Cómo reclamar el dinero que has prestado por transferencia y que no te quieren devolver

Un hombre revisa su tarjeta bancaria y el móvil
Getty
  • Prestar dinero a un amigo o familiar es siempre una buena acción, aunque en ciertas ocasiones pueden surgir problemas.
  • A continuación, se detalla cómo debes reclamar el dinero que has prestado por transferencia y que no te quieren devolver.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Cuando un amigo o familiar se encuentra en dificultades económicas puede surgir la necesidad de prestarle dinero.

Se trata de una buena causa que no tiene por qué traer problemas, ya que lo normal sería recibir la devolución del dinero en las condiciones que se pactaron.

Sin embargo, tampoco hay que perder de vista que pueden surgir ciertas situaciones desagradables a la hora de devolver el montante prestado, sobre todo si no se firmó un contrato con las condiciones.

Que no exista un contrato de préstamo por escrito es lo que acabaría generando problemas. En estos casos muchos prefieren dar la suma por perdida y no entrar en discusiones con personas cercanas.

Pero aunque no firmaras ningún contrato debes saber que recuperar el dinero es posible: la ley está de tu parte. Eso sí, vas a tener que demostrar de algún modo que prestarte esa cantidad.

Según expone el despacho de abogados Echeandia & Alevito en un artículo publicado en La Información, la realidad de dicho préstamo se puede demostrar de diferentes maneras.

Lo más sencillo es que el dinero se haya enviado mediante transferencia bancaria. De este modo, resulta suficiente con el documento de la propia transferencia para efectuar la reclamación.

En otros casos también puede valer con los ingresos en cuenta del amigo o familiar que recibió el dinero, y en las situaciones más difíciles basta con el testimonio de una persona enterada del pacto.

El Artículo 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil es el que recoge que debe ser aquel que prestó el dinero la persona encargada de demostrar que la operación se efectuó finalmente.

También es importante tener en cuenta los plazos. Cuando se hace un préstamos surgen 2 posibilidades: que se establezca una fecha tope en la que devolver el dinero o que no exista un límite.

Este último ejemplo es el que suele generar más controversia, pues la persona que recibió la ayuda puede argumentar que no se impuso ningún plazo máximo para hacer la devolución.

Sin embargo, la Ley de Enjuiciamiento Civil señala que en estos casos el dinero ha de devolverse en cuanto el prestamista lo exija. 

Desde Echeandia & Alevito recomiendan llegar a un acuerdo con el prestatario, ya que de este modo el cauce para recuperar el dinero es menos engorroso.

Pero en caso de que sea imposible llegar a un punto de acuerdo y el amigo o familiar no atiende la reclamación será necesario acudir a la vía judicial para recuperar el dinero, presentando las pruebas anteriormente citadas como válidas.

Otros artículos interesantes:

Los bancos y cuentas que ofrecen transferencias bancarias sin comisiones

Así puedes aprovechar el dinero de la herencia para pagar el Impuesto de Sucesiones

Llegó a perder 5.000 millones de euros en un solo día, pero ahora es un gurú del bitcoin: Michael Saylor, el 'rey del dinero eléctrico'

Te recomendamos

Y además