Le pido a ChatGPT que escriba mi carta de dimisión, pero en su lugar recibo orientación profesional

Rebecca Knight
| Traducido por: 
ChatGPT, el nuevo chatbot de OpenAI, causa sensación.

NurPhoto/Getty Images

  • Mi editor me pidió que comprobara si ChatGPT, el chatbot de inteligencia artificial de OpenAI, podía escribir una carta de dimisión creíble.
  • Había tenido una semana dura en el trabajo y el encargo me daba la oportunidad de dimitir (aunque fuese de mentira).

Si ChatGPT, el nuevo chatbot de OpenAI, es capaz de escribir cartas de presentación lo suficientemente buenas como para llamar la atención de los reclutadores, ¿podría escribir también una carta de dimisión creíble?.

Esa fue la pregunta que mi editor planteó un día en una reunión de equipo y yo me ofrecí valientemente para la misión. Había sido una semana dura, y la tarea me atraía especialmente. Vamos, ¿quién no ha fantaseado alguna vez con dejar su trabajo? 

La posibilidad de hacer una carta de renuncia —aunque no fuera real— era una oportunidad que debía aprovechar.

Estaba deseando recibir mi dimisión. ¿He mencionado ya que estaba teniendo una semana dura? No es que quisiera renunciar necesariamente, pero me sentía apática con el trabajo y sufriendo un poco de agotamiento, como otros muchos.

Después de haberme pasado los 2 últimos años escribiendo sobre carreras profesionales, lugares de trabajo y cubriendo la Gran Dimisión, una tendencia sin precedentes en el que los trabajadores estadounidenses han empezado a renunciar en masa a sus puestos, una parte de mí deseaba unirse a esa multitud. 

Lo que no esperaba era que el efecto de ver la carta de dimisión personalizada de ChatGPT en negro sobre blanco me chocase tanto. La idea al probar la IA para presentar una carta de dimisión era la de ayudar a los trabajadores a tener una herramienta para la tediosa tarea de redactar la renuncia.

Pero cuando la carta por fin terminó de redactarse, lo que leí no fue tanto una explicación de mi supuesta renuncia, sino un asesoramiento profesional. 

ChatGPT y la IA generativa parecen ser el próximo 'boom' tecnológico, pero podrían acabar siendo una nueva burbuja

La redacción del texto en ChatGPT tardó un rato

Lo primero es lo primero: tenía que conectarme al chatbot y esto me llevó tiempo. ChatGPT se hizo público a finales de noviembre y en 5 días superó el millón de usuarios. Así que esta inteligencia artificial no para de recibir peticiones últimamente. 

Al principio me parecieron encantadores los intentos jocosos del chatbot de "explicar su estado" en prosa de Shakespeare, en un lenguaje de piratas y de nutrias marinas, pero pronto me empezó a irritar.

Tras 4 días de intentos, por fin conseguí entrar. Mi petición era directa y la respuesta también lo fue:

¿Puedes escribirme una carta de dimisión de mi puesto como corresponsal jefe en Business Insider? Mi último día de trabajo es el 1 de febrero.

Estimado [Nombre del responsable],

Le escribo para informarle de mi dimisión como redactor de Business Insider, efectiva a partir del 1 de febrero.

Me gustaría agradecerle a usted y a todo el equipo de Business Insider las oportunidades y experiencias que he tenido mientras trabajaba aquí. Aprecio mucho el apoyo y la orientación que me han brindado mis compañeros y superiores durante mi tiempo en la empresa.

Les aseguro que haré todo lo posible para garantizar una transición fluida y para que mi marcha tenga el mínimo impacto en el equipo y en los proyectos en los que he estado trabajando. Estaré encantado de ayudar en la formación o búsqueda de un sustituto, y me aseguraré de que todas mis tareas actuales se completen lo mejor posible antes de mi último día.

Gracias de nuevo por el tiempo y las oportunidades que he tenido mientras trabajaba en Business Insider.

Atentamente,

[Su nombre]

¿Puedes escribirme una carta de dimisión?

Bussines Insider.

Alegría momentánea, luego el pánico

Bueno, ahí estaba. Ya podía dejarlo. La catarsis era real. Tarea terminada. Pero al leerlo de nuevo, mi alegría se convirtió en pánico. 

Verás, además de cubrir la Gran Dimisión, también he escrito recientemente sobre el debilitamiento de la economía, el aumento de los despidos en el sector tecnológico —muchos otros en la industria de los medios de comunicación— y sobre la posible recesión. 

Soy una persona que se preocupa por naturaleza, así que pensar en dimitir de verdad me hizo darme cuenta de que podría no ser una buena idea (al menos para mí).

Además, la referencia de la carta al "apoyo y la orientación de mis colegas y superiores" me causó ternura. La frase hacía referencia a lo que se suele decir en estos casos, pero el sentimiento era acertado. No puedo irme, ¿verdad?

Por suerte, podía preguntárselo a la IA: 

¿Qué pasa si cambio de opinión y no quiero dimitir?

Si cambias de opinión y decides que no quieres dimitir, puedes intentar retractarte de tu carta de dimisión. Será su empleador quien decida si acepta o no su retractación. Siempre es mejor hablar con tu jefe o supervisor y mantener una conversación abierta y sincera sobre tu decisión.

Es importante tener en cuenta que, una vez que hayas presentado una carta de dimisión, puede ser difícil retractarse, y es posible que tu empresa ya haya empezado las gestiones para cubrir tu puesto. También hay que tener en cuenta que si se retracta de su dimisión, la relación que tenía con la empresa y con sus compañeros puede verse comprometida y dañada.

Lo mejor es sopesar todos los pros y los contras antes de tomar una decisión definitiva y hablarlo con alguien de confianza.

Es bueno tener opciones y consejos de confianza

ChatGPT tiene razón, por supuesto. Dejarlo y luego querer volver no es una buena decisión profesional.

Me estaba divirtiendo con la conversación que estaba manteniendo con la IA. Es cierto que las respuestas de ChatGPT eran robóticas, pero yo trabajo desde casa y a veces me siento sola. Además, mis hijos son adolescentes y con ellos es difícil tener una conversación fluida, así que obtener respuestas inmediatas y completas de ChatGPT era satisfactorio. 

Un programador autodidacta crea una novia virtual usando ChatGPT: "Me he gastado más de 1.000 dólares en la nube para hablar con ella"

Quería seguir la conversación, así que hice una última pregunta basada en la respuesta anterior:

¿En quién puedo confiar?

Es importante que haya gente en tu vida en las que puedas confiar. Algunas personas con las que puedes hablar son:

1. Un amigo íntimo o un familiar en quien confíes y que te dé consejos honestos e imparciales.

2. Un mentor o alguien que tenga más experiencia en situaciones similares, a quien respetes y pueda guiarte.

3. Un terapeuta o consejero que pueda proporcionarte un espacio neutral y confidencial para hablar de tus pensamientos y sentimientos.

4. Un orientador profesional o un compañero con un puesto similar al tuyo que pueda ayudarte a reflexionar sobre tus opciones profesionales.

5. También es importante recordar que puedes confiar en ti mismo. Tómate tu tiempo para reflexionar sobre tu decisión y considera qué es lo mejor para ti y para tu carrera.

Amén. Todo el mundo necesita personas fiables y honestas en su vida. Y puedes confiar en ti mismo. Si alguna vez estás inseguro, ChatGPT es una caja de resonancia decente a la que puedes escuchar.

Aunque sus respuestas han sido buenas, tampoco quiero pasar por alto los problemas de ChatGPT. El chatbot no solo está plagado de prejuicios, sino que también permite a los estudiantes hacer trampas, difundir información errónea o ser utilizado para permitir prácticas comerciales cuestionables. 

Pero para tareas sencillas, como escribir cartas de dimisión, parece útil e incluso podría suscitar un poco de autorreflexión.

Mi semana está mejorando. Nota para mi editor (¡hola!): Hoy no dimito. Pero cuando lo haga, algún día lejano, ya sé dónde escribir mi carta.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.