Pasar al contenido principal

El precio del petróleo se ha disparado: qué puede pasar con la reunión de la OPEP en el horizonte y el conflicto entre EE.UU. e Irán

Trabajadores de una refinería de petróleo
Reuters
  • El Brent subió un 5% la semana pasada, hasta superar los 66 dólares el barril, y el crudo estadounidense subió un 10%, tras la escalada del conflicto entre Estados Unidos e Irán.
  • Con la reunión de la OPEP a la vuelta de la esquina y estas tensiones geopolíticas que cada vez ejercen más presión, hay muchas dudas sobre qué se puede esperar a partir de ahora para los precios del crudo.
  • los miembros serán “cada vez más explícitos para apoyar los precios a niveles más consistentes con su punto de equilibrio fiscal, es decir, alrededor de los 70 dólares por barril”, según Lombard Odier.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El precio del petróleo sigue sujeto a una importante volatilidad en los últimos días. El Brent subió un 5% la semana pasada, hasta superar los 66 dólares el barril, y el crudo estadounidense subió un 10% después de que Irán derribara un avión teledirigido estadounidense el jueves en el Golfo, sumándose a las tensiones alimentadas por los ataques a petroleros en el área en mayo y junio. 

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apuntó contra el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, y otros altos funcionarios iraníes con sanciones, dando un paso sin precedentes para aumentar la presión sobre Irán tras la caída del avión teledirigido por Teherán. ¿Cómo repercute todo esto al oro negro?

Stephen Innes, socio gerente de Vanguard Markets, indica que “los operadores han reducido sus probabilidades de una escalada inmediata entre EE.UU. e Irán en este lugar siempre en llamas”. Con todo, la realidad es que el crudo sigue revalorizándose hasta alcanzar su nivel máximo de los últimos dos meses. 

El entorno volátil en el que se sitúa no ha desaparecido, sino que se ha incrementado. Con la reunión de la OPEP a la vuelta de la esquina y estas tensiones geopolíticas que cada vez ejercen más presión, hay muchas dudas sobre qué se puede esperar a partir de ahora para los precios del crudo.

En primer lugar, se estima que la oferta se mantenga relativamente ajustada, ya que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, incluyendo a Rusia, una alianza conocida como OPEP+, parece probable que lleguen a un acuerdo para frenar la producción cuando se reúnan el 1 y 2 de julio en Viena.

En sus últimos informes, la Asociación Internacional de la Energía (AIE) revisó a la baja su pronóstico de crecimiento de la demanda a 1,3 millones de barriles diarios. El Informe de Productividad de Perforación de Estados Unidos publicado por la Administración de Información de Energía estadounidense mostró cierta aceleración en el crecimiento en mayo, pero los meses anteriores han sido revisados a la baja, lo que concuerda con su opinión de que “EE.UU. se encuentra en una amplia pausa en el primer semestre”. 

¿Cómo puede afectar esto a los mimbres de la OPEP, teniendo también en cuenta el incremento de tensión entre Estados Unidos e Irán? Para los expertos de Lombard Odier, el cártel estaría dispuesto a actuar para “gestionar la desventaja si es necesario”. Los recientes comentarios de los representantes saudíes han confirmado esta opinión. 

Para leer: Así ven los analistas la última escalada del precio del petróleo: con la atención fijada en Irán y Libia

¿Precio objetivo?

Invertir en petróleo
Skeeze / pixabay

Con la próxima reunión de la OPEP programada para los próximos días 25 y 26 de junio, los expertos de la gestora consideran piensan que los miembros serán “cada vez más explícitos para apoyar los precios a niveles más consistentes con su punto de equilibrio fiscal, es decir, alrededor de los 70 dólares por barril”

En base a la evolución de la demanda, el último informe de Crédito y Caución coincide con este mismo análisis y prevé que el precio del petróleo debería situarse durante 2019 y 2020 en la banda de los 70 a 80 dólares y superar los 88 en 2025

“La tendencia subyacente de los precios es al alza debido a la creciente demanda de energía a medida que las economías emergentes continúen desarrollándose. Incluso si se persiguiese una transformación energética agresiva, que fomentase una mayor eficiencia energética y el suministro de recursos renovables, la demanda de petróleo crecería”, explica el informe.

Sin embargo, estos expertos advierten que la volatilidad de los precios del crudo será alta, claramente superior a la prevista anteriormente. El mercado se ha caracterizado durante mucho tiempo por las bajas elasticidades de precios tanto en el lado de la demanda como en el de la oferta, pero esto puede estar cambiando. 

Esto es “especialmente cierto en lo que respecta a la oferta”, explica el informe. El creciente papel de los productores de petróleo de esquisto está modificando la capacidad de la OPEP para fijar los precios mundiales a través de restricciones de producción. Esto implica que “los precios deberían ser más estables”, concluye. 
 

Y además