Amancio Ortega podría acabar con la hambruna mundial donando menos del 8% de su fortuna, según lo que la ONU ha pedido a Elon Musk

Amancio Ortega, fundador de Inditex. Getty Images
Amancio Ortega, fundador de Inditex. Getty Images
Getty Images
  • La ONU cifra en cerca de 5.200 millones de euros la cantidad necesaria para sacar de la pobreza extrema a más de 40 millones de personas. 
  • Un 6,2% de la fortuna acumulada por los 5 españoles más ricos según Forbes bastaría para alcanzar esta cantidad.
  • Entre estos destaca Amancio Ortega, que figura en el primer puesto con 67.000 millones de euros: un 7,7% de su capital es suficiente para llegar a la cifra de la ONU.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ha sido la polémica del fin de semana. 

Tras una semana de ensueño para Tesla y para su fundador, Elon Musk, que vio cómo el valor de las acciones de su empresa se disparaba en bolsa tras la compra de 100.000 de sus vehículos eléctricos por parte de Hetz, llegó al polémico consejero delegado de Tesla un importante reclamo.

Lo hizo David Beasley, director del Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés). 

Se trata de una entidad con sede en Roma y dependiente de la ONU cuya misión principal es la de distribuir alimentos entre personas refugiadas de larga duración, bien sea si situación ocasionada por catástrofes naturales o por circunstancias como territorios que entran en guerra.

Este, tras felicitar a Musk por convertirse esta semana en el hombre más rico del mundo con una fortuna valorada en algo más de 250.000 millones de euros, le lanzó en Twitter una cifra: 6.000 millones de dólares, unos 5.200 millones de euros.

Es, según Beasley, la cantidad que hace falta para salvar a más de 42 millones de personas de morir de hambre a causa de la inestabilidad geopolítica y la crisis desatadas por el coronavirus y la emergencia climática, lo que Beasley ha definido como una "tormenta perfecta".

La cifra, subraya Beasley, equivale a apenas el 2% de la fortuna total de Musk, una cantidad que muchos usuarios de la red social juzgaron irrisoria para el hombre más rico del mundo.

Esta resulta todavía más insignificante si Musk y Bezos, el segundo hombre más rico del mundo, sumaran fuerzas. Si ambos pusieran en común sus fortunas, solo el 0,36% de ese fondo bastaría para alcanzar la cifra de la ONU.

Libros sobre finanzas personales y negocios que leen y recomiendan Bill Gates, Warren Buffett, Elon Musk y otros millonarios

Por poner los porcentajes en relieve, en España, por ejemplo, el 2% de un solo SMI (1.125 en 12 pagas) son unos 22 euros. El 0,36% resultante de la suma del dinero acumulado por Musk y Bezos son unos 4 euros.

La respuesta del fundador de Tesla, especialmente activo en redes sociales, no se hizo esperar

Musk afirmó que no tenía ningún problema en vender sus acciones en Tesla y donar esa cantidad, pero que antes la WFP tendría que explicar en ese mismo hilo de Twitter con absoluto detalle cómo iba a gastar ese dinero.

Básicamente, vino a pedir luz y taquígrafos para el dinero destinado a ayuda humanitaria después de poner en duda las prácticas llevadas a cabo por ciertas ONG salpicadas por diversos escándalos de los que se han hecho eco los medios en los últimos meses.

Por ahora, las espadas siguen en todo lo alto. Mientras Beasley insiste en que acudir en avión a donde Musk diga para mantener con él una reunión y tratar de convencerle en persona, este insiste en que WFP puede y debe usar ese mismo hilo de Twitter para poner sus cuentas negro sobre blanco y que todos los usuarios de la red social puedan valorar el uso que dan al dinero. 

Mientras unos dan la razón a Beasley aduciendo que se trata de un dinero que no significa nada para Musk pero que puede significar mucho para muchos, otros ponen en duda una sola donación, incluso siendo de esas dimensiones, pueda cambiar nada de verdad.

El último movimiento en esta particular partida de ajedrez pública que están librando Beasley y Musk lo ha hecho este martes el presidente de WFP a través de la CNN.

"Estoy muy contento de que podamos tener esta conversación, Elon Musk es una persona muy inteligente. Vamos a mostrarle la situación, vamos a enseñarle los costes del plan, ser transparentes, contestar todas las dudas que tenga", ha dicho.

Pero Musk no es el único capaz de llegar a esas cantidades

Elon Musk, CEO de Tesla, podría ser pronto la primera persona en la historia en acumular una fortuna de 300.000 millones de dólares

Si algo ha demostrado la lista Forbes de los españoles más ricos durante 2021 publicada por la revista este martes es que en España no faltan tampoco bolsillos capaces de resolver problemas estructurales de un plumazo.

Esta viene liderada un año más por Amancio Ortega, el fundador del imperio textil de Inditex, que acumula cerca de 67.000 millones de euros. Le sigue su hija Sandra Ortega con una fortuna que alcanza los 6.300 millones de euros.

A cierta distancia, Rafael del Pino, el hombre fuerte de Ferrovial, con 3.800 millones de euros; Juan Roig, el presidente de Mercadona, con 3.700 millones; y el banquero Juan Carlos Escotet, con 2.700 millones, cierran el top 5 de la opulencia patria.

Si solo estos 5 empresarios de éxito pusieran sus fortunas en un bote común, bastaría apenas el 6,2% del dinero acumulado en esa hipotética hucha de oro para entregar a Beasley sus 5.200 millones de euros y sacar así a Musk del apuro.

Si en vez de ser 5 fueran los 10 primeros de la lista Forbes nacional quienes se propusieran hacer causa común contra la pobreza extrema, bastaría con apenas el 5,4% del acumulado.

Por supuesto, la cifra tiene truco. La distancia entre Amancio Ortega y el resto de contendientes españoles es tan sideral que mezclar su fortuna con las demás supondría para él, hombre con fama de negociador implacable, precisamente la clase de acuerdo que nunca firmaría.

La fortuna del actual presidente de Inditex multiplica por 10 al de la siguiente persona que figura en la lista de Forbes, que no es otra que su propia hija, Sandra Ortega.

Por tanto, Amancio Ortega se basta y se sobra.

Este es el motivo por el que los millonarios siempre consiguen aumentar sus ganancias y hacerse cada vez más ricos: aplícalo para alcanzar la libertad económica

La familia Ortega basta para acabar con la pobreza extrema

Apenas un 7,7% de su fortuna sería suficiente para entregar los 5.200 millones de euros que reclama Beasley para paliar la situación que viven esos 42 millones de personas que se hallan en el umbral de la pobreza extrema.

Si, por otra parte, sumara a su fortuna los 6.300 millones de euros de su hija Sandra Ortega, tan solo se necesitaría el 7,09% del dinero acumulado por ambos.

Aunque lejos de los 5.200 millones de euros que se le piden a Musk, Amancio Ortega ha donado importantes sumas de dinero al sistema sanitario. 

La última donación data de hace apenas unos 10 días, cuando entregó 280 millones de euros al Gobierno para que este adquiera 10 equipos de protonterapia, que usan los protones en vez de los rayos X para destruir las células tumorales.

Antes, en 2015, Ortega puso en marcha un programa dotado con más de 300 millones para la renovación del equipamiento tecnológico en los hospitales públicos.

Se trata de gestos que, por otra parte, no han estado exentos de polémica. 

En España, los detractores de Amancio Ortega entienden que forman parte de una campaña de lavado de imagen con las que el dueño de Inditex tapa supuestas elusiones fiscales.

En todo caso, quitar a Amancio Ortega de la ecuación implica que el poder adquisitivo de los empresarios y empresarias más ricos de la lista de Forbes se vea sensiblemente mermada.

Del resto de la lista Forbes nacional solo Sandra Ortega podría hacer frente al pago en solitario de los 5.200 millones de euros de la ONU. Para ello, eso sí, debería emplear algo más del 82% del dinero que ha acumulado hasta ahora.

Más allá de los Ortega, para alcanzar la cifra puesta sobre la mesa por Beasley sería necesario que Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, y Juan Roig, presidente de Mercadona, sumaran sus fortunas acumuladas, que se elevan hasta los 3.800 y 3.700 millones de euros, respectivamente.

Aun así, del Pino y Roig tendrían que dedicar el 69% del dinero que han acumulado fundando y presidiendo dos empresas tan fuertes como Ferrovial y Mercadona para llegar a la cifra de Beasley, apenas un 2% de la fortuna de Elon Musk.

Por detrás, solo la suma de Juan Carlos Escotet, presidente del Banesco Grupo Financiero Internacional y de Abanca Corporación Bancaria y de Juan Abelló, fundador del fondo de capital riesgo Torreal, y de sus 2.700 millones de euros y sus 2.500 millones de euros respectivamente serían suficientes para llegar a los 5.200 millones de Beasley. 

Llama la atención, por otro lado, algunos nombres propios cuyas fortunas no alcanzarían para la cantidad solicitada por la ONU. Es el caso, por ejemplo, de Sol Daurella, presidenta de Coca Cola en Europa con una fortuna valorada en 1.900 millones de euros, y Florentino Pérez, que ronda los 1.700 tras ver el valor de ACS desplomarse un 37% a causa de la pandemia.

Ambos suman unos 3.600 millones de euros. Necesitarían, por ejemplo, el concurso de Leopoldo del Pino, unos de los multimillonarios hermanos del Pino, que cuenta con 1.600 millones de euros en sus arcas, para alcanzar la ambiciosa cifra puesta por Beasley encima de la mesa.

Esta, en todo caso, como ha reconocido el propio Beasley en la entrevista con la CNN, ha cumplido ya su misión: llamar la atención sobre un problema global que amenaza la vida de millones de personas.

Otros artículos interesantes:

10 alternativas que tiene Amancio Ortega para invertir los 650 millones que va a recibir de Inditex

Los ultrarricos españoles tienen en paraísos fiscales una fortuna que equivale al PIB perdido en España en pandemia, a la inversión extranjera en China o al doble de la fortuna de Amancio Ortega o Carlos Slim

Amancio Ortega tampoco se libra del impacto de la pandemia: Pontegadea, su vehículo de inversión, gana 666 millones en 2020, un 62% menos

Te recomendamos