Pasar al contenido principal

Cómo hacer ricos helados caseros y que además sean saludables

Hacer helado en casa
Getty Images

  • Tomar un helado es una buena solución para aliviar el calor de esta época y refrescarte un poco.
  • Además, no sólo tienes la opción de comprarlos en el supermercado o pedirlos en un bar o restaurante, también puedes hacerlos en casa.
  • La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece algunos consejos para preparar helados caseros que sean buenos para la salud.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Para combatir las altas temperaturas del verano siempre es buena idea tomar helados y refrescarte con ellos. Lo habitual es comprarlos en el supermercado, pedirlos en un bar o restaurante o acudir a una heladería para comer uno mientras das un paseo.

Otra posibilidad que no todo el mundo tiene en cuenta es la de prepararlos en casa. Si tienes una heladera resulta muy sencillo, aunque también un robot de cocina o una batidora son herramientas adecuadas para hacer un helado.

Un helado base está compuesto por 500 mililitros de leche entera, 150 gramos de azúcar y 4 yemas de huevo, más los sabores que prefieras: fresa, frutas del bosque, vainilla...

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) explica en una publicación como realizar helados en casa que sean buenos para la salud, de forma fácil y con alternativas para diabéticos y celíacos.

Leer más: Más de la mitad de los pacientes con coronavirus siguen teniendo problemas neurológicos 3 meses después, según acaba de revelar un estudio

Por ejemplo, los celíacos pueden disfrutar de un helado pero teniendo cuidado con el chocolate y el cacao, ya que pueden contener gluten. Los intolerantes a la lactosa deben sustituir la leche entera por una sin lactosa.

Los diabéticos tienen que evitar el azúcar y utilizar un edulcorante que aguante bien el calor del procesado. La estevia, el ciclamato y el acesulfame son buenas opciones. También el xilifol o azúcar de abedul, ya que no sube el nivel de azúcar en sangre y además evita la formación de cristales de hielo, lo que le convierte en una gran alternativa para fabricar helados.

Cómo hacer un sorbete de fruta

Esta es una de las opciones más saludables si quieres hacer un helado casero con bajo contenido de grasa y azúcar. La base de estos sorbetes es el agua que contiene la fruta, por lo que puedes renunciar a la lactosa del helado tradicional.

Hay que utilizar fruta madura, ya que aporta dulzor y así no es necesario emplear azúcar. La fruta se bate y se hace igual que con el helado base: sacar y batir la mezcla cada 30 o 40 minutos. Después, esta misma mezcla se puede meter en moldes para polos.

Leer más: Transparentes, capaces de autodesinfectarse o conectadas a tu móvil: así serán las mascarillas que llevarás en el futuro

Un sorbete de limón y clara montada también es muy saludable en esta época, y es fácil de preparar si dispone de un robot de cocina. Sólo tienes que congelar algunas porciones de tu fruta preferida, añadir al robot de cocina 4 claras de huevo y 300 gramos de fruta con la mariposa de montar, y esperar unos pocos segundos para obtener la crema helada.

Y además