15 pasos sigilosos para buscar un trabajo nuevo sin que se entere tu jefe actual

'Misión Imposible'.
'Misión Imposible'.
  • Buscar trabajo mientras tienes trabajo ofrece ventajas como poder investigar ofertas con mayor tranquilidad, rechazar sin remordimientos las que no te interesan... pero hay una parte negativa: no se debe enterar el jefe.
  • Aquí tienes algunas tácticas para buscar trabajo con sigilo y discreción. Pero recuerda: si alguien te pilla con las manos en la mesa, es mejor ser sincero que entrar en una peligrosa red de mentiras.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Buscar trabajo mientras tienes trabajo parece, a primera vista, un chollo. Puedes buscar con mayor tranquilidad, puedes permitirte rechazar ofertas... Pero tiene un lado negativo: en la mayoría de las ocasiones te interesa que tu superior directo no se entere.

Esto genera toda una serie de desventajas. Las más prácticas y obvias es que no puedes contar con las recomendaciones de tu jefe y compañeros directos, así como usarlos de referencia. También deberás hacer malabarismos con tu agenda para encontrar huecos para las entrevistas de trabajo. Y muchas veces acabarás la jornada demasiado agotado como para encima ponerte a fisgonear en LinkedIn.

Luego está el desgaste emocional, que no se puede medir de forma objetiva pero está ahí. Debes vigilar cada paso que das para no ser descubierto, no puedes contar tus penurias a gente del trabajo por riesgo a que te descubran... Al final, encontrar un trabajo nuevo manteniendo el actual no es tan fácil como parecía.

La buena noticia es que los reclutadores y las empresas suelen valorar mejor los trabajadores activos porque, en teoría, sus habilidades estarán más actualizadas que alguien que lleva mucho tiempo en paro. Así que si consigues mantener el secretismo, puede que no tardes mucho en acabar en otro lugar.

Y precisamente abajo encontrarás los pasos que debes dar para que ni tu jefe ni tus compañeros se enteren de lo que estás haciendo. Descubrirás que muchos consejos son puro sentido común. Pero, si preguntas a conocidos, te contarán muchas historias de gente que, por ejemplo, buscó trabajo usando el PC de su empresa y al final todo el mundo se acabó enterando.

1. Considera antes un movimiento interno

Acertijos enigmas puzles
Getty

Antes de buscar trabajo fuera de tu empresa, hazte unas cuantas preguntas. ¿Por qué no te sientes bien con el trabajo actual? Si ya no te motivan tus tareas, pero te gusta donde trabajas, o si el problema es la actitud de tu jefe directo, siempre puedes preguntar a Recursos Humanos si hay vacantes en otros departamentos y si pueden considerarte como candidato en sus procesos.

2. Reflexiona: ¿puedes contárselo a tu superior?

Un jefe charla con su empleada.
Un jefe charla con su empleada.
Getty Images

No contarle nada absolutamente a tu jefe conllevará inevitables desventajas: no podrás contar con sus recomendaciones, no servirá de referencia laboral… Así que antes de jugar a los secretos, reflexiona sobre la cultura de tu empresa y sobre la forma de ser de tu superior. ¿Qué ocurriría si revelas que buscas otro trabajo? Si estás seguro de que los demás serían comprensibles e incluso tratarán de descubrir qué problemas tienes para arreglarlos, entonces te conviene ser claro y directo. Si aventuras que habrá problemas, te tocará seguir optando por el sigilo.

3. Considera la opción del reclutador

Un reclutador, antes de una entrevista de trabajo.
Un reclutador, antes de una entrevista de trabajo.
Getty Images

Un reclutador puede ayudarte a buscar trabajo confidencialmente e incluso puede que acelere el proceso, ya que se especializa en encontrar a los mejores candidatos para vacantes de empresas, organizaciones, agencias…

4. Realiza las entrevistas o a la hora de comer o al final del día

Entrevistas de trabajo
Getty

El truco consiste en fijar las entrevistas laborales en momentos del día en el que nadie te espera verte en el trabajo. Y estos momentos suelen ser o la hora de comer o el final de la jornada. Otra posibilidad es aprovechar los días de vacaciones que ya habías previsto, aunque teóricamente estos días son para que descanses.

5. No se lo cuentes a nadie en el trabajo

Chisme
Pixabay

Mantén tus planes en secreto hasta que ya hayas firmado contrato con la otra empresa. Cierto, quizás tienes un amigo del alma en la oficina al que siempre le cuentas las cosas, pero, ¡quién sabe! Quizás ambiciona tu puesto de trabajo y se chiva sin que lo sepas para poder ocupar tu sitio. Es doloroso no poder compartir tu proceso, pero merecerá la pena el esfuerzo.

6. Silencio absoluto en redes sociales

Un usuario de Facebook consulta la red social en su portátil
Reuters

No anuncies por Facebook o Twitter que estás buscando trabajo. Es posible que tengas entre contactos o algún compañero o que de alguna forma la noticia llegue a oídos indeseados. Reserva compartir tus inquietudes con la familia y con las amistades más íntimas.

7. Busca trabajo fuera de tu espacio laboral

Buscar trabajo con calma
Getty

Parece una regla muy obvia, pero te sorprenderías la de cantidad de gente que busca trabajo usando el ordenador de su trabajo, permitiendo que cualquiera que eche un vistazo a su pantalla vea que quiere cambiar de empresa. Es mejor esperar a llegar a casa y dedicar una media hora al día a buscar oportunidades en privado.

8. Cámbiate fuera de la oficina

Superman

Si tienes que cambiarte de ropa para presentarte formalmente a la entrevista de trabajo, no lo hagas en la oficina. Busca restaurantes o tiendas cerca del lugar de la entrevista y mejor cámbiate allí. Si te da vergüenza, piensa que Superman lo hace a diario con las cabinas telefónicas y se queda tan pancho.

9. No critiques a tu jefe actual

Jefe
Getty

Hay 2 motivos detrás de este consejo. El primero es que en una entrevista de trabajo siempre quedarás mal si criticas a tu jefe, aunque se lo merezca. Tu futurible supervisor se pensará que también le pondrás verde a la mínima. El otro motivo es que nunca sabes quién conoce a quién, sobre todo si buscas otro trabajo en un mismo sector. El entrevistador podría conocer a tu superior y avisarle de lo que estás haciendo a escondidas.

10. No uses a tu jefe y compañeros actuales como referencias

2 personas se saludan en una entrevista de trabajo.

PxHere

Ni incluyas a tu supervisor actual ni a nadie de tu trabajo como referencias en tu curriculum ni des sus nombres si te preguntan por referencias en la entrevista. Todo el secretismo y sigilo habrán sido en vano si de repente la gente de tu trabajo se entera de lo que haces en boca de terceros.

11. Permanece estratégicamente visible en LinkedIn

Red en LinkedIn
Milkos/Getty

En tu caso concreto, LinkedIn es un arma de doble filo. Es una gran puerta de entrada a nuevos horizontes laborales… pero lo último que quieres es que tu jefe se entere ahí de que buscas trabajo. Actualiza tu perfil, asegúrate de que todo el mundo lo puede ver, interactúa, añade contactos que pueden ayudarte a encontrar trabajo… Pero no pidas trabajo abiertamente, no uses la función Candidatura Abierta (no es 100% privada) y, por si acaso, desactiva las actualizaciones de tu estado para que no aparezcan como notificación en los muros de tus conocidos.

12. Mantén tu profesionalidad ante todo

desayunar rápido, trabajo comida
Getty Images

Seguramente se te ha pasado por la cabeza pedir un día de teletrabajo para aprovechar e ir a una entrevista en horario laboral. Aunque puede salirte bien la jugada, es recomendable que sigas siendo ante todo un profesional. Te ayudará a sentirte como tal y te plantearás a la entrevista confiado y sosegado. Y si resulta que estás metido en un proyecto importante, no te vayas de tu empresa inmediatamente. Acaba bien tu último trabajo y te irás por la puerta grande; nunca se sabe cuándo tu buena acción puede dar sus frutos.

13. Pide discreción a los entrevistadores

Documento secreto
Pixabay

Que no te dé vergüenza explicar tu situación al acabar la entrevista. En el mundo laboral, los supervisores y Recursos Humanos están acostumbrados a descubrir a gente que tiene trabajo, pero que está buscando moverse. Pídeles que por favor no revelen que has estado aquí, por si acaso.

14. Cuidado con las contraofertas

Jefe psicópata

Lionsgate via YouTube.

Si resulta que has aceptado la oferta de otra empresa, es posible que, cuando se lo comuniques a tu jefe, te haga una contraoferta. Tienes 2 motivos para rechazarla: el primero es que seguramente ha nacido del ímpetu emocional y sea una promesa ambigua que no se acabe cumpliendo; y el segundo es que vas a quedar muy mal si, tras decir que "sí" a tu nueva empresa, dices que "no" a la mínima de cambio.

15. Si te preguntan directamente, sé honesto

Tu jefe es un micromanager
rawpixel.com / pexels

Como consejo final, si tu jefe o alguien del trabajo nota que te comportas de forma rara, deduce lo que ocurre y te pregunta “¿estás buscando trabajo?”, es mejor ser sincero y decir la verdad que entrar en una extraña telaraña de mentiras. Puede que incluso tu empresa recapacita y te proponga algún incentivo para retenerte.

Otros artículos interesantes:

4 errores frecuentes al buscar trabajo y su solución

9 errores típicos que cometes a la hora de buscar trabajo

14 consejos a la hora de buscar trabajo para ser contratado rápidamente

Te recomendamos

Y además