espionaje de China

Huawei
Reuters
  • Huawei lleva meses defendiéndose de las acusaciones de espionaje y fraude bancario de Estados Unidos.
  • El último capítulo de esta batalla se lo debemos a Vodafone, ya que el operador descubrió vulnerabilidades en los routers que Huawei vendió a Italia entre 2011 y 2012, tal y como aseguran desde Bloomberg.
  • El medio afirma que estas brechas de seguridad podrían haberse utilizado como puertas traseras para espiar a sus clientes, pero Vodafone Italia lo niega.
  • Business Insider España se ha puesto en contacto con Huawei, y desde la compañía han confirmado las vulnerabilidades, subrayando que el problema se resolvió en su momento.

Huawei lleva meses defendiéndose de las acusaciones de espionaje y fraude bancario de Estados Unidos. Concretamente, la compañía no ha parado de recibir ataques de la Administración Trump, hasta el punto de que el presidente norteamericano ha intentado bloquear los contratos de desarrollo de redes de quinta generación a lo largo del mundo. Sin embargo, la compañía china ha negado en repetidas ocasiones todos los hechos de los que ha sido acusada.

El último capítulo de esta batalla se lo debemos a Vodafone. Y es que, según publica Bloombergel operador descubrió vulnerabilidades en los routers que Huawei vendió a Italia que supuestamente permitirían tener acceso a puertas traseras.

Concretamente, el medio asegura que ha tenido acceso a unos documentos internos del operador en el que se revelan que los equipos de la compañía china podrían haber dado acceso no autorizado a los datos de los clientes gracias a la red de línea fija, tanto de empresas como de particulares. La brecha de seguridad se encontraba principalmente en los nodos de servicio óptico, una parte importante para la señal de Internet, así como las pasarelas de banda ancha.

Leer más: Europa muestra signos de resistencia a la presión de Trump para bloquear a Huawei en la guerra del 5G

Vodafone Italia afirma en un comunicado que este episodio se resolvió en su momento, y además confirma que, aunque es cierto que la brecha de seguridad se produjo, el medio se equivoca en decir que la compañía china podría haber tenido acceso a la línea fija del operador en Italia. "No tenemos pruebas de que se produjera algún acceso no autorizado. No fue más que un error al eliminar una función de diagnóstico tras el desarrollo", explican.

Business Insider España se ha puesto en contacto con Huawei, y desde la compañía ha confirmado la existencia de este bug, aunque dicen que el problema se resolvió en su momento. "Somos conscientes de las vulnerabilidades que ocurrieron en 2011 y 2012, las cuales fueron abordadas en su momento. Las vulnerabilidades de software son un desafío para toda la industria. Al igual que todos los proveedores de tecnologías TIC, tenemos un proceso bien establecido de notificación pública y de parches, y cuando se identifica una vulnerabilidad, trabajamos codo con codo con nuestros socios para tomar las medidas correctivas correspondientes", afirman fuentes internas de la multinacional.

Leer más: Por qué Estados Unidos no deja que el mayor fabricante chino de smartphones entre en su mercado

A pesar de que Bloomberg acusa a Huawei de haber dejado "puertas traseras", los expertos señalan que para emitir esta afirmación es necesario hacer un análisis más exhaustivo de la situación. En el lenguaje informático, se llama así a una secuencia especial dentro del código de programación, mediante la cual se pueden evitar los sistemas de seguridad de un servicio para acceder al sistema. Aunque estas puertas pueden ser utilizadas para fines maliciosos y espionaje no siempre son un error, ya que pueden haber sido diseñadas con la intención de tener una entrada secreta.

Estados Unidos ha elevado la presión sobre Huawei a lo largo de los últimos meses, acusándola de incorporar en sus equipos "puertas traseras" para acceder a los datos de los usuarios y enviárselos al Gobierno chino sin su consentimiento, algo de lo que hasta ahora no existen pruebas fehacientes pero que en cualquier caso pueden causar ciertos problemas de cara a los 40 contratos para el desarrollo del 5G de Huawei.

Y además