Pasar al contenido principal

Bruselas critica que el plan presupuestario del Gobierno en funciones supone un riesgo, ya que podrían incumplirse los objetivos de déficit y deuda

El comisario europeo de Economía y Finanzas, Pierre Moscovici
El comisario europeo de Economía y Finanzas, Pierre Moscovici Reuters
  • La Comisión Europea advierte al Gobierno en funciones de que el plan presupuestario que envió a Bruselas implica riesgo de incumplir los objetivos de déficit y deuda.
  • Las autoridades comunitarias señalan que el proyecto prevé mejorar el déficit estructural hasta un 0,1% del PIB, frente a la recomendación europea del 0,65%.
  • En una carta, la CE pide al Ejecutivo que le envíe un borrador nuevo y actualizado en el que se eleven los ingresos o se reduzca la previsión de gasto público.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un año más, Bruselas vuelve a criticar el borrador presupuestario que le envía el Gobierno español y los motivos son los habituales: las medidas que incluye el plan enviado a la Comisión Europea implican un "riesgo de desviación significativa" respecto a los objetivos de déficit y de deuda para este año y el siguiente.

A través de una carta a la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, el vicepresidente económico, Valdis Dombrovskis, y el comisario del ramo, Pierre Moscovici, advierten de que la reducción del déficit que contempla el proyecto es insuficiente, pese a que España ya no está bajo el régimen correctivo de la UE, y que el aumento del gasto público, de un 3,8%, excede el límite recomendado por la UE, de un 0,9%.

Respecto al déficit, las autoridades comunitarias aseguran que el plan presupuestario que le envió el pasado 15 de octubre el Gobierno en funciones producirá una mejora del déficit estructural que equivale a un 0,1% del PIB, frente a la recomendación de Bruselas de un 0,65%.

Leer más: La Airef alerta de la monstruosa deuda que se puede generar en 2048 si no se reforman las pensiones y se controla el déficit público

En su borrador, el Ejecutivo preveía que el déficit cierre en el 2% este año y se reduzca al 1,7% el siguiente, a falta de posibles nuevas medidas en materia fiscal. Estas previsiones contrastan con las de la Comisión, que son 3 décimas más pesimistas que las de Moncloa, con una previsión de déficit del 2,3% este año y del 2% en 2020.

La diferencia entre la previsión de mejora del déficit que figura en el borrador y la meta comunitaria supone que el Gobierno en funciones deberán introducir unos 6.600 millones de euros en ajustes, sea a través de un recorte del gasto hasta el volumen que recomienda Bruselas o elevando los ingresos del Estado a través de los impuestos.

Esta última alternativa parece complicada, dado que el plan español ya contaba con conseguir un récord de recaudación de impuestos en 2020 gracias un aumento del 4,8% en los ingresos tributarios totales. Ese alza se debe al alza de un 4,6% en los impuestos sobre la producción y las importaciones, de un 5,9% sobre la renta de los hogares y de un 2,3% sobre la de las sociedades.

Leer más: Impuestos a la banca, a las tecnológicas o al diésel: cómo es el marco fiscal que planea el Gobierno

En la carta, la Comisión Europea afirma que "la naturaleza en funciones" del Gobierno español supone que este plan es una prórroga del de 2018. Esto supone dar por válido el argumento del Ejecutivo, que había señalado en el borrador que no podía "aprobar un Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, ni modificar objetivos de estabilidad presupuestaria”, según El País

Pese a esta concesión, Bruselas ha invitado "a las autoridades españolas a presentar, tan pronto como el borrador presupuestario para 2020 sea enviado al Congreso, un proyecto actualizado a la Comisión Europea y al Eurogrupo que asegure el cumplimiento de las recomendaciones para España".

Y además