Wallapop extiende su actividad a Italia, el primer paso de su expansión europea, 3 años después de salir de Estados Unidos

Wallapop

Wallapop

  • Wallapop comienza a operar en Italia, su primer paso fuera de España tras su salida de Estados Unidos en 2018.
  • Su objetivo es construir "un ecosistema de inventario único en Europa, que pueda continuar expandiéndose en el futuro", según su consejero delegado, Rob Cassidy.
  • La plataforma de compraventa entre particulares levantó 157 millones de euros en febrero y es uno de los candidatos españoles a convertirse en unicornio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Wallapop vuelve a poner el foco en la expansión internacional. Después de dejar el mercado estadounidense 2018, cuando se deshizo de su participación en la empresa conjunta con Letgo por una cantidad cifrada en 133 millones, la plataforma española de compraventa entre particulares vuelve a intentar el salto fuera de las fronteras españolas.

Su primer objetivo será Italia. "Ofreceremos a los consumidores italianos una nueva forma de comprar y vender a través de nuestra plataforma que, gracias a su tecnología e innovación disruptiva, puede generar en el país un impacto similar al que ha tenido en España", señaló el consejero delegado de Wallapop, Rob Cassidy, en un comunicado recogido por Europa Press.

Este movimiento es el primero después de la ronda de inversión de 157 millones de euros que la compañía obtuvo en febrero de la mano del fondo francés Korelya, aliado con la tecnológica surcoreana Naver.

Wallapop levanta 157 millones de euros en la mayor ronda de una startup española en 2021

En aquel momento, Cassidy apostaba por mantenerse en España —“Creemos que todavía tenemos mucho recorrido en el mercado donde nacimos", dijo entonces a La Vanguardia—, pero esa idea ha cambiado por lo que revela la expansión italiana anunciada este jueves.

Y no solo Italia, Wallapop apunta a ir más allá. "Nuestra ambición es derribar las barreras del mercado de compraventa de segunda mano y construir un ecosistema de inventario único en Europa, que pueda continuar expandiéndose en el futuro y que facilite a todas las personas participar en un modelo de consumo más sostenible", indicó el ejecutivo este jueves.

¿Cuál es el motivo del cambio? Probablemente el desarrollo de la función de Envíos, el sistema logístico que permite a la compañía española ofrecer a sus usuarios enviar sus productos con un coste, y que según Wallapop ya es utilizado en el 20% de acuerdos que se cierran en su plataforma. 

Según reveló Cassidy a Sifted, hasta el desarrollo de este servicio, Wallapop gestionaba las operaciones en cada ciudad como si fueran mercados diferentes, pero con Envíos ya pueden gestionar intercambios a distancia. La startup barcelonesa facturó un 80% más por este servicio en la primera mitad de 2021 respecto al mismo periodo de 2020.

Las startups europeas aceleran la recuperación postpandemia: en un año surgieron 52 nuevos 'unicornios' en el Viejo Continente y hay varias compañías españolas cerca de conseguirlo

Con esa idea, pretenden no solo convertirse en una herramienta para intercambios entre particulares en Italia, sino dar la oportunidad de facilitar movimientos tranfronterizos. "Ahora, con la capacidad de mover inventario entre mercados, ganar usuarios en Milán nos ayuda a ganarlos en Roma, y ganarlos en Barcelona nos permite ganarlos en Milán y Roma", explicó Cassidy a Sifted.

Wallapop es una de las startups que son mencionadas habitualmente como posibles futuros unicornios, como se denomina a las compañías emergentes valoradas en más de 1.000 millones de dólares. Su última ronda la puso en el entorno de los 700 millones, y según varias clasificaciones internacionales estaría cerca de alcanzar ese valor de mercado.

Otros artículos interesantes:

Wallapop levanta 157 millones de euros en la mayor ronda de una startup española en 2021

Wallapop, Jobandtalent, Codigames y otras 3 startups españolas, entre los 100 candidatos europeos a convertirse en unicornio

Una compañía levanta capital porque está en una posición 'sexy' y otras lecciones que aprendió el fundador de Wallapop