Pasar al contenido principal

5 tecnologías punteras que están revolucionando la asistencia médica

Salud
Pixabay

Vivimos tiempos de profundo avance en numerosas industrias gracias al avance científico y tecnológico, la inversión en innovación o la aparición de software disruptivo. La medicina y el sector sanitario no iban a ser menos: la tecnología biométrica, los wearables de uso médico, la impresión 3-D de protésis, la aparición de apps, o el apoyo del Big Data son, y serán, nuestros grandes aliados para perfeccionar y mejorar este área.

Pese a que la medicina a menudo está rezagada con respecto a otras disciplinas cuando se trata de cambios sistemáticos, cuando estos llegan, suelen ser abruptos. Es decir: la historia de al medicina reciente incluye períodos largos de innovación incremental -donde se incluyen esfuerzos como el mapeo del genoma humano- entre los que se intercalan estallidos episódicos de innovación radical

Por poner un ejemplo, en 1907 la esperanza de vida humana promedio rondaba los 45 años, mientras que en 2007, había aumentado a alrededor de 75. En gran medida, este cambio fue propiciado por la erradicación de la mortalidad infantil mediante innovaciones como los sistemas de agua desinfectada y las vacunas.

Hoy en día, el software disruptivo, como el capaz de procesar volúmenes de datos masivos y complejos, acompaña a la industria médica. Estas son las 5 industrias impulsoras del cambio.

Inteligencia Artificial

A día de hoy, contamos con software de ingeniería del conocimiento o que se sirve del machine learning, junto a otros de generación de hipótesis. Su función por el momento es de apoyo o aceleración de la toma de decisiones clínicas, aumentando la capacidad de incrementar el umbral de inteligencia y conectar datos valiosos sobre pacientes, enfermedades e investigaciones.

Por el momento todavía no están validados para reemplazar la evaluación humana, pero son muchos los organismos y compañías que trabajan en este campocomo el notable caso de IBM Watson.

También cabe destacar otro caso reciente, el de los científicos de Stanford que desarrollaron un modelo de aprendizaje automático que diagnostica la neumonía mejor que los radiólogos.

Big Data

Los datos biológicos son profundos, densos y diversos. Ahora, la informática ha evolucionado para analizar en tiempo real estos datos heterogéneos, gracias al desarrollo de programas que combinan el aprendizaje automático, el procesamiento del lenguaje natural y el análisis de texto avanzado.

Esta evolución permite una innovación radical permitiendo la correlación de los datos de diversos procesos para la generación de nuevas hipótesis.

Blockchain

Originalmente desarrollado para el impulso y la proliferación de las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum, la tecnología blockchain tiene un gran potencial para el terreno de la medicina: podrá ser usada para ensayos clínicos, facturación médica, cadena de suministro farmacéutica y transmisión de registros de pacientes no identificados.

¿Cuál es su principal beneficio?

Se podrá crear una base de datos común con información médica, mejorando la privacidad y la seguridad de los historiales clínicos y otros muchos datos confidenciales, gracias a su sistema de encriptado. 

Según el estudio de IBM, Healthcare Rallies for Blockchain, el 56% de las compañías de salud encuestadas tiene planes para implementar una solución de blockchain comercial para 2020. 

Robótica

La robótica tiene un potencial disruptivo en la medicina porque su capacidad de cambiar drásticamente la escala, la reproducibilidad y la ubicación de la atención sanitaria. 

Por ejemplo, el robot Da Vinci puede manipular instrumentos quirúrgicos más pequeños que la mano humana, la nano-robótica podría permitir tratamientos no invasivos en una variedad de disciplinas médicas -e incluso la reparación celular-, y el tratamiento deslocalizado como telecirugía o Trauma Pod del ejército estadounidense puede permitir el cuidado por parte de especialistas remotos .

Impresión 3D

Como ya venimos informando desde hace años, la impresión de 3D tiene el potencial de revolucionar la cadena de suministros médicos al cambiar la fabricación y abaratar los costes de productos farmacéuticos, dispositivos como los audífonos, prótesis o materiales inorgánicos implantados y un gran futuro en la impresión de órganos y tejidos como la piel o los vasos sanguíneos, la reconstrucción de nervios dañados o la reproducción de células madre con esta tecnología.

 

Te puede interesar