Los clientes de Microsoft se quejan de que Copilot no funciona tan bien como ChatGPT: Microsoft dice que eso es porque no lo usan bien

Una ilustración de Satya Nadella, CEO de Microsoft, junto al logo de Copilot, el asistente de IA de la tecnológica.
Una ilustración de Satya Nadella, CEO de Microsoft, junto al logo de Copilot, el asistente de IA de la tecnológica.

Hannes P Albert/picture alliance vía Getty; Chelsea Jia Feng/Business Insider

  • Una de las quejas de los clientes de Microsoft es que Copilot, el asistente de inteligencia artificial que ofrece la tecnológica, no funciona tan bien como ChatGPT.
  • La firma de Redmond afirma que sus consumidores no utilizan correctamente su nuevo asistente de IA y estaría pagándole a uno de sus socios para que produzca vídeos que enseñen a los clientes a escribir mejores peticiones.

Una de las principales quejas que han planteado los clientes corporativos de Microsoft con respecto a Copilot es que esta herramienta de inteligencia artificial no parece funcionar tan bien como ChatGPT, según han declarado varios empleados con conocimiento directo de las valoraciones de esos mismos consumidores.

"Cada vez que un cliente empieza a utilizarlo, empieza a compararlo con ChatGPT y dice: '¿No estáis utilizando la misma tecnología?'", ha asegurado a Business Insider uno de los trabajadores de Microsoft, que ha pedido permanecer en el anonimato al no estar autorizado para hablar de cuestiones internas de su organización.

ChatGPT, el chatbot de IA de OpenAI, ha puesto unas expectativas relativamente altas para los consumidores que prueban por primera vez las herramientas de Microsoft. Los esfuerzos del gigante tecnológico por satisfacer esas expectativas son una prueba importante en un momento en que el sector de la inteligencia artificial intenta ofrecer productos y servicios por los que merezca la pena pagar.

La empresa dirigida por Satya Nadella también se esfuerza por añadir un valor diferencial a sus herramientas de IA, antes de que los clientes empiecen a preguntarse si están obteniendo un rendimiento adecuado por el dinero que se están gastando en una tecnología que supuestamente iba a ser una auténtica revolución.

Copilot frente a ChatGPT

Copilot, el asistente de inteligencia artificial que incluye el paquete de Microsoft 365, es el que más usuarios ha registrado hasta ahora, después de que la compañía lo pusiese a disposición del público —en Estados Unidos— en noviembre de 2023. Se trata de una versión de la herramienta de IA que funciona junto con el conjunto de aplicaciones empresariales de Microsoft: Word, Outlook o Teams.

La acogida que ha tenido el asistente hasta ahora ha sido entre tibia y ligeramente positiva, según han señalado los empleados de la firma de Redmond que han hablado con Business Insider.

Al parecer han aparecido los problemas habituales que suelen tener los productos de Microsoft: algunos consumidores están utilizando versiones antiguas de productos como el servicio de correo electrónico Outlook y esperan que la inteligencia artificial de Copilot funcione con un software algo anticuado.

Pero los trabajadores de la tecnológica han indicado a Business Insider que las comparaciones con ChatGPT han seguido produciéndose, puesto que se trata de una herramienta que —hasta cierto punto— ha sido impulsada por la propia Microsoft. 

Microsoft e IA.

La versión "profesional" de Copilot utiliza datos de clientes internos para ayudar a proporcionar asistencia automatizada a los empleados que realizan tareas como resumir reuniones.

Para ello, recopila dicha información sensible a partir de fuentes como el software de colaboración SharePoint, de Microsoft. En ocasiones, eso significa que las respuestas no son tan rápidas o exhaustivas como las de un chatbot gratuito basado en consultas web, como ChatGPT, que ha sido entrenado con información de todo internet.

Los trabajadores de Microsoft han declarado a Business Insider que los consumidores que afirman que Copilot no sale bien parada al compararla con ChatGPT simplemente no entienden cómo funcionan estos productos.

Así lo ha defendido el propio Jared Spataro, vicepresidente corporativo de inteligencia artificial en el trabajo de Microsoft, en una entrevista para Business Insider organizada por la compañía.

Copilot se basa en lo que Microsoft denomina el modelo Azure OpenAI, una tecnología que toma los principales modelos GPT de la desarrolladora de ChatGPT y les añade capacidades adicionales. 

Estos modelos GPT le proporcionan a Copilot una amplia base de conocimientos. Los asistentes de la firma de Redmond se asientan sobre esa base y aprovechan los datos privados de los clientes para ofrecer un apoyo a medida en situaciones de trabajo específicas. 

Según explican los empleados de la tecnológica, ese sistema tiene más restricciones que ChatGPT. Por ejemplo, solo accede temporalmente a datos internos y los borra después de cada consulta.

Enseñar a los clientes a preguntar

Otro problema que afronta Microsoft es que a los usuarios no se les suele dar bien escribir prompts, apuntan sus propios trabajadores. Se trata de instrucciones específicas que sacan el máximo partido de los modelos de IA y los chatbots. Ha surgido incluso un nuevo puesto de trabajo para cubrir esta necesidad, conocido como ingeniería de peticiones.

"Es un copiloto, no un piloto automático, tienes que trabajar junto a él", ha expresado un empleado de Microsoft a Business Insider.

La respuesta que da una herramienta de inteligencia artificial solo puede ser tan buena como la pregunta que se formula. "Si no haces la pregunta correcta, hará todo lo posible por darte la respuesta correcta y puede llegar a dar por hecho determinadas cosas", ha añadido esta persona.

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees? Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

Uno de los trabajadores ha asegurado que Microsoft ha contratado a su socio, BrainStorm, para producir vídeos de formación para ayudar a sus consumidores a redactar mejores indicaciones para Copilot. Microsoft y BrainStorm se han negado a hacer comentarios al respecto de este posible acuerdo.

Algunos clientes de la firma de Redmond incluso han creado sus propios equipos internos para ayudar a formar al personal sobre cómo hacer el mejor uso de estas herramientas de IA.

Spataro ha señalado que Microsoft ha dedicado mucho esfuerzo a proporcionar soporte para la ingeniería de peticiones dentro del propio producto Copilot para Microsoft 365, por ejemplo, con preguntas frecuentes y ejemplos de peticiones.

Copilot "profesional" frente a Copilot "web"

Una posible causa de confusión para los clientes de Microsoft es que existe una versión "profesional" de Copilot, para Microsoft 365, y una versión "web" de la herramienta.

La versión "web" genera resultados similares a ChatGPT y se ejecuta de forma parecida. Mientras tanto, la versión "profesional" es la que utiliza datos privados internos del consumidor para proporcionar respuestas más personalizadas y específicas.

Por ejemplo, un cliente de Microsoft puede utilizar la versión web de Copilot para buscar información pública sobre otro cliente. Luego podría cambiar a la versión de trabajo para averiguar qué información adicional sobre ese cliente está disponible a partir de los datos corporativos internos.

Sin embargo, los empleados de la tecnológica han asegurado a Business Insider que los consumidores no entienden por qué la versión "profesional" no ofrece respuestas tan rápidas o precisas como la versión "web" de Copilot.

Satya Nadella, CEO de Microsoft.

Spataro, el vicepresidente corporativo de IA en el trabajo de Microsoft, ha indicado que su compañía ya ha tomado medidas para ayudar a los clientes a entender cómo funcionan las diferentes versiones de Copilot. 

Por ejemplo, Microsoft está introduciendo un interruptor para que sus consumidores puedan cambiar entre la versión "web" y la versión "de trabajo" de Copilot, para ayudarles a entender qué conjunto de datos —bien sea internet o bien sean sus documentos internos almacenados dentro de SharePoint— se están consultando.

"Copilot para Microsoft 365 es diferente a cualquier otra experiencia de IA en el trabajo, con una comprensión profunda de tu trabajo y organización que combina modelos de primera línea, la web y sus datos empresariales para habilitar nuevos escenarios que impactan directamente en el resultado final de una manera que no era posible antes de la IA generativa", ha defendido Spataro.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.