El sector turístico se aferra a un pasaporte sanitario europeo, pero algunos expertos advierten que un sello en una cartulina puede ser igual de útil y menos problemático

Una pasajera con mascarilla se dirige a los mostradores de facturación del aeropuerto de Barcelona-El Prat

Reuters

  • Las principales potencias del mundo ya sueñan con reactivar cuanto antes los viajes internacionales para garantizar la vuelta del turismo. 
  • La creación de los pasaportes de vacunación se ha convertido en una de las grandes esperanzas del sector. Sin embargo, plantea muchas dudas éticas y legales.
  • También por el posible uso de la tecnología, que puede ser clave para el éxito o no de este instrumento.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los pasaportes sanitarios europeos están cada vez más cerca.

Los líderes de la Unión Europea trabajan en ello para que los países del bloque puedan volver a viajar y la Comisión Europea presentará el próximo 17 de marzo una propuesta sobre este certificado de vacunación para los ciudadanos de la UE, según ha anunciado este lunes la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen.

Su objetivo será proporcionar la "prueba de que una persona ha sido vacunada, resultados de las pruebas para aquellos que no han podido vacunarse aún e información sobre la recuperación del COVID-19".

España sigue vacunando, pero sigue por detrás de otros países de la UE

Ahora se abre un inmenso debate. En él, se mezcla la incertidumbre entre qué tipo de solución se ofrecerá para crear este nuevo certificado de vacunación, y en saber si realmente llegará a tiempo para este verano. La ministra de Industria, Reyes Maroto, advertía hace unos días también que estos certificados deberían evitar en todo momento "medidas discriminatorias entre ciudadanos".

¿Será posible?

El sector turístico confía en el pasaporte sanitario

Preguntadas por Business Insider España, las grandes hoteleras españolas parecen estar dispuestas a adoptar dicha medida y coinciden en la necesidad de que un certificado es determinante para generar seguridad de cara a la reactivación de los viajes.

"Si las autoridades apuestan por esta nueva medida por suponer un extra de seguridad, la incorporaremos de inmediato a nuestra actividad", aseguran fuentes de RIU Hotels & Resorts. 

Europa inspecciona en India las instalaciones del mayor fabricante de vacunas del mundo para decidir si importará desde allí más dosis de AstraZeneca

Richard Brekelmans, vicepresidente de Marriott International para el Sur de Europa: "Las vacunas son solo una parte del rompecabezas y deben ir acompañadas de test, uso de mascarillas, distancia social y unos protocolos de higiene intensificados. Recomendamos encarecidamente a los gobiernos que colaboren entre sí y con el sector privado en su trabajo con los protocolos de vacunación y tests, para que las normas que se establezcan sean coherentes y refuercen la confianza en los viajes".

Jesús Sobrino, CEO de Palladium Hotel Group, está de acuerdo en que contar con herramientas consensuadas entre los distintos países, como puede ser el pasaporte vacunal, es determinante para generar seguridad de cara a la reactivación turística.

Por su parte, Gabriel Escarrer, vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels International, cree que para garantizar la seguridad sanitaria, los viajes requerirán de un sistema de control coordinado y basado en estándares y criterios comunes, con ayuda de la tecnología digital.

Sánchez dice que el Consejo Europeo ha acordado los datos mínimos que se introducirán en los pasaportes inmunitarios, pero no detalla cuáles serán

Escarrer sostiene que el COVID permanecerá con nosotros mucho tiempo, por lo que hay que aprender a “viajar” con él. "Las actuales restricciones indiscriminadas como los cierres de fronteras o las cuarentenas han dañado muchísimo a la economía y al sector turístico, y sin embargo no han demostrado ser efectivas para reducir la propagación del COVID-19", sostiene el empresario, y añade que es "urgente" disponer a nivel internacional de una serie de normativas comunes y certificados como este que favorezcan dicha movilidad y poder crear corredores seguros el próximo verano.

Desde NH Hotel Group consideran que agilizar la movilidad y a la vez respetar la privacidad es un asunto complejo, cuya regulación y alcance práctico deberán ser determinados por las autoridades sanitarias. "En función de lo que las autoridades determinen, el sector sin duda lo hará igual cuando la desescalada y la normalidad se vayan consolidando y volvamos a la vida y costumbres anteriores", aseguran.

Óscar López Águeda, presidente de Paradores, señala que el pasaporte vacunal refuerza la seguridad y amplía la movilidad, por lo que le darán la bienvenida si finalmente las autoridades deciden ponerlo en marcha.

España pasa de ser un referente mundial en eficiencia sanitaria a estar fuera del top 10, según un ranking anual

Por otro lado, Raúl González, CEO de Barceló Hotel Group, es uno de esos hoteleros que llevan desde el principio de la pandemia sugiriendo un sistema que certificase la vacunación. "En abril hablé de los códigos QR en China y ahora todavía estamos con este debate. Parece que hay un dilema casi ético de por qué va a poder moverse uno que está vacunado y no el que no lo esté". 

"Yo igual no lo he pensado lo suficiente, pero creo que si privamos de libertad al 100% de la población, cuando queremos liberar a una parte para que pueda moverse, nos parece injusto frente al que no puede", continúa.

No todo el mundo está de acuerdo

Pedro Sánchez en una comparecencia en La Moncloa, en febrero de 2021.Pedro Sánchez en una comparecencia en La Moncloa, en febrero de 2021.
Pedro Sánchez en una comparecencia en La Moncloa, en febrero de 2021.

REUTERS/Sergio Perez

Los Veintisiete buscan a la desesperada la manera de volver a la normalidad y el certificado COVID-19 no convence a todos por igual. Los líderes de la Unión Europea no se ponen de acuerdo sobre el tipo de privilegios que concedería el pasaporte de vacunación que podría traer los viajes de vuelta.

Algunos países más dependientes del turismo como España, Italia o Grecia lo ven como una esperanza para reactivar al sector, mientras que otros estados miembro como Francia ya han mostrado en público sus discrepancias. 

El repunte de las reservas tras el anuncio de desescalada de Reino Unido podría suponer un alivio para los trabajadores del sector turístico

El presidente francés Emmanuel Macrón es escéptico y muestra preocupación por incógnitas como la duración de la inmunidad, el riesgo de infección de los vacunados y las cuestiones legales y éticas relativas a la protección de los datos personales.

En España, Fernando Simón incluso ha contradicho el discurso de la ministra Maroto. Simón considera que "no podemos hacer bandera" del certificado porque "no se puede desarrollar en poco tiempo".

Podría generar una sociedad a dos velocidades

Sergio Carrasco, abogado y consultor en derecho tecnológico en Fase Consulting, advierte de que un pasaporte sanitario de estas características podría generar una sociedad a dos velocidades, independientemente de que se implemente mediante una solución tecnológica.

De hecho, recuerda que la autoridad de protección de datos italiana —homóloga de la española AEPD— se acaba de pronunciar, exigiendo una previsión legal para poner en marcha un instrumento de estas características.

"Estamos hablando de un instrumento que va a almacenar datos de salud y hay que saber qué datos de salud y en qué condiciones se almacenan", incide el especialista. "No es lo mismo que acceda a ellos personal sanitario que una agencia de viajes, por poner un ejemplo".

Países a los que se puede o no viajar en Semana Santa y las restricciones que imponen

"Si ahora mismo ya hubiéramos tenido tiempo para haber vacunado a toda la población y los que no lo han hecho es porque no han querido, podríamos argumentar que ha habido opción. Pero no es así. Se ha vacunado primero a colectivos de especial riesgo. Y cuando se implemente este pasaporte en unos meses va a haber gente que ni siquiera ha tenido todavía la opción de vacunarse", detalla.

Así, se crea "un sesgo" cuando no hay posibilidad de haberse vacunado. Un sesgo que se replica si la solución es netamente tecnológica. "Obligar no es viable. Aunque nos parezca raro, no todo el mundo tiene un teléfono móvil".

Borja Adsuara, abogado especializado en temas digitales, profesor y exdirector general de Red.es, es algo más optimista. "Todo tiene riesgo en esta vida y todo es digital en el siglo XXI. Pero creo que debe hacerse, porque de ello depende que se recupere el turismo", expone. "Hay fórmulas para proteger la privacidad y simplemente certificar que se está vacunado".

Otro letrado, Jorge García Herrero, también ve el lado bueno. Por primera vez una solución como una app tecnológica que funcione como pasaporte inmunitario viene con el soporte de una norma de rango legal bajo el brazo.

"La solución a los problemas no siempre es tecnológica"

"Yo viajé mucho cuando era joven". Habla Gemma Galdon, experta en ética tecnológica y fundadora de Eticas Consulting. "Lo hice mucho por África y Asia, y tenía ya un pasaporte de vacunación. Muchos países no me dejaban cruzar sus fronteras si en mi pasaporte no tenía el sello de estar vacunada de algunas enfermedades que allí sí estaban y en España no teníamos".

Pero entonces, recuerda Galdon, ese pasaporte no era más que una cartilla, una cartulina. "Ese documento ya existe y está validado por comités de bioética y es algo que se puede utilizar". ¿Cuándo llega el problema? Cuando la tecnología entra en acción.

"Cuando entra la tecnología en juego se problematiza, porque no es lo mismo una cartulina que un pasaporte digital que ya requiere tener unos datos almacenados en bases que manejen entidades en quien podamos confiar", destaca. "Datos que se pueden reutilizar, que puede dejar a gente fuera, o dejar atrás a quienes no tengan un móvil", coincide con Carrasco.

Las 8 claves que explican cómo van a cambiar los viajes de negocios en 2021, según los expertos

"Es cuando le añadimos el tema tecnológico cuando la solución se convierte en un problema para la seguridad y la privacidad. La solución a los problemas no siempre es tecnológica". Lo que ocurre es que esta ansiedad por tecnologizarlo todo responde todo a un modelo de innovación muy banaliado, a juicio de la experta: "Vender".

"Silicon Valley ha llevado a mucha gente a creer que aquí hay mucho dinero y que ha apostado mucho por la innovación, pero al final la innovación se acaba banalizando totalmente. Innovar por innovar, sin tener problemas reales que solucionar, sin una vinculación con la realidad. Hago algo tecnológico porque puedo y lo pongo en el mercado a ver si gano algo de dinero", lamenta.

"Una innovación de muy baja calidad", continúa la experta en ética. Sergio Carrasco, además, ve algunos plazos y algunos objetivos difíciles de cumplir.

La agilidad de Europa, en entredicho

Radar COVID-19Radar COVID-19

BI España

El abogado se refiere a esos temas tecnológicos. "Cuando entran en juego tenemos que ver cómo se van a regular o desarrollar. Por ejemplo, el nivel de descentralización de los datos". El dato de si un ciudadano está o no vacunado, ¿se almacenará en su móvil o en los servidores centrales del Estado? ¿Puede acceder otra app a esa información sin que el usuario se dé cuenta?

La aplicación de IATA podría suponer el fin de las cuarentenas por viajes internacionales, lo que sería un alivio para el sector

Europa ya temía que Apple y Google se adelantaran con sus pasaportes inmunitarios. Ya lo hicieron con las famosas apps de rastreo de contactos para detener brotes de coronavirus. Apps que se han demostrado eficaces pero cuyo uso no ha sido lo suficientemente masivo como para ser determinantes para combatir la pandemia. Sergio Carrasco se refiere a ellas:

"El pasaporte se está diseñando a nivel europeo, pero Europa todavía no se ha movido a nivel coordinado ni para la app de rastreo. RadarCOVID ya es interoperable con las apps de países de su entorno, pero, ¿cuánto ha tardado en serlo desde que comenzó la pandemia? ¿Vamos a hacer otra app que se desarrollará país por país y que después habrá que ver cómo se comunican?", se pregunta.

La app de rastreo de contactos española no fue interoperable con las apps del resto de países europeos hasta el pasado mes de noviembre. Ocho meses después de que comenzara la crisis.

LEER TAMBIÉN: El Ayuntamiento de Madrid prepara crear una criptomoneda internacional para el sector turístico

LEER TAMBIÉN: Las manifestaciones del 8M supondrían un 'alto riesgo' para la salud por la pandemia del coronavirus, según un informe de Sanidad

LEER TAMBIÉN: 15 millones de multa a España por no transponer a tiempo una directiva de protección de datos en investigaciones penales

VER AHORA: Por qué regalamos en Navidad y cuáles han sido los hits de este año