9 manualidades chulas para reutilizar tu disco duro viejo: desde imanes para la cocina hasta un reloj funcional

Disco duro externo
  • No tires todavía ese disco duro viejo o aparentemente obsoleto. ¿Has probado en reconvertirlo en un disco duro externo, por ejemplo?
  • Pero los nuevos usos creativos para tu disco duro van más allá del mundo de la informática o de los ordenadores. Transfórmalo, por ejemplo, en un reloj.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En el mundo de los ordenadores, pocas cosas están destinadas a durar para siempre. Tarde o temprano llega el momento de renovar el PC, y eso significa tirar un montón de componentes, entre ellos los discos duros.

Si te encuentras en plena actualización de ordenadores y no sabes qué hacer con tus discos duros viejos, ¡no los tires todavía! Tal y como explicaMake Use Of, existen muchas manualidades y usos creativos para tu disco duro aparentemente obsoleto.

Puedes reconvertirlo en un disco duro portátil, o aglutinar varios discos y crear un dispositivo de almacenamiento con ellos.

20 ideas para crear productos caseros con cosas cotidianas

Pero los nuevos usos van más allá de la informática: ¿y si haces un imán de cocina? ¿Y un reloj? ¿O una pequeña lijadora?

Aquí tienes algunos ejemplos para darle una segunda vida a tu disco duro viejo. Seguro que te inspiran para desarrollar tus propias ideas.

1. Conviértelo en un disco duro externo

Disco duro portátil

No tires tu disco duro portátil viejo si te has comprado un nuevo ordenador, o has decidido dar el salto a los discos duros solidos. Con una caja compatible con el modelo de tu disco duro, lo puedes convertir en un sistema de almacenamiento externo. 

Disco duro externo SSD o HDD: ¿cuál es la mejor unidad para ti?

Lo más importante cuando compres una caja para discos duros es el tamaño del mismo. Los de 3,5 pulgadas suelen ser para ordenadores de sobremesa, y necesitan un adaptador de corriente. En cambio, estos adaptadores no son necesarios si el disco duro es de 2,5 pulgadas (el tamaño habitual para portátiles). En Amazon encontrarás mucha variedad de cajas a buenos precios.

Compra una caja para disco duro externo Sabrent por solo 11 euros

2. Construye un dispositivo de almacenamiento conectado a la red

NAS

¿No quieres un disco duro portátil? No pasa nada. Antes de tirar el viejo, puedes reconvertirlo en un Network Attached Storage o NAS. En español se conoce como dispositivo de almacenamiento conectado a la red y sirve de almacén digital para cualquier ordenador que esté conectado a la misma red wifi.

Existen muchos modelos y formas de crear tu NAS, pero si no te quieres complicar la vida, puedes comprar una caja de almacenamiento de la fiable marca TerraMaster. El producto del enlace de abajo está pensado para contener 2 discos duros. Si necesitas más espacio, hay modelos con más bahías o espacios de guardado.

Compra un NAS TerraMaster F2-210 de 2 bahías por 170 euros

3. Transforma tu disco duro en imanes para la cocina

¿Cómo? ¿No te crees que tu disco duro viejo pueda servir para colgar los cuchillos de cocina, por ejemplo? Por si no lo sabías, los discos duros contienen 2 imanes de neodimio de gran tamaño que son fáciles de sacar.

Estos son los métodos fáciles y rápidos que propone Lidl para afilar los cuchillos

Una vez tienes los imanes fuera, puedes reconvertirlos en colgadores para cuchillos o para cualquier otro accesorio de cocina sin necesidad de herramientas extravagantes. En el vídeo de ejemplo, el youtuber los usa precisamente para guardar cerca sus utensilios de bricolaje.

4. Extrae los platos del disco duro y úsalos de espejos

Tu disco duro viejo no solo esconde imanes en su interior. Sus platos de almacenamiento, bien limpitos, pueden hacer las veces de espejitos. Eso sí: ten cuidado cuando los extraigas para que no se rompan o se rallen. De lo contrario, te quedas sin reflejo impoluto.

¿Y de qué te puede servir un espejo de este tamaño? Por ejemplo, puedes colocarlo en tu mesa de trabajo para que te sea fácil saber quién se te acerca por detrás para hablarte mientras estás distraído con los auriculares puestos y la música a tope.

5. O bien deja de lado la idea de los espejos y convierte los platos en carillones de viento

Si a alguien se le ocurre una idea, por muy descabellada que sea, hay muchas posibilidades de que exista un tutorial de turno en internet.

Es el caso de querer reconvertir diversos espejos magnéticos de un disco duro en un bonito y tecnológico carrillón de viento. Es algo más laborioso que simplemente hacer un espejo porque necesitas varios discos duros y crear un buen soporte que los sostenga, pero merecerá la pena si quieres un adorno original.

6. Utiliza la carcasa del disco duro como una astuta caja fuerte

Caja fuerte cápsula

E.O

Has quitado los imanes para utilizarlos de colgadores en la cocina. Los platos los has reconvertido en nuevos espejos o ahora forman parte de un bonito carrillón de viento. Poco a poco, la carcasa de tu disco duro se te está vaciando. ¿Deberías tirarla? ¡No!

Todo se puede reaprovechar en un disco duro, y eso incluye una carcasa vacía. Puedes guardar dinero en ella. ¿Quién va a pensar que la has reconvertido en una caja fuerte? Hasta podrías tenerla bien a la vista que nadie sospecharía de ella.

7. ¿Y si te haces un bonito reloj?

Si te da pena desmontar todo el disco duro y separar sus piezas para que cada una tenga una función diferente, hay un youtuber kipkay que ha decidido dar un paso más allá y realizar una manualidad muy compleja con todo un disco duro, sin dejarse casi nada: lo ha convertido en un reloj.

El reloj resultante no solo es decorativo: funciona, con su minutero, su aguja de las horas... Además, a este creador de contenidos se le ha ocurrido la genial idea de, en lugar de colocar las horas habituales (las 12, las 3, las 6 y las 9), poner sus equivalentes en binario (las 1100, las 0011, las 0110 y las 1001). Genial. Eso sí: se necesita mucha destreza y tiempo para seguir sus pasos.

8. ¿Necesitas una lijadora? Tu viejo disco duro te echa una mano

Si la idea del reloj te ha parecido una locura, prepárate para la manualidad que viene ahora: reconvertir tu disco duro en una lijadora. Ojo: esta idea solo es válida con discos duros que tengan platos de aluminio. Los de cristal, por motivos obvios, se romperán y pueden hasta hacerte daño durante el proceso. Así que ten cuidado.

Estas son las mejores herramientas Bosch para bricolaje que puedes comprar

Esta idea tiene el mismo nivel de complejidad que la del reloj. Además, necesitarás invertir algo de dinero para comprar componentes adicionales como un controlador de velocidad electrónico o un servomotor, pero el resultado es tan chulo que mercera la pena. Aunque luego no lijes nada, puedes usar el invento para sorprender a tus visitas. Tienes las instrucciones en inglés aquí.

9. La manualidad definitiva para tu disco duro: una máquina láser

La ventaja final de los discos duros antiguos con respecto a los nuevos modelos sólidos es que los componentes mecánicos de los primeros, con un poco de imaginación, se pueden convertir en lo que sea. Por ejemplo, en una pequeña máquina láser que reproduce música y proyecta luz acompañante.

La mala noticia es que te va a ser muy difícil recrear la gran invención de este vídeo de YouTube, ya que sus creadores no ahondan mucho en los detalles. No obstante, si al final acabas creando una máquina similar, no olvides documentarlo y publicar las instrucciones para ayudar a futuros renovadores de discos duros.

Por qué el disco duro de Windows siempre tiene la letra C, y no la A o B

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.