Alemania reclama recortes a España para combatir el coronavirus: la UE rechaza su propuesta de volver a aplicar medidas de austeridad en deuda y pensiones

El presidente español Pedro Sánchez y la canciller alemana Angela Merkel
El presidente español Pedro Sánchez y la canciller alemana Angela Merkel
Reuters
  • El Gobierno alemán propuso en una reunión de la OCDE en marzo que España comenzase cuanto antes a aplicar recortes para frenar el aumento de la deuda y del gasto en pensiones, según El País.
  • Sin embargo, las autoridades europeas y EEUU rechazaron esta propuesta, asegurando que todavía es pronto para comenzar con la consolidación fiscal cuando la economía sigue necesitando estímulos para evitar una nueva recesión.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A falta de 5 meses para que se celebren las elecciones federales en Alemania en las que se decidirá quién sucederá a Angela Merkel como canciller durante los próximos 4 años, Berlín ha recuperado en los últimos meses una de sus principales señas de identidad durante algo más de una década, su apuesta por los recortes y las medidas de austeridad, en este caso como recomendación a España ante la crisis del coronavirus.

Pese a que las medidas de austeridad aplicadas durante la pasada crisis económica terminaron por agravar sus consecuencias sociales y económicas, especialmente entre los trabajadores, que han visto reducirse sus ingresos y precarizarse sus condiciones desde 2009, Berlín vuelve a defender la aplicación de recortes, que contrastan con las políticas de estímulo a través del aumento del gasto público que la mayoría de países de todo el mundo han aplicado para impulsar la recuperación.

7 cosas que hemos aprendido en la crisis diez años después de la caída de Lehman Brothers

En concreto, el gobierno alemán propuso que España volviese a aplicar cuanto antes medidas de austeridad para evitar el aumento del gasto en pensiones y de la deuda pública, que alcanzó el mes pasado el 120% del PIB tras asumir como pública la deuda privada de la Sareb, según desvela El País, que precisa que Berlín defendió esta postura durante una reunión de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) el pasado 1 de marzo.

La propuesta alemana pasaba por poner en marcha un plan plurianual de ajustes que cambie el rumbo fiscal del país y que muestre a los mercados el compromiso de España con la reducción de la deuda pública, reclamando iniciar la consolidación fiscal cuanto antes reduciendo el gasto en pensiones para que el país cuente con mayor margen fiscal cuando se produzca la próxima crisis económica.

Alemania lanzó esa propuesta después de que el Ejecutivo español expusiese su plan de recuperación, sus propuestas de reformas y su cuadro macroeconómico a la OCDE y, aunque obtuvo el respaldo de la República Checa, tanto la Unión Europea como EEUU tildaron de prematura la iniciativa alemana de aplicar recortes cuanto antes, debido al al riesgo de una nueva recesión en la eurozona, según el diario del Grupo Prisa.

De hecho, el Gobierno estadounidense respondió a la propuesta alemana de rescatar las medidas de austeridad criticando que no tiene sentido iniciar ya la consolidación fiscal teniendo en cuenta que muchas economías necesitan de estímulos ante el retraso de la recuperación económica tras la pandemia de coronavirus, en línea con lo recomendado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europa y el Banco Central Europeo (BCE).

Ante el rechazo de la UE y EEUU, la propuesta alemana fue desestimada por la OCDE, que la incluyó en una versión reducida y suavizada en su informe final de la cumbre, según El País, que asegura que incluso los economistas alemanes más conservadores rechazan esta propuesta de su Gobierno, destacando la cercanía de las próximas elecciones y la posibilidad de que sus sucesores cambien drásticamente de opinión respecto a la austeridad.

Otros artículos interesantes:

La austeridad ha dañado considerablemente a Europa: estas son las estadísticas que lo demuestran

Los trabajadores españoles han perdido 3.200 euros al año de su sueldo en la última década por la crisis

El FMI pide a los países ricos que aumenten su gasto público para facilitar la recuperación de la crisis del coronavirus

Te recomendamos

Y además