Usar aplicaciones de coches con conductor podría ser más contaminante que el coche privado, según un estudio

Un conductor de Uber en su coche.
Un conductor de Uber en su coche.
REUTERS/Marcos Brindicci
  • Uno de los reclamos de las aplicaciones de coches con conductor es el beneficio medioambiental que suponen al retirar coches de la ciudad.
  • Sin embargo, un estudio universitario revela que a la larga generan un incremento de emisiones y tráfico del 30%.
  • El problema es el deadheading, un concepto que refiere al tiempo que esos vehículos están desplazándose entre pasajero y pasajero.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Uno de los argumentos habituales de las compañías de coches con conductor es el beneficio que generan al medio ambiente, al reducir el parque de vehículos por la ciudad y las emisiones contaminantes. Pero esto podría no ser así, según un estudio.

Investigadores de la Carnegie Mellon University de Pittsburgh (Estados Unidos) han simulado el efecto de reemplazar el coche privado por compañías de coche con conductor como Uber o Lyft para realizar viajes en 6 ciudades estadounidenses: Austin, Boston, Chicago, Miami, Philadelphia y San Francisco. 

Aunque de media estos vehículos reducen la contaminación entre un 50 y 60% en el viaje, al ser vehículos más nuevos, el problema es lo que los investigadores definen como deadheading, una expresión que no tiene una traducción directa al español, pero que se refiere al tiempo que estos vehículos están circulando entre un pasajero y otro.

Uber y Lyft generan un 70% más de contaminación que los trayectos que sustituyen, según un nuevo estudio

Los vehículos de este tipo de flotas pasan cada día un 43% del tiempo que están en movimiento sin clientes, un periodo en el que están produciendo emisiones, y tráfico, según afirma uno de los autores del estudio, Jeremy Michalek, a Quartz.

Según los cálculos de este equipo de investigadores, esos recorridos de vacío generan un incremento de gasto de combustible y emisiones del 20% de media e incrementan otros efectos externos como atascos, choques y ruido en un 60%. 

El coste medioambiental de los viajes en vacío

En conjunto, esto supone que el coste medioambiental de utilizar un servicio de transporte con conductor sea entre un 30% y un 35% mayor que el del vehículo privado, que al acabar el trayecto queda detenido en el destino. Traducidos estos costes a incrementos monetarios, serían entre 32 y 37 céntimos de dólar más por viaje, en función de las ciudades.

¿Cuál sería la solución a este impacto medioambiental? Los autores del texto apuntan varias. Las compañías de coches con conductor podrían reducir su impacto hasta el 17% si los vehículos que emplean son de cero emisiones.

Uber promete una flota 100% eléctrica en Europa, EEUU y Canadá en 2030 y reducirá a cero sus emisiones en 2040

Otras posibilidades son desplazar el tránsito a modalidades activas y no contaminantes, como la bicicleta, o utilizar flotas de coche compartido, en las cuales el vehículo está detenido entre viaje y viaje.

Otros artículos interesantes:

Uber y Lyft generan un 70% más de contaminación que los trayectos que sustituyen, según un nuevo estudio

Uber promete una flota 100% eléctrica en Europa, EEUU y Canadá en 2030 y reducirá a cero sus emisiones en 2040

Free Now dice que será 'cero emisiones' en 2030 y que la mitad de sus vehículos serán eléctricos en 2025

Te recomendamos

Y además